Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 112.099 libros, 24.634 autores y 90.550 usuarios registrados

Alfred Hitchcock presenta…

AutorAlfredo Álamo el 14 de agosto de 2009 en Divulgación

Psycho

Aprovechando las fechas, ayer habría cumplido 110 años el genio del suspense, y que los viernes toca hablar de cine y literatura, creo que no estaría de más dedicarle unas líneas a Alfred Hitchcock.

Hitchcok fue el maestro dentro del género de intriga y suspense durante gran parte del siglo XX, obras como Con la muerte en los talones, Rebeca, La soga, Psicosis o Los pájaros, son verdaderas obras maestras que son capaces, hoy en día, de mantenernos pegados al asiento.

Para comenzar a hablar de la relación de Hitchcock con la literatura nada mejor que una de sus más celebradas, y copiadas, películas: Psicosis. El director inglés se basó en la novela homónima de Robert Bloch, escritor ganador de premios como el Hugo o el Bram Stoker, que se inspiró en el serial killer Ed Gein para crear al personaje que luego encarnaría Anthony Perkins.

Otra gran novela que luego Hitchcock lanzaría al éxito es Rebeca, basada en la obra de Daphne du Maurier, escritora que siempre le dio vueltas a los personajes femeninos cargados de misoginia y cierta perversidad. Yo destacaría dentro de su obra El manzano, una recopilación de relatos de lo más interesante.

Topaz es otra obra basada en un libro, en este caso del escritor americano Leon Uris, y que se adentraba en el mundo de la guerra fría, la alianza ruso-cubana y un baile de espías que Hitchcok no logró convertir en uno de sus mejores trabajos, también bastante limitado por imposiciones desde la Universal.

Tres investigadores

Pero la relación de Hitchcock con la literatura no se limitan a la adaptación de libros para sus películas -o la escritura de sus guiones, que en ocasiones raya a gran altura-, su nombre aparece también en distintos títulos, incluso como personaje de ficción.

Tal es el caso de la serie juvenil Alfred Hitchcock y los tres investigadores, en la que el director aparecía como un importante personaje secundario. Al morir Hitchcock, no volvió a aparecer en los libros y hasta se cambió el título a la serie para pasar a ser simplemente Los tres investigadores.

También, si se tiene cierta edad, podemos recordar una serie de antologías de bolsillo, de cuando se vendían a puñados en los kioskos, con la reconocible silueta de Hitchcock en la portada. Son los famosos libritos de “Alfred Hitchcock presenta”, aprovechando el gran tirón de la serie de televisión del mismo nombre. De todas formas, el director sólo ponía el nombre y ni siquiera escribía las introducciones, pero el efecto psicológico sobre el lector era exactamente el mismo.

El único relato como tal escrito por Hitchcok fue The Murder of Monty Woolley, una cuento publicado en la revista Look en el que se jugaba con los lectores en distintas fotos para averiguar quién era el asesino en cuestión.

Claro que también hay otro buen montón de libros sobre el propio director, su vida, su carrera y su visión sobre el cine. A destacar los libros del también director de cine François Truffaut, uno basado en conversaciones y el otro directamente de análisis. Para los amantes del cine, también acaba de salir un libro escrito por Guillermo del Toro que habla sobre la figura del gran maestro y en el que analiza varias de sus técnicas.

Con todo, tan sólo es una pequeña parte de lo que podríamos contar de uno de los directores de cine que, con toda seguridad, más ha influido en la novela de misterio y suspense actuales.

Autores relacionados Autores relacionados:
Alfred Hitchcock
Daphne du Maurier
François Truffaut
Guillermo del Toro
Leon Uris
Libros relacionados Libros relacionados:
Hitchcock
Hitchcock; Truffaut
Psicosis
Rebecca
Topaz
Alfredo Álamo

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

No se puede comentar esta entrada