Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.405 usuarios registrados

Diccionario del habla granaína

Alfredo Leyva Almendros

Resumen y sinópsis de Diccionario del habla granaína de Alfredo Leyva Almendros

Una deliciosa compilación de voces, dichos y frases a caballo entre el castellano y el "granaíno"

Desde Antonio Alcalá Venceslada ha habido muchos estudiosos que se han dedicado a recopilar el habla de su entorno más cercano. Con este trabajo el autor no pretende sentar cátedra, inventar un idioma ni mucho menos «limpiar», «fijar» o dar «esplendor» a la particular forma de hablar del granaíno; solamente recoger las palabras de uso cotidiano del habla de Graná, aunque también todo un repertorio de vocablos muy particulares, desaparecidos del uso cotidiano en el resto peninsular, que se mantienen en el granaíno por particularidades históricas como la de ser los últimos “reconquistados” y la particular repoblación de la zona. Fundamental es su intento de representarlas de forma gráfica en la escritura (el granaíno tiene muy en cuenta el acento y la pronunciación a la hora de emitir palabras y frases, de forma que una frase de ocho o diez palabras puede suponer una subida al Veleta para bajar acto seguido a la vega, para elevarse seguidamente por el Puerto del Suspiro hasta llegar al pico Caballo, y acabar bajando al Valle de Lecrín tras pasar por Dúrcal, máximo exponente de musicalidad al hablar). Pero este diccionario es mucho más, es una de las reivindicaciones más serias de la cultura de nuestra tierra, con un sentido de humor y la ironía tal que será difícil no encontrar una mueca de sonrisa en los lectores cuando lean el significado de cada palabra y su correspondencia en granaíno.

No sólo un repertorio de vocablos de uso cotidiano en Graná sino también una de las reivindicaciones más serias de la cultura de nuestra tierra, con un sentido de humor y la ironía tal que será difícil no encontrar una mueca de sonrisa en los lectores.

El granaíno tiene muy en cuenta el acento y la pronunciación a la hora de emitir palabras y frases, de forma que una frase de ocho o diez palabras puede suponer una subida al Veleta para bajar acto seguido a la vega, para elevarse seguidamente por el Puerto del Suspiro hasta llegar al pico Caballo, y acabar bajando al Valle de Lecrín tras pasar por Dúrcal, máximo exponente de musicalidad al hablar.

Ha participado en esta ficha: molinamata

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad