Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

89.814 libros, 20.140 autores y 70.611 usuarios registrados

La Guerra Civil española y la literatura (I)

Víctor Miguel Gallardo el 5 de abril de 2009 en Autores, Histórica, Literatura, Narrativa

Miliciano

El pasado 1 de abril se cumplieron setenta años del fin de la Guerra Civil Española, conflicto que se desarrolló durante los años treinta del siglo XX y que, para muchos, fue un preludio de la Segunda Guerra Mundial que debía empezar en el verano de 1939.

La Guerra Civil de 1936-1939 es, sin lugar a dudas, la contienda bélica desarrollada en nuestro territorio que más ha influido en las Artes y las Letras españolas en toda la historia, sólo equiparable (aunque matizándolo) con el impacto que tuvo la Reconquista. Sin embargo, la trascendencia de ambos hechos históricos no es comparable: por ejemplo, las diferentes fases de la Reconquista no son consideradas habitualmente como un conflicto entre españoles, sino entre estos e invasores extranjeros. Así, aunque ha habido casos puntuales de loa de algunos líderes españoles de origen árabe, ya fueran políticos (como Abderramán III) o militares (como Almanzor), así como de científicos o poetas andalusíes, el Arte y la Literatura españolas no han estado divididos en bandos irreconciliables de los que han centrado su labor artística en torno a los conquistadores (o, más concretamente, sus ideologías) o a los conquistados; esta condición, que sí se da en los años posteriores a la Guerra Civil, no es gratuita.

La creación artística en torno a la Reconquista, pese a no haber conflicto de ideologías y valores, se mantuvo y cobró importancia en su momento, pero su trascendencia es más limitada porque la base histórica no se discutió y no hubo una lucha interna entre la clase “artística”. Aunque no sea obvio, no es menos cierto que, aparte de las siempre presentes luchas estilísticas, las luchas ideológicas hacen que autores de diversa índole (escritores, pintores, escultores) puedan realmente desarrollar todo su potencial. En este caso, la Reconquista no fue, para España, lo que la Reforma para el norte de Europa o la Contrarreforma para los países católicos. Así, el arte y la literatura españolas que han trascendido de aquellos siglos es fundamentalmente de carácter religioso, con pequeñas excepciones.

Tuvo que llegar el siglo XIX y el Romanticismo para que se reescribiera, por primera vez en muchos siglos, una historia a favor de la España musulmana, lo que motivó reinterpretaciones de la cultura española que ponían en su justo sitio la influencia que Al-Andalus ejerció en las posteriores Letras, Artes y Ciencias españolas bajo los Austria y aun los primeros Borbones.

Cartel

La Guerra Civil Española de 1936 es diferente: se originó entre dos bandos bien diferenciados, fue corta en duración y larga en consecuencias. Tampoco hubo una asimilación cultural del vencido por parte del vencedor, sino una erradicación casi total de toda ideología y manifestación cultural que proviniera de los elementos afines a la República. Esto tuvo muchas consecuencias: en primer lugar, la huida a otros países de los más destacados literatos, artistas y científicos de ideología contraria al nuevo régimen, especialmente a América (México, Argentina) o a Francia. En segundo lugar, la implantación en el territorio español de una cultura (o, mejor dicho, de una manera de poder expresarse “culturalmente”) oficialista unida a unos instrumentos de control de la misma (autocensura, censura gubernamental, prohibición o semi-prohibición de algunas lenguas españolas, medidas legales para los que se extralimitaran, etc.). En tercero, y en respuesta a esto, surge un importante fenómeno, no reglado y de carácter casi personal, que trata de adecuar la expresión artística (una novela, una película, un puñado de poesías) a las normas pero sin someterse a ellas.

Para no extenderme, creo que sería interesante hablar de estos tres puntos, centrándome particularmente en la Literatura. Es decir:

-Literatura española en la Posguerra (tanto la “oficialista” como la que evitó la censura).

-Literatura española del exilio.

Considero más importante la influencia ideológica en los autores españoles tras la Guerra que la creación literaria en torno al conflicto. Las únicas obras referentes a la Guerra en sí misma de las que hablaré serán de autores extranjeros, lo que supondrá un tercer y último capítulo en esta mini-serie de artículos, el de la literatura extranjera y la Guerra Civil.

Entradas relacionadas:

3
comentarios en “La Guerra Civil española y la literatura (I)”

  1. federico Klitzing dijo:

    Estoy concluyendo la lectura de un libro de la post Guerra Civil escrito por Jos´Luis Castilla Puche, “Sin Camino”, prohibido por la censura franquista en 1947 y publicado en Buenos Aires por la editorial Emece en 1951(No leo esa edición sino otra posterior hecha en España luego de 1975) La obra me impacta por el tema y el protagonista. El tema es la vida en un seminario jesuita cerca de Santander y el personaje principal un novicio que está próximo a ordenarse, sus dudas y sus vacilaciones antes de tomar los votos definitivos. Pero lo más rico son las opiniones que pone el autor en boca del protagonista y de otros condiscípulos que permiten vislumbrar la lucha que había en ese período del franquismo dentro mismo de la iglesia y su rela ción con el poder. El autor debe haber incluido elementos autoreferenciales, pues el también fue seminarista y no se ordenó. Castillo Puche no era un “rojo” como llamaban a cualquiera que hubiera estado dentro del territorio republicano sino que estaba más cerca del régimen, pero su obra es muy útil para saber como se cocian las habas en esa época.

  2. NOUI Hicham dijo:

    me gusta mucho la literatura espanola y en espicial el poema despues la guerra civil

  3. Paul d'Aubin dijo:

    La Retirada
    Ils avaient fui, comme l’on pleure,
    Prenant pour bâton leur fusil,
    Sur les routes de Catalogne
    Le «desdichao» s’était levé ;
    Noir emblème de la défaite.
    Et les bombes jetées des avions
    Qui faisaient tant peur aux enfants
    Toi, Peuple fuyant le malheur
    A quoi rêvais-tu en ces jours ?

    Certains emportaient des valises,
    Si difficiles à porter,
    Souvenirs de leur vie ancienne
    D’autres n’avaient que des photos
    Des amours qu’ils laissaient perdus.
    Et puis ils ne savaient rien de leur sort.
    Comment seraient t’ils accueillis
    par les soldats à la frontière ?

    Il y avait les combattants,
    qui savaient qu’il faut partir
    Pour échapper à la revanche
    Et puis, le Peuple Catalan
    Dans sa patience et son honneur,
    Qui suivait ses défenseurs
    Comment auraient-ils pu rester
    Quand flamboient bûchers et fusillades.

    Et la faim qui depuis longtemps,
    Les tenaillait avec ses crampes.
    Ils cherchaient partout à manger,
    Un œuf, un bout de chorizo,
    Ou même un bout de galette.
    Parfois ils trouvaient du gibier.
    Comment se défendre sans force
    Quand, armes et pain, font tant défaut.

    Certains passaient par les sentiers
    Escarpés des Pyrénées.
    La plupart arrivaient à «Port Bou»
    Ou ils devaient rendre leurs armes,
    Ces combattants de l’avenir,
    Qui n’avaient eu qu’un temps d’avance
    Sur les chemins de la « débâcle ».
    Comment les démocraties pouvaient elles
    Laisser ces Peuples, sans défense ?

    Juste avant d’arriver en France
    Ils jetèrent un dernier regard
    Sur l’étendue des Pyrénées
    Et les sierras ocres au loin.
    Ils se remplirent de senteurs
    D’oliviers, de fleurs d’oranger.
    Ils avaient tant laissé derrière
    Qu’ils se sentaient nus, dépouillés
    De toute protection humaine.

    Ils rendirent armes, sans mot, dire,
    En masquant des larmes furtives,
    Du sentiment d’avoir perdu.
    Et leurs poings levés haut, à gauche
    Était comme un dernier adieu
    À la terre de leurs amours,
    Et à l’honneur de ceux d’entre eux,
    Qui étaient tombés à Jarama
    Ou noyés en franchissant l’Ebre.

    Ils furent placés dans des camps,
    Sans chauffage et face à la mer,
    Car beaucoup avaient peur des «Rojas»
    Et des nouvelles qu’ils portaient :
    Faiblesse des démocraties,
    Fureur des guerres à venir
    Ils savaient ce que vivre veut dire
    Et Machado sut qu’il mourrait.

    Paul Arrighi ( Paul d’Aubin) – Toulouse –

Añade un comentario


Lee lo siguiente antes de aceptar tu comentario:

Debes tener en cuenta que se requiere corrección ortográfica y gramatical:
- No se admite lenguaje sólo en mayúsculas o minúsculas.
- No se admite lenguaje SMS o abreviado: Frases completas y con sentido.


Política de Privacidad

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Ontecnia Media Networks S.L., cuya finalidad será la gestión y mantenimiento de las relaciones comerciales con nuestros clientes y usuarios y la atención de consultas, sugerencias o dudas en relación con nuestros productos o servicios. Cuando expresamente se indique, los datos marcados con un asterisco (*) serán obligatorios, sin los cuales no podremos tramitar este servicio. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como al envío de comunicaciones comerciales relativas a nuestros productos o servicios. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a cualquiera de las direcciones indicadas en la Información Legal.

Gracias por tu colaboración.


Lecturalia Lecturalia