Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 112.099 libros, 24.634 autores y 90.541 usuarios registrados

Cómo ser un booktuber y crear tu canal de reseñas literarias en YouTube

AutorYolanda Galiana el 6 de abril de 2022 en Divulgación
  • YouTube anida en su plataforma una comunidad dedicada en exclusiva al mundo de los libros.
  • Te presentamos una práctica guía para convertirte en creador de contenido en BookTube.

Chica colocando móvil en aro de luz

YouTube es una web de vídeos que alberga en su plataforma una cantidad apabullante de contenido. Desde que se creara en 2005 ha ido evolucionando y haciendo hueco a diferentes comunidades interesadas en los temas más diversos: historia, política, artes, videojuegos, música, literatura… Fue alrededor de 2014 cuando los amantes de los libros empezaron a hacerse oír en YouTube, dando pie al surgimiento de lo que a día de hoy conocemos como BookTube (fusión de book —libro en inglés— y el nombre de la web).

El fenómeno se inició en países de habla inglesa pero poco a poco fue ampliándose a otros idiomas como el español. Ante la necesidad de compartir con otros sus lecturas y sus impresiones los lectores empezaron a subir videoreseñas a YouTube: comentaban qué habían estado leyendo, lo que les había parecido, si lo recomendaban… Así fueron los inicios de esta comunidad convertida ahora en una de las más potentes plataformas de divulgación literaria.

Si llevas años siguiendo la trayectoria de otros booktubers y tú también quieres probar a serlo pero no sabes por dónde empezar, aquí encontrarás una guía paso a paso con la que crear tu propio canal y dar rienda suelta a tu amor por los libros.

Consume BookTube

Una de las claves principales para convertirte en booktuber es haber visionado mucho contenido de la comunidad literaria de YouTube. Hay creadores de todas las edades y con gustos lectores de lo más variado, aunque cierto es que lo que más vas a encontrarte son cuentas de gente joven compartiendo literatura de narrativa juvenil. Que esto no te desespere si no es tu género favorito, pues si buscas atentamente estamos seguros que encontrarás canales que se acoplen a tu perfil lector (hay cuentas centradas en literatura contemporánea, histórica, fantástica, ciencia ficción…).

Toma notas del contenido que se comparte en la red y fórmate una idea del tipo de vídeos que vas a querer subir a tu canal: ¿van a ser reseñas?, ¿prefieres centrarte en recomendar lecturas?, ¿participarás en juegos y retos literarios? Por encima de todo es esencial que te familiarices con la jerga literaria de YouTube: si no entiendes el lenguaje que se utiliza en el mundillo tu entrada en él te resultará muy complicada.

Crea una cuenta

Una vez te has empapado de todo lo que se cuece en BookTube es momento de crear tu propio canal. Este es un paso primordial del proceso, pues debes elegir todo cuidadosamente ya que a partir de ahora todo ello formará parte de tu marca en YouTube.

Tómate tu tiempo configurando la cuenta adecuadamente y presta atención al más mínimo detalle. El nombre del canal es recomendable que contenga algo relacionado con los libros ya que así será más fácil que aparezcas recomendado a gente interesada en BookTube; también es muy importante la descripción del canal así como tu logo.

Antes de pasar al siguiente paso cerciórate que tienes claro cómo se va a estructurar tu cuenta, qué clase de vídeos vas a compartir, a qué público te vas a dirigir… Tener todo esto en mente evitará que te agobies una vez comiences a subir contenido.

Consigue el equipo necesario y comienza a grabarte

Ya tienes el canal y ahora te falta lo más importante: hacerte con todo el equipo necesario para sacar adelante los vídeos. El kit tecnológico con el que deberás contar es a grandes rasgos: ordenador para poder subir el contenido, una buena cámara y un trípode para sujetarla, un micrófono que capte tu voz de la forma más clara posible, focos que mejoren la iluminación de la estancia…

Claro está que para ser booktuber no es primordial que el equipo que manejes sea lo mejor del mercado, pero cuanta mayor sea su calidad mejor contenido podrás subir a tu canal. No te obsesiones con este paso: los booktubers que más éxito han alcanzado comenzaron grabándose con el móvil. Céntrate en la calidad de los propios vídeos, el resto ya llegará después.

¿Ya lo tienes todo? ¡Ahora a ponerse delante de la cámara! Grábate sin intención de subirlo: di lo que te nazca, sin guion alguno, para ver cómo te sientes frente a los focos. Una vez hechos un par de vídeos estúdialos y toma nota de lo que crees que es mejorable: tu postura, tu vocalización, la estructura de lo que dices, tu tono de voz, el volumen…

Fórmate en edición de vídeos

Esta parte también es fundamental en el proceso y de ella dependerá en gran medida la calidad de tus vídeos. Si no te manejas muy bien con los programas de edición no te preocupes, nadie nace aprendido. Internet está lleno de tutoriales para personas como tú. Tanto YouTube como muchas otras páginas tienen guías que te facilitarán el aprendizaje de diversos programas de edición de vídeos. Entre todos ellos elige uno que se ajuste a tu bolsillo —los hay gratuitos, otros son de pago— y a tus conocimientos de informática.

Las habilidades que consigas aprender harán que tus vídeos sean mucho más atractivos para el público. Los efectos, las transiciones, unos buenos cortes en los momentos adecuados, la música de fondo, los subtítulos… Todo añade dimensión a tu contenido.

Preséntate y empieza a subir contenido

Ya está todo listo para que comiences a colgar vídeos en tu canal. Te recomendamos que lo primero que subas sea una presentación en la que expliques quién eres, qué te ha llevado a abrirte un canal de YouTube y, sobre todo, qué tipo de vídeos vas a compartir.

Antes de grabar cualquier vídeo ten en cuenta que cuanto más planificado esté menos errores cometerás. Eso sí, no pierdas de vista que tiene que quedar natural. Si es necesario que te pongas más de una vez ante la cámara, hazlo: si parece que en lugar de hablar estás leyendo tu contenido perderá frescura.

Ahora al meollo del asunto: ¿qué contenido subo? Eso ya dependerá completamente de ti y de tus gustos. A la hora de hacer reseñas asegúrate que el vídeo contiene la información más relevante: información básica del libro (título, autor, editorial, género, número de páginas…), un resumen de la trama, los puntos fuertes y los débiles y una conclusión recomendándolo o no.

Si también te apetece explorar otro tipo de vídeos puedes hacer booktours (grabar tus estanterías y comentar cómo las organizas, por ejemplo), sumarte a booktags (responder a preguntas literarias que giran en torno a un tema en concreto), grabar entrevistas con autores u otros creadores de contenido, hablar de tus últimas compras literarias, comentar tus mejores y peores lecturas del mes… ¡Las posibilidades son infinitas!

Y hasta aquí llegaría nuestra guía para convertirse en booktuber. Recuerda subir vídeos con cierta periodicidad —elige un día de la semana e intenta llegar a tu objetivo marcado— y compartir tus vídeos en las redes sociales para que su alcance sea mayor. Y ahora que está todo listo ha llegado el momento. Luces, cámara… ¡y acción!

Yolanda Galiana

Lectora empedernida desde que tiene uso de razón. Disfruta perdiéndose entre las hojas de cualquier buena historia que caiga en sus manos y compartiendo las reseñas de sus lecturas en su propio blog literario, donde da rienda suelta a sus opiniones.

No se puede comentar esta entrada