Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.407 usuarios registrados

Ómnibus Jeeves. Tomo II

P.G. Wodehouse

Resumen y sinópsis de Ómnibus Jeeves. Tomo II de P.G. Wodehouse

En De acuerdo, Jeeves, el tímido Gussie Fink-Nottle se siente mucho más cómodo con las salamandras que con los hombres. El joven las colecciona, se deleita contemplándolas, las estudia y hasta elabora complejas teorías sobre ellas. Se podría decir que sus conocimientos sobre los animalitos son tan vastos como su ignorancia sobre las mujeres. Precisamente las mujeres ,o mejor dicho una, Madeline Bassett, son el origen de todos los problemas de Gussie. El joven se enamora de ella y, claro está, intenta decírselo, pero de sus labios solo sale una complicada disertación sobre las salamandras que, como es de esperar, no interesan en absoluto a Madeline. Gussie es amigo de Bertie Wooster y a él acude en busca de consejo. Afortunadamente para el lector, los consejos de Bertie siempre acaban complicándolo todo hasta el infinito. Es entonces cuando el incomparable Jeeves debe acudir a desentrañar y solventar el lío en que se meten Gussie y Bertie. Solventarlo a la manera de Jeeves, claro está... La historia de Júbilo matinal comienza una hermosa mañana cuando Bertie Wooster, cegado por el júbilo que le produce la bondad del clima, acepta pasar unos días lejos del mundanal ruido, en Steeple Bumpleigh. No sabe el muy urbano Bertie que se halla a las puertas de una de las épocas más tormentosas de su vida porque en la residencia de la tía Agatha ?que afortunadamente estaba ausente? se encuentra nada más y nada menos que Florence, una antigua novia de Bertie; Stilton Cheesewright, el novio actual que, claro está, odia al antiguo, o sea a Bertie; lord Worplesdon, que le odia aún más, y Edwin, el joven explorador hijo del lord, de quien lo más elogioso que puede decirse es que es una ofensa para el paisaje. Menos mal que, para neutralizar tan malas vibraciones, también están allí la simpática Zenobia, Nobby, Hopwood y Boko Fittleworth y el inefable Jeeves, el mayordomo modélico capaz de convertir una posible catástrofe en un enredo de lo más regocijante.
Cierra este volumen ¡Adelante, Jeeves! donde, una vez más, el imperturbable mayordomo demuestra su ejemplar eficacia y se convierte en pieza imprescindible para arreglar los entuertos y las embarazosas situaciones en que su señor se enreda obstinadamente.
En esta colección apareció Ómnibus Jeeves, Tomo I, que recogía ¡Gracias, Jeeves!, El código de los Wooster y El inimitable Jeeves, muy bien acogido por la crítica.

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad