Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

90.558 libros, 20.429 autores y 71.043 usuarios registrados

Los libros más censurados de la historia

Gabriella Campbell el 6 de diciembre de 2009 en Literatura, Narrativa

Lo que el viento se llevó

Todos sabemos que desde el principio de los tiempos los libros han sido una fuente de preocupación para el poder, en cualquiera de sus formas. El peligro del pensamiento propio, el riesgo de las nuevas ideas, la posibilidad de la revolución y la mecha de la disconformidad eran algunos factores que impulsaron a lo largo de los siglos a la quema, recorte y prohibición de múltiples obras. Desde la propia Mesopotamia, en la que determinadas tablillas eran destruidas por ser consideradas impías, impropias o incendiarias, hasta nuestro propio siglo XXI, en el que la historia de dos pingüinos macho que adoptan una crí­a es rechazada por libreros estadounidenses y Harry Potter es acusado de satanismo, los libros han sido maltratados por considerarse peligrosos de una forma u otra. Por supuesto contamos con la famosa lista Index Librorum Prohibitorum et Expurgatorum de la Santa Madre Iglesia (si bien no se ha renovado desde 1966), pero a dí­a de hoy se mueve en numerosos círculos el famoso índice de libros del Opus Dei, puntuados por peligrosidad del 1 al 6, desde válido hasta para niños a mejor consulte a su director espiritual antes de leer esta bazofia. A continuación voy a enumerar algunos de los libros que más han dado que hablar y que más han movilizado a dirigentes polí­ticos y religiosos, comunidades de madres preocupadas y otros conservadores en general:

-1984, de George Orwell. Todo un clásico en el farragoso terreno de la paradoja: Un libro que trata de la censura que es censurado. Hoy en día todavía provoca dolores de cabeza a los sectores más retrógrados, debido a su talante pro-comunista y su contenido sexualmente explí­cito. Este curioso terreno también incumbe a Farenheit 451, de Ray Bradbury, obra prohibida en algunos colegios estadounidenses: una obra que trata de la quema de libros, de la prohibición del libro, es prohibida. Curiosamente, una de las razones por las que se ha prohibido esta obra entre católicos conservadores es que, al parecer, aboga por la quema de libros, entre ellos la Biblia. Obviamente algunas personas no se leen los libros antes de vetarlos.

-Los versos satánicos, de Salman Rushdie. Suficiente como para que se emitiera una fatwa contra el escritor de origen indio. El libro fue prohibido en su país natal y en su país de residencia, Inglaterra, además de ser quemado en diversas manifestaciones públicas de grupos islámicos extremistas.

-Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell. Aunque nos parezca increí­ble, en su momento la novela atrajo numerosas quejas debido a su uso de las palabras damn (maldita sea) y whore (puta). Tampoco gustaba que la protagonista se casara más de una vez. Nada que nuestros niños no vean en los anuncios de la tele ahora, pero en 1936 hizo arquearse más de una ceja. Recientemente la novela ha suscitado reproches una vez más, pero por corrección polí­tica, por su inherente racismo y el uso de la palabra nigger, con connotaciones claramente despectivas. Razones parecidas impulsaron a algunos colegios a eliminar de su lista de lectura obras como La cabaña del Tí­o Tom, Matar a un ruiseñor o Las aventuras de Huckleberry Finn.

-Alicia en el Paí­s de las Maravillas, de Lewis Carroll. ¿Por qué? Muchos pensaréis, es por aquello de que se sospecha que el Sr. Carroll fuera un malvado pederasta. Pues no. Resulta que en la provincia china de Hunan la obra fue prohibida en 1931 porque contení­a animales que hablaban. Las autoridades argumentaron que esto poní­a al mismo nivel a animales y seres humanos, y que por tanto era inaceptable.

-Belleza negra, de Anna Sewell. Otro caso curioso de censores mal informados. Un clásico de la literatura juvenil anglosajona, la obra fue prohibida en Sudáfrica durante la época del apartheid, ya que un censor relacionó las palabras belleza negra con algún tipo de tratado sobre los derechos de la población negra, sin saber que lo que reivindicaba el libro eran los derechos de los animales.

Autores relacionados:
Anna Sewell
George Orwell
Lewis Carroll
Margaret Mitchell
Ray Bradbury
Libros relacionados:
1984
Alicia en el país de las maravillas
Belleza negra
Fahrenheit 451
Lo que el viento se llevó

Entradas relacionadas:

14
comentarios en “Los libros más censurados de la historia”

  1. Javier dijo:

    Estimada amiga:
    No entiendo la razón de tu escándalo por el hecho de que unas personas quieran defender su fe evitando aquello que pueda ensuciarla; cualquier familia cristiana que aprecie a sus hijos procura cuidar lo que los hijos compran, leen o ven. En el Opus Dei hay un servicio de orientación para sus miembros y para cualquier persona que quiera servirse de él, porque es público; luego estos harán lo que les de la real gana porque son personas libres. No me parece que el consejo sea una cortapisa para la libertad, como no lo son los indicadores de tráfico para los conductores. Atentamente, Javier

  2. Julen dijo:

    Es absolutamente falso que en la actualidad el Opus Dei tenga esa calificación de 1 a 6 que se cita. No sé si habla del antiguo testamento, pero eso no es cierto. Puese encontrar consejos sobre miles de libros en http://www.almudi.org; podrá observar que no existe tal calificación.
    Un cordial saludo

  3. Argentine Translator dijo:

    Dicen que para juzgar un libro deben transcurrir al menos ciencuenta años desde su publicación. Esta lista de libros censurados en su época demuestra que el tiempo cura o relativiza los miedos.

  4. DC Scorpiongirl dijo:

    Gracias para eso. Es muy interestante. (lo siento para el Espanol que es muy mal. Hablo Ingles!)

  5. Manuel Guisande dijo:

    No creo que haya muchos, para lo que se lee en ete país… es más es que aquí solo se le entre líneas ¿no?

  6. Alfredo Álamo dijo:

    Ya hablamos de la lista del Opus Dei aquí: http://www.lecturalia.com/blog/2009/11/27/los-libros-prohibidos-por-el-opus-dei/

  7. yaiza dijo:

    Otro prohibido durante 75 años fue, “el hombre y la doncella”

  8. Gabriella Campbell dijo:

    Estimado Javier,

    no tengo ningún problema con que las personas aconsejen o desaconsejen obras según sus creencias personales, este artículo no trata de eso, sino de los libros directamente censurados, prohibidos o recortados, infringiendo directamente así el derecho de los lectores, como bien has expresado, a leer lo que les dé la real gana.

    Respecto a la lista del Opus Dei, hay más información al respecto en el artículo enlazado por Alfredo. Es una lista que lleva siendo pública bastante tiempo, puesta en circulación por antiguos miembros de la Obra. Desde luego, si es falsa, alguien se ha tomado muchísimas molestias y tiempo en elaborarla.

  9. Blog Trasto: Los libros más censurados de la historia dijo:

    [...] Link: http://www.lecturalia.com/blog/2009/12/06/los-libros-mas-censurados-de-la-historia/ [...]

  10. Vero dijo:

    Me han encantado las tres entregas de los libros más censurados. Creo que muchos de ellos son buenísimos. ¡Qué bien que ya se puedan conseguir!

    Gracias,

  11. Antolopez dijo:

    Argentine Traslator: ese comentario sirve para juzgar los libros con perspectiva histórica. Pero si hablamos de utilidad práctica, sí puede orientarse sobre cómo afectará un libro determinado a las convicciones de una persona hoy. Por lo mismo que si un niño de 7 años se lee una novela de adultos o ve una peli para mayores de 18 le puede afectar (a mí me pasó con una peli ¡de Frankenstein! que vi a los 6 años), pero cuando sea mayor, no. Y antes de la caída del Muro, las ideas comunistas tenían un peligro para los católicos, por materialistas. Hoy el comunismo da risa y pena.

  12. Tropos dijo:

    Decir: “los he leído y he disfrutado mucho con ellos” es el típico comentario recurrente, tópico y estúpido: ya supongo que los libros no se prohiben porque sean aburridos (la colección completa de Juan Benet o La rusa, de Cebrián, por ejemplo, estaría ahí), sino porque tenga inconvenientes morales.
    Las listas son comprensibles: la cantidad de gente que ha perdido la fe leyendo cosas a las que no sabían dar respuesta es larga. No es que sean argumentos sin respuesta, es que pueden afectar a la gente por una u otra razón. Por eso se pide que se consulte a alguien que sepa , para plantear dudas. Por otro lado, la lista de gente que ha llegado a la fe después de leer también es amplia.
    Las listas, como siempre, plantean la cuestión de la generalización de juicios. Lo que a uno le hace daño, a otro le deja frío. Pero al menos, sirve para estar advertido sobre esos libros y no perder tiempo leyéndolos. De todos modos, me parece digno de elogio ese esfuerzo que hace tanta gente por leer tanto libro (muchos, auténticos ladrillos) para orientar a los demás.

  13. cati dijo:

    sinceramente creo que no se deberia censurar ningun libro, el derecho de expresion permite que uno escriba lo que le de la gana, otra cosa es que uno lo quiera leer. Se pueden marcar una directrices y decir si este libro ge gusta o no por tal cosa, pero de eso a prohibir a la gente que lea un libro por considerarlo lo que sea sin ni siquiera haber leido el libro. Creo que tenemos suficiente juicio como para discernir que libros te gustan y cuales no, no necesito a nadie que me diga ese libro no es bueno, ya lo dire yo. He leido todo, y me considero una buena persona que no hace daño a nadie, incluso ayudo a protectoras de animales. Esa es mi opinion. Besos

  14. 25. Queimar era un pracer ‹ A Viaxe de Gagarin dijo:

    […] as sociedades totalitarias odian os libros (ou certa clase de libros) e fan canto sexa necesario para prohibilos ou para destruílos. Tamén para queimalos: aí están os exemplo da Alemaña de Hitler, do Chile […]

Añade un comentario


Lee lo siguiente antes de aceptar tu comentario:

Debes tener en cuenta que se requiere corrección ortográfica y gramatical:
- No se admite lenguaje sólo en mayúsculas o minúsculas.
- No se admite lenguaje SMS o abreviado: Frases completas y con sentido.


Política de Privacidad

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Ontecnia Media Networks S.L., cuya finalidad será la gestión y mantenimiento de las relaciones comerciales con nuestros clientes y usuarios y la atención de consultas, sugerencias o dudas en relación con nuestros productos o servicios. Cuando expresamente se indique, los datos marcados con un asterisco (*) serán obligatorios, sin los cuales no podremos tramitar este servicio. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como al envío de comunicaciones comerciales relativas a nuestros productos o servicios. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a cualquiera de las direcciones indicadas en la Información Legal.

Gracias por tu colaboración.


Lecturalia Lecturalia