Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 111.944 libros, 24.630 autores y 90.208 usuarios registrados

El fenómeno del best seller: origen, evolución y controversia de los libros superventas

AutorYolanda Galiana el 24 de mayo de 2023 en Divulgación
  • En nuestro día a día, escuchamos con asiduidad el término best seller asociado a los libros más vendidos del momento.
  • Te contamos qué es un best seller, cómo se originó y evolucionó el concepto y la polémica que se ha generado en torno a él.

Fotografía de una librería desde dentro en la que se ve el escaparate principal, una mesa y varias estanterías

Al llegar a una librería, las primeras estanterías que nos encontramos suelen ser las de libros más vendidos o, lo que es lo mismo, los best sellers del momento. Las obras que se exponen en esos estantes son las que están siendo todo un hito en ventas, las que están causando furor y las que las editoriales patrocinan como auténticos fenómenos del panorama literario. Llevamos tanto tiempo oyendo hablar de los libros superventas que cuesta caer en la cuenta de que no siempre han existido o, al menos, no siempre han tenido un término que los definiera. A continuación te contamos qué es un best seller, su origen, la forma en que ha evolucionado el concepto hasta nuestros días y la controversia que ha despertado en diferentes círculos.

¿Qué es un libro best seller?

Antes de meternos de lleno en la historia de los best sellers, es necesario primero resolver la cuestión de qué son. El término, que puede sustituirse por el de superventas, tal y como aconseja la RAE, procede directamente del inglés y se traduciría como “mejor vendido”, definición que no deja lugar a dudas sobre su significado. Este calificativo puede utilizarse en diferentes sectores, como el de la música, pero al que más lo asociamos es al de la literatura.

Un libro best seller es, pues, un título que ha conseguido en poco tiempo cifras de ventas muy elevadas en comparación al resto de obras. Para ser considerado como tal, debe permanecer en las listas de más vendidos durante semanas o meses. Si su éxito de ventas se mantiene estable la obra pasa a denominarse long seller.

Aunque no hay normas escritas y cada best seller es un mundo, lo cierto es que los libros que triunfan lo hacen porque responden de manera muy acertada a las necesidades de los lectores en cada momento. Es por ello que las editoriales deben estudiar el mercado para saber qué está pidiendo el lector y así, entre los manuscritos que les llegan, seleccionar aquellos que podrán satisfacer a un mayor público y, con suerte, convertirse en libros superventas.

¿Cuál es el origen de los libros best seller?

Se puede empezar a hablar de best seller a partir de 1895, año en el que el editor Harry Thurston Peck comenzó a publicar en la revista The Bookman una lista de los libros más vendidos, configurada a partir de los informes de ventas remitidos por las librerías del país. A partir de ese momento empezó a fraguarse el concepto de superventas y otros medios de comunicación quisieron hacerse eco de la idea.

En 1912 surgió la lista de éxitos de la revista Publishers Weekly, a la que seguiría en 1942 el afamado listado de best sellers del New York Times. En vistas de que anunciar un libro como exitoso lo convertía en más exitoso si cabe, la iniciativa estadounidense no tardó en cobrar forma en otros países del mundo. En Francia, L’Express creó en 1955 la “Liste des meilleures ventes”, mientras que en España no sería hasta mediados de los sesenta que el Instituto Nacional del Libro se aventuraría a elaborar listas de ventas literarias, que terminarían publicándose mensualmente en su revista El libro español. Fue así como se fue consolidando el concepto del best seller que, a día de hoy, se ha convertido en un término comercial que usan las editoriales para promocionar las obras que publican.

Cabe añadir sobre la historia de esta terminología que no es adecuado utilizarla para libros anteriores a la fecha señalada (1895). ¿Por qué? Porque sería un anacronismo, ya que este fenómeno, que hace alusión a ventas y lecturas masivas de libros, solo ha podido desarrollarse en el seno de la cultura de masas. Huelga decir que no podría usarse, por ejemplo, para remitir a obras que vieron la luz como manuscritos antes de la imprenta en el siglo XV; por aquel entonces, el número de ejemplares en circulación era reducido y, además, podían ser leídos por muy poca población debido al elevado índice de analfabetismo. Por tanto, los best sellers son un fenómeno bastante reciente.

Controversia en torno a los best sellers

Por irónico que parezca, cuando un producto es consumido por un gran número de personas este termina concibiéndose como contenido de baja calidad. Esto ocurre constantemente en el mundo de la música: si el éxito de una canción se dispara y aparece de forma continua en la radio, es inevitable que empiece a ser cuestionado su valor y el buen criterio de quienes la escuchan. Lo mismo sucede cuando a un libro se lo califica de best seller. A partir de ese momento, el título se evaluará con ojos muy críticos, especialmente desde el ámbito académico, pues nada consumido por las grandes masas puede ser considerado a su entender como buena literatura. Estos juicios también se llevan a cabo por parte de escritores y lectores, que no conciben que el éxito comercial no tiene por qué estar reñido con que la obra sea de una calidad literaria respetable.

Sea como fuere, lo que está claro es que, a pesar de las polémicas que se puedan desatar en torno a ellos, los best sellers son una de las formas más eficaces de venta editorial, pues la aparición de un libro en una lista de más vendidos no hace sino alimentar el ansia de los lectores por comprarlo, aunque solo sea para averiguar el porqué de su éxito.

Yolanda Galiana

Lectora empedernida desde que tiene uso de razón. Disfruta perdiéndose entre las hojas de cualquier buena historia que caiga en sus manos y compartiendo las reseñas de sus lecturas en su propio blog literario, donde da rienda suelta a sus opiniones.

No se puede comentar esta entrada