Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 111.713 libros, 24.629 autores y 89.752 usuarios registrados

Día Mundial de los Amantes de los Libros: qué es, cuándo y dónde se celebra

AutorYolanda Galiana el 9 de agosto de 2023 en Divulgación
  • Durante el año se celebran muchos días en torno a la literatura: el Día del Libro, el Día de las Bibliotecas, el Día de las Librerías…
  • Entre todos ellos te hablamos del 9 de agosto, el Día Mundial de los Amantes de los Libros.

Mujer sentada en un sofá verde leyendo un libro, frente a ella una mesa con muchos libros apilados

Los amantes de los libros disfrutamos de cada pequeño detalle que tenga que ver con la lectura, desde pasar horas y horas en la librería barajando qué obras comprar, hasta emocionarnos como niños pequeños cuando nuestro autor favorito anuncia su próximo lanzamiento. Y es que la literatura no solo es mágica porque nos otorga la capacidad de viajar a miles de mundos sin movernos del sitio, sino también por todo lo que la rodea. En homenaje a quienes profesamos esta bella pasión por las historias se celebra el Día Mundial de los Amantes de los Libros. Te contamos en qué consiste, cuándo y dónde se celebra y cómo surgió.

Qué es el Día Mundial de los Amantes de los Libros

El Día de los Amantes de los Libros es una fecha en la que se enaltece el poder de la lectura y los múltiples beneficios que quienes la practican obtienen de ella. Entre todos ellos destacan el aumento de vocabulario, el desarrollo de la inteligencia, la reducción del estrés y del deterioro cognitivo, la mejora de la capacidad de concentración, el ejercicio de la memoria, la estimulación de la creatividad, la disminución del insomnio y, cómo no, el hecho de que nos hace más felices.

Además de fomentar la lectura, el Día de los Amantes de los Libros es un llamamiento a dejar de lado todas nuestras preocupaciones, a desconectar de nuestra ajetreada vida por un momento y dedicar tiempo de disfrute a uno mismo. Esta fecha, por tanto, es un alegato a favor de buscar la plenitud en las actividades cotidianas y que nos llenan de alegría. Una manera de entrar en una lectura y evitar distracciones es alejar de nosotros todo tipo de dispositivos electrónicos que, en el día a día, nos mantienen alerta y captan toda nuestra atención. Desconecta el móvil o ponlo en modo avión, ve a un lugar tranquilo —ya sea en tu casa, en el banco de un parque, en una cafetería poco transitada…— y sumérgete de lleno en el libro. ¡Verás qué diferencia!

Cuándo y dónde se celebra el Día Mundial de los Amantes de los Libros

El Día Mundial de los Amantes de los Libros es el 9 de agosto y, aunque el movimiento es más popular en Estados Unidos bajo el nombre Book Lovers Day, poco a poco esta festividad fue extendiéndose al resto de países alrededor del mundo. Ante la expansión de esta celebración, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reconoció su importancia y oficializó la fecha en 1995, otorgándole de este modo reconocimiento.

Entre las actividades que han ido forjándose como tradición en torno al Día Mundial de los Amantes de los Libros se encuentran las quedadas en parques para leer, los actos en bibliotecas públicas, el lanzamiento de descuentos en libros, entrevistas a autores, anuncios de novedades literarias… Además de gozar de eventos presenciales, las redes sociales también se llenan de literatura bajo hashtags como #díamundialamantedeloslibros o #bookloversday. Al entrar en estos espacios el lector puede encontrar recomendaciones de lectura, reseñas, fotografías increíbles de obras, conversaciones muy interesantes sobre autores y su producción, artículos…

¿Y qué más puedes hacer a lo largo del 9 de agosto? ¡Las posibilidades son muchas! Puedes ir a tu biblioteca local y hacerte con esos libros que llevan tanto tiempo en tu lista de pendientes. También puedes regalar una obra —o merchandising literario (marcapáginas, fundas para libros, una edición especial de su título favorito…)— a tu amigo lector, incluso podéis convertir esta acción en costumbre en este día del año. Asimismo, es el momento idóneo para organizar tu biblioteca o ver la adaptación cinematográfica o televisiva de aquella novela que leíste hace tanto tiempo y que te fascinó.

Origen e historia del Día Mundial de los Amantes de los Libros

Aunque no se conoce cuándo, de mano de quién ni dónde surgió la iniciativa del Día de los Amantes de los Libros, sí sabemos el lugar en el que más popularidad tiene esta festividad: Estados Unidos. Fue a partir de su Book Lovers Day que los demás países se hicieron eco y decidieron celebrar también la pasión por la literatura, a pesar de que a lo largo del año ya existían otras fechas como el Día del Libro (23 de abril), el Día de las Bibliotecas (24 de octubre) o el Día de las Librerías (11 de noviembre).

Pese a que el nacimiento del Día de los Amantes de los Libros es un misterio, el concepto de bibliófilo no lo es. Bajo este término, que proviene de la unión entre las palabras griegas «biblion» (libro) y «phili» (amor), se define a toda persona que profesa devoción por los libros, especialmente aquellos que son ediciones raras y, por ende, objetos de coleccionista. La bibliofilia como tal surgió en el Renacimiento, entre los siglos XIV y XV d.C.; es en este período cuando los intelectuales, los humanistas, los reyes y los grandes señores se dedicaron, ya fuera personalmente o mediante otra persona, a buscar por toda Europa manuscritos, incunables, cartas y otro tipo de volúmenes excepcionales.

Más allá de los bibliófilos, que son una clase muy peculiar y específica de amantes de los libros, los apasionados de la lectura existimos desde que empezó a difundirse la literatura gracias a la imprenta, que permitió la difusión de textos y amplió el número de lectores potenciales multiplicando el número de volúmenes y reduciendo el coste de su adquisición. Y aquí estamos, tantos siglos después, disfrutando no solo de la lectura sino también de un día dedicado solo a nosotros. ¿No es maravilloso?

Yolanda Galiana

Lectora empedernida desde que tiene uso de razón. Disfruta perdiéndose entre las hojas de cualquier buena historia que caiga en sus manos y compartiendo las reseñas de sus lecturas en su propio blog literario, donde da rienda suelta a sus opiniones.

No se puede comentar esta entrada