Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

90.280 libros, 20.316 autores y 70.867 usuarios registrados

Mario Vargas Llosa ganador del Premio Nobel de Literatura 2010

Alfredo Álamo en el 7 de octubre de 2010 en Literatura, Noticias, Premios Literarios

Mario Vargas Llosa Nobel Literatura

Mario Vargas Llosa es el ganador del Premio Nobel de Literatura 2010, en una decisión que, como todos los años, ha resultado una sorpresa para muchos. Los nombres de Murakami, Pynchon o Cormac McCarthy pesaban mucho, pero al final ha sido Vargas Llosa, un eterno nominado, quien se ha llevado la medalla dorada.

A las 11 de la mañana, hora sueca, se iniciaba el acto en el que el nombre del ganador del Nobel 2010 se iba a dar a conocer. Como ya se hizo el año pasado se podía seguir en directo desde la página web de los Nobel. Poco después saltaba la noticia: había ganado Mario Vargas Llosa no sólo gracias a sus últimas obras sino por el conjunto de su obra y su trayectoria dentro del mundo de las letras.

Mario Vargas Llosa es un nombre referente dentro de la literatura en castellano, la verdad es que dentro de su palmarés, con el Premio Cervantes o el Príncipe de Asturias, tan sólo quedaba el Nobel para completar una trayectoria envidiable.

Mucho se había comentado sobre si su posición política había alejado el premio de Vargas Llosa durante los últimos años, pero finalmente la Academia ha decidido que el autor de obras como La ciudad y los perros, La fiesta del chivo o Pantaleón y las visistadoras -entre otras muchas grandes novelas-, se lleve la medalla a casa. Suponemos que Perú, pese al horario, será en estos momentos una fiesta, así como toda Latinoamérica, donde el autor tiene una verdadera legión de seguidores. En España se celebrará con alegría, hacía veinte años desde que un autor en español fuera galardonado: fue Octavio Paz en 1990.

El año pasado se hizo con el galardón la autora germano-rumana Herta Müller, de quien hemos visto editada casi toda su obra a lo largo del año. Es de esperar que a partir de este momento los libros de Llosa se reediten .

La entrega del Premio Nobel se realizará más adelante, con toda la pompa y boato que requiere la ocasión, a menos que el ganador decida rechazar el premio, como ya hizo Sartre, y dejar huérfano a ese tentador millón de euros con el que está dotado el Nobel de Literatura.

Autores relacionados:
Cormac McCarthy
Haruki Murakami
Herta Müller
Jean-Paul Sartre
Mario Vargas Llosa

Entradas relacionadas:

23
comentarios en “Mario Vargas Llosa ganador del Premio Nobel de Literatura 2010”

  1. magaly dijo:

    Felicito a Mario Vargas Llosa por haber ganado el premio nobel. Los nombres de Murakami, Pynchon o Cormac McCarthy pesaban mucho, pero al final ha sido Vargas Llosa, un eterno nominado, quien se ha llevado la medalla dorada.

  2. florcita dijo:

    chevereeeeee..estamos contigo mario …amix..bye

  3. loreana1975 dijo:

    Felicitaciones, Vargas Llosa, aunque dudo que leas este blog. No he leido sus últimos libros, pero si los clásicos como La tia Julia…, Pantaleón… (juajua) y La Ciudad y los Perros, y realmente me gustaron mucho. Ahora que probablemente se reedite todo lo escrito por él voy a ver si leo algo más. Que recomiendan?

  4. Luis Zúniga Álvarez dijo:

    Aun cuando nunca he tenido los mejores conceptos de Mario Vargas Llosa como político, no puedo dejar de reconocer su gran talento literario. Al escritor Mario Vargas Llosa, muchísimas gracias por permitirnos disfrutar de su imaginación y talento en cada una de sus obras literarias y FELICITACIONES por este gran logro que lo enaltece como una gran figura en el mundo literario mundial. Un abrazo muy fuerte.

    Viva el Perú y viva Mario Vargas Llosa

  5. Mario Vargas Llosa gana el Premio Nobel de Literatura 2010 | Oculus Littera dijo:

    [...] Fuente: Lecturalia [...]

  6. henry dijo:

    SE HACE JUSTICIA. EN BUENA HORA LATINOAMERICA

  7. Rebeca Fernández Alvarez dijo:

    No sólo es justicia ,el talento literario y la fuerza de su pensamiento recibieron un reconocimiento merecido cuando parecía no llegar. Es de celebrar esta decisión. Gloria a Vargas Llosa.

  8. Efrain Leiva Gutierrez dijo:

    Es un reconocimiento a un escritor muy sólido, vital y grande de nuestra américa que tiene obras monumentales como La Guerra del fin del Mundo, El Paraiso en la Otra esquina, Travesuras de la Niña Mala y la Ciudad y los Perros. De el, lei obras que en su momento me dejaron sin aliento, como Conversacion en la Catedral, El Hablador e Historia de Mayta y son memorables sus paisajes y escenas de grandes ciudades y lugares perdidos del amazonas y la Costa Pacífica, y el retrato del alma humana en personajes monumentales de su obra. De verdad, cualquiera de sus novelas es una experiencia única que nos lleva de la mano a la pasión insustituible de la literatura. Bravo¡

  9. alejandra grisel gomes quezada dijo:

    cuantos años estudiastes para se reconosido de uno de los premios que yo considero mas inportantes porque yo creo que apesar de ser viejo sin ofender llegaste a ser importante por ganar el premio novel a literatura te ad miro mucho

    atte:tu gran admiradora

  10. Kimberly dijo:

    Felicito a Mario Vargas Llosa por ser lo que es y por representar al pais y demostrar que el Peru si puede salir adelante.
    Eres un creneo Vargas Llosa te felicito .

  11. Kimberly Soto dijo:

    Apenas tengo 15 años y nose mucho de Mario Vargas Llosa pero estoy aprendiendo y es un genio en la literatura y una persona muy cultay habil. Estoy leyendo la novela La tia Julia y el escribidor y hasta ahora es muy interesante pues me encanta.
    Felicitacionesssss

  12. Carlos Alberto Alarcon Cerna dijo:

    “Nunca antes un escritor peruano tuvo este reconocimientoFELICITACIONES AL ILUSTRE PERUANO MARIO VARGAS LLOSA, paradigma de nuestra juventud”

  13. edu dijo:

    primero, para felicitar al sr. Mario Vargas Llosa por obtener el Premio Nobel de Literatura. he leido varias de sus excelentes obras literarias , las cuales por cienrto son muy buenas, es por ello q sólo se hizo justicia al otorgalo este premio tan impostantisimo….al al enterarme de la noticia em senti feliz como todo peruano creo, pues es un triunfo muy importante para nosotros y america latina, pues despues de 20 años un peruano se hizo presente …. gracias Mario…..

  14. Mariela dijo:

    Felicitaciones a Mario Vargas Llosa y a Perú por este merecido premio.

  15. los magnificos del sasakawa dijo:

    mario tienes un buen talento pero no me gustan tus obras solo pantaleon y las visitadoras soy sancho
    luz mery: el buen progreso que as dado en tu vida

  16. iris,silvia,ines y kevin 4B dijo:

    me parece que es interesante pero creo que tiene demasiadoa realidad en sus obras , entiendo que es su estilo y como ganador del premio nobel de literatura es fantastico e interesante

  17. Icela dijo:

    Hola
    Como homenaje a Vargas Llosa quiero leer todos sus libros. Ya he leído varios pero hace días leí Las ciudad y los perros y tengo una gran duda que ojalá por este medio alguien pueda contestarme: ¿Porqué El Esclavo no va a ver a Teresita si para eso se convierte en soplón? Para mi es casi el “lait motiv” de la novela. Creo que me perdí de algo importante. Ayuda!!!!

  18. manuel dijo:

    mario tus obras son magnifica pero lo que mas me gusta es que tienen un buen mensaje

  19. Kinturray dijo:

    Me alegra mucho que Vargas Llosa obtuviera este gran galardon; No solo por ser un autor latinoamericano y enorgullesernos por ello, sino que tambièn por demostrar su gran talento y prolijidad. Debo decir que a pesar de no compartir para nada sus ideas polìticas me es muy grato saber que este importantisìmo premio recae en las mejores manos. Muchas Gracias Sr. Vargas Llosa por llenarnos con su hermosa literatura.

  20. Jose Miguel Pueyo, psicoanalista dijo:

    José Miguel Pueyo, psicoanalista

    Todo invita a convenir que venía a cuento, al menos desde el punto de mira de lo inconsciente, del Otro que nos habita y que determina cuanto pensamos, hacemos y deseamos, tanto más si uno no se ha analizado, que Mario Vargas Llosa le espetara a Liv Ullmann, que su experiencia con ella en un jurado de cine de Berlín fue sencillamente aterradora.
    Los boletines se hacen eco de que ocurrió así en el conocido programa de la televisión estatal sueca Skavlan, nombre del apellido de su popular presentador Fredrik Skavlan. Los transparentes ojos azules de la musa del malogrado director sueco Ingmar Bergman, produjeron la inquietante impresión de salirse de unas fosas ya cuarteadas por la edad, a lo que la momentánea rigidez de un cuerpo voluminoso y contrario a las sinuosas formas de la juventud, no contribuyó a distender los efectos del sin duda atrevido comentario. No podía ser de otro modo, en realidad, en primer lugar en aquella dama de 72 años, mayor en dos que el osado contertulio, cuando el hispano escribidor apuntó, con voz profunda y clara, que siendo la actriz presidenta de aquel jurado, impuso reglas tan rígidas para evaluar los filmes, que por un tiempo desapareció para él el encanto de las películas, tanto como para pasar a ocuparse únicamente de la luz, de los efectos especiales, del sonido y de la vestimenta.
    Lo que a todas luces puede considerarse como un descomedimiento tuvo como desencadenante una pregunta de Skavlan al escritor que estaba a pocas horas de recibir el premio Nobel de Literatura, ¿por qué escribe usted acerca de las dictaduras? Permítame que le diga, sentenció Vargas Llosa, que la dictadura de Ullmann en aquel jurado berlinés fue llevadera, pero otras dictaduras me han perturbado siempre, a lo que agregó que por ese motivo escribía de ellas.
    Algo, pues, había perturbado la tranquilidad espiritual del renombrado escritor, un trauma, por consiguiente, funda-mental. ¿Inconfesable?, en modo alguno. Nos encontramos ante un escritor, no de los pequeños, ante esa especie de hombres que, a diferencia del común de los mortales, se caracterizan, como acertadamente advirtió Freud, por decir las cosas por su nombre, a alzarse, también, contra los diques de la represión psíquica que atenazan el decir de la mayoría de las personas. De ahí, cómo no, la aparición en escena, de modo simbólico y sintomático al mismo tiempo, del padre, del genitor de más conocido de los escritores de Arequipa. Dijo Vargas Llosa, y con ello recondujo sin duda la amistad con Liv Ullmann, que conoció a su padre cuando creía que estaba muerto. Y sin mediar lapsus alguno de tiempo añadió, ante la expresión atónica de quienes esperan un singular desenlace de una ficción verdadera, que su padre le había producido una experiencia realmente aterradora, incomparablemente peor a la que la que vivió en Berlín por parte de su amigable actriz. ¿Qué podía ser aquello tan terrible? Algunos quizás se llevaron las manos a la cabeza al imaginar que se trataba de las atrocidades sexuales perpetradas por curas católicos en niños indefensos de corta edad. No, nada de eso. Para asombro o desazón de algunos y alivio de otros, Vargas Llosa sacó a relucir a su madre, a su amantísima madre, y el dolor que le causó su padre al sacarle del paraíso en el que vivió diez años con la que le había dado a la luz.
    Como corresponde a la insistencia del Otro, insistencia que no es sino por la ausencia de análisis, el trauma de Mario Vargas Llosa no podía sino reiterarse en el discurso del escritor de aceptación del Nobel de Literatura, reiteración de aquel trauma infantil, de aquella terrorífica experiencia que le condujo, según él mismo subrayó, a la literatura, siendo este arte el que, también según él, le salvó de la opresión que significó la figura del padre.
    Me permito concluir señalando que la reiteración denuncia a las claras, y contrariamente a la opinión del ahora más nunca célebre escritor peruano, que la literatura es en muchos casos más bien un paliativo que una solución acorde con lo Real traumático, incluso el sinthome de James Joyce puede pensarse de ese modo; mientras que la separación que ejerce el padre del alienante paraíso del niño como objeto de la falta que hace deseante al Otro que encarna la madre, lejos de ser patológica, constituye, como es conocido, la condición de la salud psíquica. Todo ello, acontecido, ciertamente, en un tiempo que es el temprano del complejo de Edipo, época en el que la función llamada del padre reclama para bien del sujeto su saludable intervención separadora.

  21. CAROLINA dijo:

    Felicitaciones Mario Vargas Llosa por el haber ganado el premio nobel ya era hora que se te reconozca tu gran aporte a la literatura .
    He leido muchas obras tuyas y sin duda lo seguire haciendo.
    Eres un peruano nacido para triunfar que ha dejado muy en alto a latinoamerica muchas gracias y que sigan los exitos !!!!

  22. jairo dijo:

    gracias Mario Vargas Llosa gracias por darnos esas literaturas tuyas gracias por ganar el premio nobel no te conoceré tanto pero para mi eres el mejor ganador del premio nobel arriba Mario =)

  23. xssniperxdss dijo:

    Todo invita a convenir que venía a cuento, al menos desde el punto de mira de lo inconsciente, del Otro que nos habita y que determina cuanto pensamos, hacemos y deseamos, tanto más si uno no se ha analizado, que Mario Vargas Llosa le espetara a Liv Ullmann, que su experiencia con ella en un jurado de cine de Berlín fue sencillamente aterradora.
    Los boletines se hacen eco de que ocurrió así en el conocido programa de la televisión estatal sueca Skavlan, nombre del apellido de su popular presentador Fredrik Skavlan. Los transparentes ojos azules de la musa del malogrado director sueco Ingmar Bergman, produjeron la inquietante impresión de salirse de unas fosas ya cuarteadas por la edad, a lo que la momentánea rigidez de un cuerpo voluminoso y contrario a las sinuosas formas de la juventud, no contribuyó a distender los efectos del sin duda atrevido comentario. No podía ser de otro modo, en realidad, en primer lugar en aquella dama de 72 años, mayor en dos que el osado contertulio, cuando el hispano escribidor apuntó, con voz profunda y clara, que siendo la actriz presidenta de aquel jurado, impuso reglas tan rígidas para evaluar los filmes, que por un tiempo desapareció para él el encanto de las películas, tanto como para pasar a ocuparse únicamente de la luz, de los efectos especiales, del sonido y de la vestimenta.
    Lo que a todas luces puede considerarse como un descomedimiento tuvo como desencadenante una pregunta de Skavlan al escritor que estaba a pocas horas de recibir el premio Nobel de Literatura, ¿por qué escribe usted acerca de las dictaduras? Permítame que le diga, sentenció Vargas Llosa, que la dictadura de Ullmann en aquel jurado berlinés fue llevadera, pero otras dictaduras me han perturbado siempre, a lo que agregó que por ese motivo escribía de ellas.
    Algo, pues, había perturbado la tranquilidad espiritual del renombrado escritor, un trauma, por consiguiente, funda-mental. ¿Inconfesable?, en modo alguno. Nos encontramos ante un escritor, no de los pequeños, ante esa especie de hombres que, a diferencia del común de los mortales, se caracterizan, como acertadamente advirtió Freud, por decir las cosas por su nombre, a alzarse, también, contra los diques de la represión psíquica que atenazan el decir de la mayoría de las personas. De ahí, cómo no, la aparición en escena, de modo simbólico y sintomático al mismo tiempo, del padre, del genitor de más conocido de los escritores de Arequipa. Dijo Vargas Llosa, y con ello recondujo sin duda la amistad con Liv Ullmann, que conoció a su padre cuando creía que estaba muerto. Y sin mediar lapsus alguno de tiempo añadió, ante la expresión atónica de quienes esperan un singular desenlace de una ficción verdadera, que su padre le había producido una experiencia realmente aterradora, incomparablemente peor a la que la que vivió en Berlín por parte de su amigable actriz. ¿Qué podía ser aquello tan terrible? Algunos quizás se llevaron las manos a la cabeza al imaginar que se trataba de las atrocidades sexuales perpetradas por curas católicos en niños indefensos de corta edad. No, nada de eso. Para asombro o desazón de algunos y alivio de otros, Vargas Llosa sacó a relucir a su madre, a su amantísima madre, y el dolor que le causó su padre al sacarle del paraíso en el que vivió diez años con la que le había dado a la luz.
    Como corresponde a la insistencia del Otro, insistencia que no es sino por la ausencia de análisis, el trauma de Mario Vargas Llosa no podía sino reiterarse en el discurso del escritor de aceptación del Nobel de Literatura, reiteración de aquel trauma infantil, de aquella terrorífica experiencia que le condujo, según él mismo subrayó, a la literatura, siendo este arte el que, también según él, le salvó de la opresión que significó la figura del padre.
    Me permito concluir señalando que la reiteración denuncia a las claras, y contrariamente a la opinión del ahora más nunca célebre escritor peruano, que la literatura es en muchos casos más bien un paliativo que una solución acorde con lo Real traumático, incluso el sinthome de James Joyce puede pensarse de ese modo; mientras que la separación que ejerce el padre del alienante paraíso del niño como objeto de la falta que hace deseante al Otro que encarna la madre, lejos de ser patológica, constituye, como es conocido, la condición de la salud psíquica. Todo ello, acontecido, ciertamente, en un tiempo que es el temprano del complejo de Edipo, época en el que la función llamada del padre reclama para bien del sujeto su saludable intervención separadora.

Añade un comentario


Lee lo siguiente antes de aceptar tu comentario:

Debes tener en cuenta que se requiere corrección ortográfica y gramatical:
- No se admite lenguaje sólo en mayúsculas o minúsculas.
- No se admite lenguaje SMS o abreviado: Frases completas y con sentido.


Política de Privacidad

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Ontecnia Media Networks S.L., cuya finalidad será la gestión y mantenimiento de las relaciones comerciales con nuestros clientes y usuarios y la atención de consultas, sugerencias o dudas en relación con nuestros productos o servicios. Cuando expresamente se indique, los datos marcados con un asterisco (*) serán obligatorios, sin los cuales no podremos tramitar este servicio. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como al envío de comunicaciones comerciales relativas a nuestros productos o servicios. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a cualquiera de las direcciones indicadas en la Información Legal.

Gracias por tu colaboración.


Lecturalia Lecturalia