Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.402 usuarios registrados

El gato que atraviesa las paredes. Una comedia de costumbres

Robert A. Heinlein

Resumen y sinópsis de El gato que atraviesa las paredes. Una comedia de costumbres de Robert A. Heinlein

Creador de clásicos como Forastero en tierra extraña, Tropas del espacio, o sus más recientes éxitos como Viernes y Job, Robert A. Heinlein ha conjurado a lo largo de su carrera una serie de mundos tan intensamente imaginados y tan vigorosamente poblados que sus lectores vuelven a ellos una y otra vez. Esta su más reciente novela es una nueva, apasionada, provocativa y sagaz mirada a los mundos del futuro… mundos de posibilidad y esperanza, riesgo y amor, en los que la historia se ha vuelto loca y unos pocos hombres y mujeres intentan controlar el destino y evitar el desastre a lo largo y ancho de todo el tiempo y el espacio.

Así, en "El gato que atraviesa las paredes", seguimos al coronel Colin Campbell, alias el doctor Richard Ames, alias el senador Richard Johnson, un personaje en la más espléndida tradición heinleniana de filósofo/soldado/vagabundo, a lo largo de una torbellineante aventura que es en parte Tom Jones, en parte La guerra de la galaxias, en parte La máquina del tiempo… y, por supuesto, innegablemente Heinlein. Desde los lujosos condoms orbitales hasta las zonas de libre empresa del Salvaje Oeste de la Luna y hasta los alucinantes mundos de fantasía del pasado y del futuro, encontramos en esta nueva obra del gran maestro de la ciencia ficción mundial lugares imaginarios que son a la vez familiares y extraños, reales y fantásticos, y que solamente un genio de la talla de Heinlein podía crear.

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad