Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 112.081 libros, 24.633 autores y 90.533 usuarios registrados

¿Cómo experimentaron la lectura las civilizaciones antiguas?

AutorElena Martínez el 23 de diciembre de 2020 en Divulgación
  • La aparición de la escritura es una señal inequívoca del progreso de la humanidad.
  • Los primeros sistemas de escritura aparecieron y evolucionaron de manera similar en dos de las civilizaciones más relevantes y antiguas de la historia.

Escritura sobre tabla en relieve

La aparición de los primeros sistemas de escritura supuso una revolución sin precedentes en la historia de la humanidad. Hasta entonces, las primeras comunidades de seres humanos que convivían de una manera grupal y cohesionada se comunicaban mediante el habla, gestos, sonidos y movimientos comunes entre ellos para referirse a aquello que les rodeaba.

Estos nuevos mecanismos aparecieron y evolucionaron de manera similar en dos de las civilizaciones más relevantes y antiguas de la humanidad: la civilización egipcia y mesopotámica, siendo esta última la más determinante. Hacia finales de la conocida como Fase Uruk (3500-3200 a.C), aparecieron los primeros documentos escritos en forma de pictogramas en Mesopotamia, los cuales solían referirse a registros de cuentas y listados de contabilidad. El cuneiforme, interpretado como sumerio, se desarrollaría a partir de estos mismos pictogramas durante el periodo sucesivo conocido como Uruk III, que comprende los años 3200-2900 a.C.

Este sistema de escritura cuneiforme se desarrolló inicialmente sobre tablillas de arcilla húmeda, mediante un tallo vegetal biselado llamado cálamo. Posteriormente, también comenzaría a escribirse sobre piedra y metal. El término cuneiforme, proviene del latín cuneus, por la forma de cuña de las incisiones sobre las tablas de arcilla.

La aparición de la escritura, las majestuosas y complicas edificaciones de su tiempo, el uso de materiales importados, la fabricación de obras de arte, así como un incremento de la población, nos reflejan las señales inequívocas de que la civilización mesopotámica, atravesó durante este periodo sus años más dorados, creándose importantes comunidades urbanas provistas de estructuras socioeconómicas bien desarrolladas.

Sin embargo, no solo la escritura llevó a estas civilizaciones a lo más alto, ya que el comercio, la guerra y la administración gubernamental tuvieron un papel decisivo, pero no por ello debemos dejar de resaltar la importancia, casi vital, del papel de la escritura y la lectura en el avance de estas sociedades.

Aunque hoy en día prácticamente toda sociedad medianamente desarrollada tenga acceso a la escritura y la lectura, en la época de la aparición de la escritura cuneiforme, solo unos pocos privilegiados aprendían a escribir así como a interpretar estos escritos. El aprendizaje, que solo estaba reservado para ciertas élites, comenzaba desde temprana edad, donde el maestro, denominado Ummia, guiaba al joven en la instrucción del noble arte de la escritura. El iniciado, también contaba con la ayuda de un estudiante de mayor edad, el cual lo asistía cuando el maestro no podía hacerlo.

En primera instancia, el estudiante debía aprender cómo hacer una tablilla y utilizar la cuña. Una vez aprendido esto, asimilaba todo un conjunto de signos elementales, los cuales tenía que representar a la perfección. De esta forma, se aseguraba de que podría escribir aquello básico para poder comunicarse. Cuando el estudiante ya dominaba esta técnica, ya podía pasar a la siguiente fase, es decir, comenzaba a aprender y escribir en lengua sumeria.

 escritura cuneiforme sobre tablilla

Si bien es cierto que en su gran mayoría fueron hombres, algunas mujeres también participaron en esta primera expansión de la escritura, dado que en muchos palacios la figura del escriba estaba ocupada por una mujer. El hecho de que durante años los jóvenes fuesen aprendiendo y convirtiéndose en escribas, permitió y facilitó la expansión de la escritura, así como un enriquecimiento cada vez mayor de la cultura.

En definitiva, la aparición de la escritura permitió recopilar y dejar por escrito, toda una serie de avances para la humanidad. Cientos de poemas épicos, oraciones, textos didácticos, leyes milenarias como el famoso código de Hammurabi, textos sobre medicina, cirugía, costumbres, reinados, guerras, y un largo etc. Así pues, podemos afirmar que todas las culturas occidentales y buena parte de las orientales, fueron influenciadas por la sociedad mesopotámica, y por los aportes culturales que de ella florecieron.

Elena Martínez

(Valencia, 1995) Periodista, amante de las letras y de la tecnología. Siempre hay tiempo para perderse entre las páginas de un buen libro. Sueña con escribir el suyo propio.

No se puede comentar esta entrada