Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico
97.314 libros, 22.348 autores y 77.134 usuarios registrados

Las mejores primeras frases de la literatura

Juan Manuel Santiago el 22 de julio de 2013 en Divulgación

Rayuela

Ya hemos hablado largo y tendido de la importancia de las primeras frases. Cierto, el hecho de que una obra de ficción comience con una frase impactante no sirve de nada si el resto no está a la altura, pero resulta innegable que puede ayudar al lector a engancharse.

A principios de la década de 1990, Antonio Muñoz Molina venía de dar sendas lecciones al respecto en dos de sus primeras novelas. Beltenebros comenzaba con una de las frases más redondas y sugerentes de la literatura española reciente (Vine a Madrid a matar a un hombre al que no conocía), y El invierno en Lisboa arrancaba con una de esas frases de un párrafo, propias de la novela negra de toda la vida, que hay que saber degustar y releer (Habían pasado casi dos años desde la última vez que vi a Santiago Biralbo, pero cuando volví a encontrarme con él, en la barra del Metropolitano, hubo en nuestro mutuo saludo la misma falta de énfasis que si hubiéramos estado bebiendo juntos la noche anterior, no en Madrid, sino en San Sebastián, en el bar de Floro Bloom, donde él había estado tocando una temporada). Por eso, cuando ganó el Premio Planeta con El jinete polaco, no perdió ocasión de ironizar con el hecho de que era una novela contracorriente para tratarse de Muñoz Molina: ni enganchaba desde la primera frase ni se leía de una sentada, sentenció el autor. Y con ello daba a entender lo que opinaba de las primeras frases, aunque hubiera sido un maestro consumado en el arte de atrapar desde la primera línea de una narración.

La historia de la literatura está llena de primeras frases impresionantes, y emplazamos al lector, a modo de pasatiempo veraniego, a recordar con nosotros cuáles son sus favoritas. Ponemos tan solo algunos ejemplos de obras que no serían lo que son (o no lo serían en nuestra memoria) si no comenzasen como comienzan:

Rayuela, de Julio Cortázar.
El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez.
El misterio de la cripta embrujada, de Eduardo Mendoza.
Historia de dos ciudades, de Charles Dickens.
Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez.
Anna Karenina, de León Tolstói.
Los intereses creados, de Jacinto Benavente.
La Regenta, de Clarín.
Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez.
Neuromante, de William Gibson.

Como ven, hay muchas maneras de comenzar un libro, desde lanzar una pregunta hasta soltar un spoiler del final, incluir paradojas y contradicciones, antropomorfizar ciudades vetustas o comparar un paisaje portuario con elementos de alta tecnología. Todo es válido y, a juzgar por estos diez ejemplos, todo puede funcionar si se da con las palabras adecuadas.

Este es mi top 10 particular, y los emplazo a buscar las frases de marras, para acentuar la sensación de que esto es un juego. ¿Cuáles son las suyas?

Autores relacionados Autores relacionados:
Antonio Muñoz Molina
Charles Dickens
Eduardo Mendoza
Gabriel García Márquez
Jacinto Benavente
Libros relacionados Libros relacionados:
Ana Karenina
Beltenebros
Crónica de una muerte anunciada
El amor en los tiempos del cólera
El jinete polaco

27
comentarios en “Las mejores primeras frases de la literatura”

  1. El individuo dijo:

    Para mí siempre ha sido y seguirá siendo El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha el mejor inicio de todas las novelas. No sé, tiene un ritmo exquisito. “En un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”

  2. Ana dijo:

    Dos sugerencias: La Metamorfosis de Kafka y En busca del tiempo perdido de Proust.

  3. Ramillos4 dijo:

    Imposible olvidar la primera frase de “Scaramouche” de Rafael Sabatini: “Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese era todo su patrimonio”.

  4. Ángeluis dijo:

    In a hole in the ground there lived a hobbit.

  5. Luis Sánchez dijo:

    “El Charolito sólo se fiaba de su polla” (“Sed de champán”, de Montero Glez).

  6. Inés dijo:

    En mi caso, me quedo con el principio de Orgullo y Prejuicio de Jane Austen:

    “Es reconocida como verdad absoluta aquella que afirma que un hombre soltero dueño de una gran fortuna ha de sentir algún día la necesidad de casarse…”

    Un post muy interesante. Muchas gracias

  7. juan carlos dijo:

    El inicio de “El gran Gatsby” de Scott Fitzgerald tampoco tiene desperdicio

  8. Clara dijo:

    Otra de Gabriel García Márquez, de Cien años de soledad: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de 20 casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo”

  9. Andrea dijo:

    “Pero, dirán ustedes, nosotros le pedimos que hablara sobre las mujeres y la novela – ¿que tendrá eso que ver con un cuarto propio? Intentaré explicarlo.”
    Esta es la primera frase del ensayo “Un cuarto propio” de Virginia Woolf

  10. Sílvia dijo:

    Otro inicio de García Márquez: “Crónica de una muerte anunciada”: El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo.

    Y suscribo el de “Orgullo y Prejuicio”, uno de mis libros de cabecera.

  11. Leo dijo:

    Me senté en la taza del váter sin tapa que había al fondo de la celda para abrillantar los horrorosos zapatos abombados que les entregaban a los que iban a salir en libertad. En mi cabeza resonaba un canto pletórico: «Por la mañana seré libre»[1]

    [1]«Free Man in the Morning» es una canción de la película A Face in the Crowdy dirigida por Elia Kazan y estrenada en 1957.

    Salu2

  12. Erick dijo:

    “Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una seria
    excusa: esta pe rsona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona
    mayor es capaz de entenderlo todo, hasta los libros para niños.”
    El Principito…

  13. Ángel dijo:

    Un grande
    “Memorias del subsuelo.” F.Dostoievski.

  14. Griselda dijo:

    De Jose Saramago, El viaje del Elefante:
    “Por mas incongruente que le pueda parecer a quien no ande al tanto de la importancia de las alcobas, sean estas sacramentadas, laicas o irregulares, en el buen funcionamiento de las administraciones publicas, el primer paso del extraordinario viaje de un elefante a Austria que nos proponemos narrar fue dado en los reales aposentos de la corte portuguesa, mas o menos a la hora de irse a la cama.”

  15. Rodolfo Rabanal dijo:

    “Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo..Mi madre me lo dijo” Pedro Páramo, de Juan Rulfo.
    “Hace muchas lunas el dólar valía 870 liras y yo tenía treinta y dos años” La Marca de Agua, de Joseph Brodsky.
    “Hoy ha muerto mamá. O quizás ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: Falleció su madre. Entierro mañana.Sentidas condolencias” El Extranjero, de Albert Camus.
    “Pronto, a pesar de todo,estaré por fin completamente muerto” Malone Muere, de Samuel Beckett

  16. F. dijo:

    El inicio de Moby Dick es excelente, con ese aire de misterio tras el “llámadme Ismael”. The sun also rises, de Hemingway, comienza genial. El amante de Lady Chatterley: “la nuestra es esencialmente una época trágica, así que nos negamos a tomarla por lo trágico”.

  17. Marcela dijo:

    “Antes que me hubiera apasionado por mujer alguna, jugué mi corazón al azar y me lo ganó la violencia.” La Vorágine. José Eustasio Rivera

  18. Ana dijo:

    El proceso comienza como sigue:

    “Alguien debe haber estado contando mentiras sobre Joseph K., porque sin haber hecho nada malo un buen día lo detuvieron”.

  19. Jorge dijo:

    No he querido saber, pero he sabido que una de las niñas, cuando ya no era niña y
    no hacía mucho que había regresado de su viaje de bodas, entró en el cuarto de
    baño, se puso frente al espejo, se abrió la blusa, se quitó el sostén y se buscó el
    corazón con la punta de la pistola de su propio padre, que estaba en el comedor
    con parte de la familia y tres invitados. Corazón tan blanco. Javier Marías.

  20. marilina dijo:

    “Fue el momento más feliz de mi vida, y no lo sabía” ORHAN PAMUK, El museo de la inocencia.
    Grandiosa novela.

  21. Alicia dijo:

    Yo me quedo con Dickens, en “Historia de dos ciudades”, que parece que esté escrito a propósito de la actual situación que padecemos: “Era el mejor y el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura: la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo.”

  22. Montecristo dijo:

    Sinuhé El Egipcio de Mika Waltari tiene una primera página que te agarra y no te suelta. Mi preferido es La Conquista de Alejandro Magno de Steven Pressfield:
    “Siempre he sido un soldado.No he conocido otra vida.He seguido la llamada de las armas desde la infancia.Nunca he buscado otra”.

    Saludos.

  23. Mayra Cabrera dijo:

    “El hombre de negro huía a través del desierto y el pistolero iba en pos de él…” De La Torre Oscura 1, de Stephen King. Esa primera línea incluso podría ser un microrrelato, es perfecta y redonda.

  24. Fina Nieto Ramón dijo:

    “Estábamos en la sala de estudio cuando entró el director, seguido de un «novato» con atuendo pueblerino y de un celador cargado con un gran pupitre. Los que dormitaban se despertaron, y todos se fueron poniendo de pie como si los hubieran sorprendido en su trabajo.” “Madame Bovary”, de Flaubert.

    ¿Una obra teatral? “La vida es sueño”, de P. Calderón de la Barca.
    “Sale en lo alto de un monte Rosaura en hábito de hombre de camino, y en representando los primeros versos va bajando.
    Rosaura: Hipogrifo violento,
    que corriste parejas con el viento,
    ¿dónde, rayo sin llama,
    pájaro sin matiz, pez sin escama,
    y bruto sin instinto
    natural, al confuso laberinto
    desas desnudas peñas
    te desbocas, te arrastras y despeñas?”

  25. Verónica Capelllino dijo:

    “Belinda, trepada en la veleta, miraba distraída los techos de Hualacato, ese pueblo perdido entre la cordillera, el mar y las desgracias”

    Daniel Moyano; El vuelo del tigre; Madrid, Bs.As.; México; Legasa; 1981

  26. Maga dijo:

    ¿por qué ladra tanto el palomo? en Los de Abajo de Mariano Azuela

  27. Vladimir Bravo Artunduaga dijo:

    “La mujer que tiene los pies hermosos nunca podrá ser fea!… /Comienzo del breve y lúcido poema: Pies hermosos, de Mario benedetti

Añade un comentario


Lee lo siguiente antes de aceptar tu comentario:

Debes tener en cuenta que se requiere corrección ortográfica y gramatical:
- No se admite lenguaje sólo en mayúsculas o minúsculas.
- No se admite lenguaje SMS o abreviado: Frases completas y con sentido.


Política de Privacidad

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Ontecnia Media Networks S.L., cuya finalidad será la gestión y mantenimiento de las relaciones comerciales con nuestros clientes y usuarios y la atención de consultas, sugerencias o dudas en relación con nuestros productos o servicios. Cuando expresamente se indique, los datos marcados con un asterisco (*) serán obligatorios, sin los cuales no podremos tramitar este servicio. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como al envío de comunicaciones comerciales relativas a nuestros productos o servicios. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a cualquiera de las direcciones indicadas en la Información Legal.

Gracias por tu colaboración.


Lecturalia Lecturalia