Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 112.239 libros, 24.635 autores y 90.939 usuarios registrados

Crímenes que no olvidaré, de Alicia Giménez Bartlett

AutorRaquel Vallés el 20 de octubre de 2015 en Reseñas
  • Se publica libro con los mejores cuentos de Petra Delicado.
  • Crímenes que no olvidaré fue el ganador del Premio Pepe Carvalho

Hombre a contraluz con una palanca en actitud criminal

Crímenes que no olvidaré es un recopilatorio de relatos de Petra Delicado, la inspectora creada por Alicia Giménez Bartlett -reciente ganadora del Premio Planeta- en 1996 con Ritos de muerte. Los relatos son narrados en primera persona por la propia inspectora Delicado, acompañada de su compañero Fermín Garzón. Son dos personajes muy distintos, ella es dura y cortante, escondida su sensibilidad bajo una capa de ironía, independiente y crítica con las convenciones y tópicos que nos rodean, impidiendo que los prejuicios le impidan hacer un buen trabajo. Garzón, en cambio, es campechano, un poco bruto, dado a los refranes, buen conocedor de la naturaleza humana, o eso cree él. Entre los dos crean una pareja que transmite química, donde los choques de carácter se resuelven con humor, resignación y una cerveza.

Crímenes que no olvidaré reúne nueve relatos que nos permiten ver trabajar a esta pareja en asesinatos muy diferentes. Muerte en el gimnasio es el cuento con el que arranca el libro y en él aparece el cadáver de un cliente en la sauna de un gimnasio; muerte por cocción. El muerto resulta ser un personaje pendenciero y desagradable con una buena lista de enemigos. La voz de la sangre tiene un inicio también muy truculento: 4 mujeres asesinadas a tiros en un burdel. Pocas pistas y demasiados cadáveres para poder encontrar un móvil fácil. En cambio, en El caso del lituano hay un posible móvil: el muerto es un ex mercenario al que parece que su pasado ha alcanzado.

¿Cómo pasa la Navidad una mujer con tan poco apego a las tradiciones? Pues en un hospital intentando descubrir quién ha asesinado a un mafioso ruso en plenas fiestas. No es que en agosto mejore la cosa, Petra se niega a coger las vacaciones a la vez que todo el país, prefiere morir de calor en Barcelona que aguantar a turistas en sus días libres. El caso al que se enfrente esta vez es muy delicado: el asesinato de la mujer de otro inspector de policía.

Princesa Umberta es, probablemente, el caso más enrevesado del libro. Un regalo a Garzón por sus años de servicio parece estar relacionado con el asesinato de una venerable señora de la alta sociedad, de las de obras de caridad y comportamiento intachable. En Carnaval diabólico cambiamos de escenario totalmente con el asesinato de uno de los asistentes al carnaval gay en Sitges; pasamos así de la muerte de la dama reconocida al anónimo disfrazado de diablillo.

En Parecido razonable Petra debe pasar una semana de vacaciones con los hijos pequeños de su pareja. Los niños están fascinados con el trabajo de la inspectora y no dudan ni un momento en ponerse a investigar a uno de los clientes del hotel en el que se alojan. Parece que en sus vacaciones se ha cruzado un mafioso ruso.

La pareja protagonista debe enfrentarse a uno de los males de nuestro tiempo: el morbo periodístico. La muerte de una adolescente en un colegio amenaza con convertirse en una pesadilla mediática y procedimental en Tiempos difíciles.

Debo confesar que es mi primer contacto real con la inspectora Petra Delicado, tan solo la había conocido brevemente en algún capítulo de la serie de televisión protagonizada por Ana Belén y Santiago Segura, que no consiguió despertarme mucho interés. En cambio, estos relatos me han permitido conocer a uno de los personajes más interesantes de la literatura negra española; lo bueno de llegar tarde es que tengo 9 libros para conocerla mejor.

Autores relacionados Autores relacionados:
Alicia Giménez Bartlett
Libros relacionados Libros relacionados:
Crímenes que no olvidaré
Raquel Vallés

(Valencia, 1973) Bibliotecaria y eterna estudiante, vive rodeada de gatos y libros, siempre en busca de un buen asesinato.

No se puede comentar esta entrada