Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 111.937 libros, 24.630 autores y 90.165 usuarios registrados

Consejos para conseguir escribir todos los días

AutorAlfredo Álamo el 24 de marzo de 2016 en Divulgación
  • Una de las bases para ser escritor es la constancia.
  • Hay ciertos trucos para conseguir un hábito regular de escritura.

Primer plano de un ipad con un calendario abierto junto a un teclado.

Escribir, escribir y escribir. Ese es el truco que todo autor te va dar si le preguntas por su secreto. Leer, leer y leer suele ser el segundo. Pero si bien ponerse a leer es algo para lo que no hace falta demasiada motivación, conseguir un hábito de escritura diario es algo más complicado de lo que parece cuando lo pensamos fríamente. ¿Hay que hacerlo todos los días? Sí. ¿Y si no tengo ganas? ¿Y si no se me ocurre nada? ¡Excusas! Hoy os damos unos consejos para conseguir alcanzar esta rutina.

Escribe sólo ideas.

Eso es, sólo ideas. Un hombre que coge el autobús y cuando baja de él no está en su ciudad. Una casa cuyas ventanas dan al jardín de otra persona. La historia de un gato que viajaba de cometa en cometa durante la primavera. Pasa un buen rato al día con esta técnica y seguro que se te ocurre algo sobre lo que te apetece escribir.

Escribe sobre lo que te ha pasado durante el día.

Trata de contar tu propia vida, de encontrar los detalles más interesantes. Amplifica cualquier anécdota y cuéntala como si fuera lo más importante del mundo. Construye historias sobre lo que conoces de primera mano como si se las estuvieras contando a alguien. Aprende estos resortes y luego podrás usarlos en personajes que no existen.

Escribe cuentos de otros autores.

Escoge un relato corto de un autor que te guste mucho. Pégale un vistazo rápido y luego trata de contar la misma historia con tus propias palabras y tu estilo personal. Trata de resolver los mismos problemas y los mismos dilemas de una manera diferente.

Ponte un horario y cúmplelo.

De cinco a seis, de siete y media a ocho, diez minutos antes de ir a dormir o sacando cinco minutos del almuerzo. Escribir todos los días es una pauta fundamental para todo este proceso. Da igual si lo que escribes no da la talla o si no encaja con lo que hiciste el día anterior. Si pierdes el ritmo luego cuesta muchísimo volver a cogerlo.

Toma notas.

Si estás en el metro o el autobús, en la cola del médico o esperando a que te reciban, no pierdas el tiempo. Si tienes un proyecto en mente, busca información. Un teléfono, conexión a Internet y el Evernote son tus mejores aliados.

Corrige.

Si estás completamente perdido y nada de lo anterior funciona, vuelve atrás y empieza a revisar lo que has escrito. Si cuentas con la ayuda de unos amigos, mejor. Recomiendo herramientas como Poetica para revisar entre varios.

Alfredo Álamo

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

No se puede comentar esta entrada