Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.429 usuarios registrados

Génesis (Félix de Azúa)

Félix de Azúa

Resumen y sinópsis de Génesis de Félix de Azúa

Después de Autobiografía sin vida y Autobiografía de papel, Félix de Azúa anunciaba una tercera entrega dedicada no tanto a reflejar el yo del autor desde sus relaciones con el Arte y con la Literatura sino a «explicarme a mí mismo cuál fue mi principio. Mi Génesis.» Y aquí nos llega la tercera entrega prometida, pero esta vez en forma de novela:

«Después de mucho luchar, finalmente los dioses fueron dándose muerte unos a otros hasta que (y ése fue el final del final) sólo quedó uno en el inconmensurable vacío.» Con estas palabras Félix de Azúa nos propone viajar al origen del principio, cuando ese dios solitario que aún ansiaba seguir matando, después de haber eliminado al resto de los dioses, se planteaba matarse a sí mismo y a partir de su propia cólera dividía su ser en dos para crear el mundo. A partir de aquí, Azúa irá deshilvanando la historia de nuestros orígenes, a modo de fábula y con una mirada irónica. Asistiremos a la creación del Paraíso, al nacimiento y a la traición de Adán y Eva, al fratricidio de Caín a manos de su hermano Abel, a la expansión de las hordas de sus descendientes hacia el Sur y el Norte del mundo, al diluvio de Noé y a la destrucción de la torre de Babel; un viaje de peregrinaje y expiación de los humanos para finalmente lograr redimir la culpa de ese primer fratricidio.Y mientras peregrinamos de la mano de Azúa en su particular versión adulterada e irónica de la historia de la creación de la humanidad, nos trasladaremos a Venezuela, durante los años cincuenta, para conocer la historia de Mariló, la joven viuda de un empresario español que debe hacerse cargo de la empresa de su marido.

Félix de Azúa compone un absorbente relato que mezcla el Génesis, la autobiografía y la más pura ficción, y que da fe de su clarividencia filo -sófica. Azúa nos traslada de lo mitológico, lo trascendente y lo lejano a loterrenal, lo mundano y lo cercano, y pone de manifiesto la falta de libertad del ser humano de ser, como decía Jean-Jacques Rosseau, bueno por naturaleza.

¿Cómo puede serlo con la culpa que arrastra a sus espaldas?

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad