Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 112.184 libros, 24.635 autores y 90.711 usuarios registrados

Varios actores unen sus fuerzas para salvar la casa de J.R.R. Tolkien

AutorElena Martínez el 16 de diciembre de 2020 en Noticias
  • Los actores que han interpretado a los personajes de Tolkien quieren convertir su casa en un museo.
  • Tienen tres meses para recaudar 5,4 millones de dólares y poder comprar el inmueble.

Fachada de la casa de Tolkien en Oxford

Las mejores historias empiezan a escribirse en cualquier lugar, y si no que se lo digan a J.K Rowling, que empezó a construir todo un mundo de ficción en servilletas de papel. Resulta que la inspiración llega cuando tiene que llegar, y hay que saber cazarla. Y así lo han hecho los grandes escritores, ya sea en un viaje en tren, en un banco del parque o en el cobijo de una casa.

Muchos de estos lugares, donde han comenzado a gestarse las grandes historias que copan las listas de más vendidos del panorama editorial, se han convertido en lugar de culto y peregrinación. Sin ir más lejos, el número 20 de Northmoor Road en las afueras de Oxford, Inglaterra. Allí vivió el autor británico J.R.R. Tolkien, junto a su esposa y sus cuatro hijos, entre los años 1930 y 1947. Y fue en esa casa en la que escribió el bestseller El Hobbit, y la mundialmente famosa trilogía de El señor de los anillos.

Este mismo enclave se ha convertido en todo un proyecto de micromecenazgo para comprar, restaurar y convertir la propiedad en un museo. La iniciativa ha sido bautizada como Project Northmoor (Proyecto Northmoor) y sus propulsores son algunos de los actores que han dado vida a los personajes de Tolkien en la gran pantalla. Entre estas personalidades se encuentran Ian McKellen (Gandalf en El señor de los anillos), Martin Freeman (Bilbo en El hobbit) o la cantante Annie Lennox (intérprete de la banda sonora ganadora del Oscar por El retorno del rey).

Este elenco de artistas quiere recuperar la casa para convertirla en un centro literario dedicado a los estudios de Tolkien, pues defienden que el autor, a diferencia de otros escritores de su misma talla, no tiene ningún lugar donde reunir a sus fans en torno a sus obras. Para ello han creado un vídeo explicando la iniciativa y una página web a través de la cual colaborar.

Respecto a cómo será el centro literario en honor a Tolkien, los artífices del proyecto todavía no lo han especificado. Lo que sí que han dejado claro es que quieren que sea un lugar cálido donde reine la creatividad y que inspire a nuevas generaciones de escritores, artistas y cineastas. Además, teniendo en cuenta el peso que cada vez más está adquiriendo el mundo de Internet, quieren crear una forma de participación online para aquellas personas que no puedan desplazarse hasta Oxford.

Los actuales propietarios compraron la casa por 1,6 millones de libras en 2004, y su precio se encareció al considerarse como un edificio de segundo grado; una clasificación que se justifica en los esfuerzos que hay que invertir para preservarlo, al ser un lugar de interés. De hecho, cualquier modificación conlleva toda una serie de gestiones gubernamentales.

Se trata de un edificio de dos alturas que cuenta con seis dormitorios, cuatro cuartos de baño, y un salón donde el autor habría escrito la mayoría de sus obras. De la casa de aquél entonces todavía se conservan algunos elementos arquitectónicos, desde suelos de madera hasta chimeneas. Actualmente, el precio del inmueble ronda los 5,4 millones de dólares, que se corresponde a 4 millones de libras, aunque el grupo de activistas pide 6, destinando la diferencia a la adecuación del nuevo espacio.

Para llevar a cabo el plan, los actores juegan con el tiempo en su contra, pues solo disponen de un acuerdo de espera con el propietario de tres meses. Se trata de un periodo relativamente corto para lograr su objetivo, por lo que se han movilizado a través de diferentes plataformas para llegar al mayor público posible. Como incentivo, los fans que donen 25 dólares o más, recibirán un certificado especial y futuros beneficios en función de las donaciones, pues se calcula que si cada fan del autor donase dicha cantidad, logarían su fin sin ningún problema.

Jpbowen / CC BY-SA

Elena Martínez

(Valencia, 1995) Periodista, amante de las letras y de la tecnología. Siempre hay tiempo para perderse entre las páginas de un buen libro. Sueña con escribir el suyo propio.

No se puede comentar esta entrada