Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

91.448 libros, 20.777 autores y 71.585 usuarios registrados

28 de noviembre: Día de las librerías

Alfredo Álamo el 27 de noviembre de 2014 en Actividades
  • Las librerías estarán abiertas hasta las 22:00 horas.
  • Habrá un 5% de descuento y se realizarán numerosas actividades.

Librería

Por cuarto año consecutivo llega el Día de las librerías, una celebración que pretende destacar y acercar las librerías a todos los amantes de los libros. Con el paso del tiempo, las librerías se han convertido en un negocio que parece abocado a la extinción, pero muchas de ellas siguen en pie, dirigidas por románticos incurables enamorados de un sistema que para muchos puede parecer antiguo, pero que todavía mantiene las ilusiones de miles de personas. Pasear por entre las estanterías, pasar media hora revisando sinopsis, hablar con el librero de tal o cual libro… placeres pequeños que no podemos dejar de lado en un momento donde las relaciones personales son cada vez menos reales y más virtuales.

El Día de las librerías celebra la pasión por los libros y por eso los libreros nos han preparado una buena cita el viernes 28. Podremos encontrar cuentacuentos, presentaciones, firmas de libros, performances, charlas, mesas redondas, exposiciones… todo lo que quieras. Sólo tienes que entrar en la web del Día de las librerías, seleccionar tu ciudad y allí podrás ver todas las actividades que han preparado los libreros.

Las librerías permanecerán abiertas hasta las diez de la noche y además ofrecerán un 5% de descuento, un pequeño aliciente para dar una vuelta y hacerse con esa novedad en la que llevas tiempo pensando (como, en mi caso, sería el último de Pynchon).

Es cierto que se hace complicado llevar a la gente a las librerías. Tanto el ebook como la facilidad de la compra online convierte a muchas tiendas en lugares donde ya sólo pasamos de casualidad; muchas de ellas se han ido reconvirtiendo, reinventándose, en forma de cafés o incluso de restaurantes. El ocio se liga a nuevas formas de comunicación, pero sólo con el apoyo de los lectores seguirán en pie las librerías.

Yo me pienso pasar, ¿y vosotros?

Autores relacionados:
Thomas Pynchon

Sorteamos el libro Un país para comérselo, basado en la serie de TVE

Alfredo Álamo el 26 de noviembre de 2014 en Viajes
  • Juan Echanove e Imanol Arias firman este excelente libro sobre gastronomía
  • Consigue gratis Un país para comérselo con Bon Viveur y Lecturalia
Un país para comérseloGrijalbo

Un país para comérselo fue una de las series de mayor éxito en TVE en los últimos años. Juan Echanove e Imanol Arias recorrieron los lugares más especiales del territorio español, mostrándonos sus costumbres y, sobre todo, su gastronomía.

Pues bien: sorteamos un ejemplar del libro con las claves más interesantes de la serie. El plazo de participación comenzará hoy miércoles 26 de noviembre y terminará el miércoles 3 de diciembre a las 23:59 (hora española).

¿Cómo puedo participar?

Es muy sencillo, tan sólo tienes que hacer dos cosas:

  • 1: Seguir a Bon Viveur en Facebook: https://www.facebook.com/BonViveurSpain
  • 2: Compartir esta publicación de Lecturalia en vuestro Facebook:

El nick del ganador será anunciado en Facebook, Twitter y los comentarios de esta entrada a partir del día 4 de diciembre, en cuanto confirmemos su identidad a través del correo electrónico. El sorteo se realizará mediante el sistema de Random.org y a través del mismo se elegirá un ganador. Si en tres días no se recibe respuesta por parte del primer ganador, el libro Un país para comérselo pasará al siguiente nombre del listado obtenido.

En esta ocasión el sorteo está limitado al territorio peninsular español.

Autores relacionados:
Imanol Arias
Juan Echanove
Libros relacionados:
Un país para comérselo

Estados Unidos expulsó a García Márquez y ahora se queda su archivo

Alfredo Álamo el 25 de noviembre de 2014 en Autores
  • Durante más de treinta años se le prohibió entrar en EEUU
  • La Universidad de Texas acogerá el archivo del autor colombiano junto al de autores como Borges o Joyce.

El apoyo a Fidel Castro y sus posiciones ideológicas de izquierdas provocaron que Estados Unidos prohibiera a Gabriel García Márquez su entrada en el país. Ni siquiera la concesión del Premio Nobel cambió esta situación, que sólo fue revocada gracias a la intervención de Bill Clinton, ya en la década de los 90.

Ahora, tras la muerte del genial autor, el Centro Harry Ransom, de la Universidad de Texas, acaba de adquirir el archivo del autor, compuesto de fotografías, manuscritos, notas, e incluso efectos personales, como su mítica máquina de escribir. El Centro Ransom es uno de los lugares de referencia dedicados a los archivos literarios, cuyos fondos acogen también a autores como Joyce o Borges.

García Márquez siempre manifestó cierto rechazo dejar rastros para que luego los académicos diseccionaran su vida y su obra; era un perfeccionista y, como tal, no le gustaba desvelar sus trucos, los errores y los detalles relacionados con la creación de la obra final. Pese a todo, no dejó instrucciones para que se destruyeran estos papeles, como sí han hecho otros autores a lo largo de la historia.

Para los que sean curiosos sobre la vida personal y actividad política de García Márquez, poco podrán aprovechar este archivo. Los papeles realmente personales y su correspondencia con líderes como Castro, o bien no existen ya o no han sido incluidos en el archivo. Lo mismo pasa con gran parte de su correspondencia con otros autores, de los que apenas guardó copias.

En cualquier caso, este archivo permitirá radiografiar la evolución literaria de uno de los autores más importantes del siglo XX, partiendo de obras como La hojarasca hasta la impresionante Cien años de soledad. Más de cincuenta años de fotografías y notas que revelan, también, la historia de Latinoamérica a través de los ojos de García Márquez.

Autores relacionados:
Gabriel García Márquez
Libros relacionados:
Cien años de soledad
La hojarasca

El Premio Cervantes es para Juan Goytisolo

Alfredo Álamo el 24 de noviembre de 2014 en Premios Literarios
  • Juan Goytisolo ha recibido el Premio Cervantes 2014 como reconocimiento a toda su carrera literaria
  • Sucede a Elena Poniatowska, ganadora del Cervantes 2013

Juan Goytisolo ha sido elegido como nuevo ganador del Premio Cervantes, el máximo galardón de las letras hispánicas y considerado en todo el mundo como el Premio Nobel de las letras españolas. Goytisolo ha desarrollado una brillante y larga carrera dentro del mundo literario, viendo, de este modo, homenajeada su maestría literaria.

Si el año pasado el premio recayó sobre la autora mexicana Elena Poniatowska, se vuelve a cumplir la tradición no escrita y el premio vuelve a la península, donde fue José Manuel Caballero Bonald el anterior ganador.

La obra de Goytisolo ha destacado siempre por su fiera curiosidad, por su fuerza en lo social y su valentía a la hora de usar temas y formas. Hace seis años ya de su última novela, El exiliado de aquí y allá, con la que dijo haberse jubilado, pese a que sigue publicando poesía y ensayo. Según el jurado, Goytisolo recibe el premio:

Por su capacidad indagatoria en el lenguaje y en propuestas lingüísticas complejas y por su apuesta permanente por el dialogo intercultural

De entre su obra no podemos dejar de destacar títulos como Juegos de manos, Juan sin tierra, Makbara, Paisajes después de la batalla o Telón de boca. Sus ensayos y biografías políticas son muy importantes para acceder a una visión de nuestro pasado reciente alejada de convencionalismos y también habría que hablar de sus propias memorias: En los reinos de taifa y Coto vedado.

Sin duda, un Premio Cervantes merecido para Juan Goytisolo, que deja en espera otro muy merecido que debería ser para su hermano Luis.

Autores relacionados:
Elena Poniatowska
José Manuel Caballero Bonald
Juan Goytisolo
Libros relacionados:
Coto Vedado
En los reinos de Taifa
Juan sin tierra
Juegos de manos
Makbara

Autores en el exilio: Émile Zola

Alfredo Álamo el 24 de noviembre de 2014 en Autores

Émile Zola

El papel de un autor como representante de unos ideales o de una causa social se da cada vez menos, pero a finales del siglo XIX, escritores como Émile Zola tenían muy claras sus prioridades. Zola se implicó en uno de los escándalos más importantes de la Tercera República Francesa y por ello tuvo que huir y vivir en el exilio.

Zola fue la voz de los autores naturalistas, mostrando la sociedad francesa desde una perspectiva cruda y dramática, alejada de los cánones más apreciados por la crítica oficial, pero que gozaba de gran éxito entre el público. Zola firmó obras tan importantes para entender la situación popular de su época como Germinal o La tierra, además de auténticos dramas truculentos como La bestia humana, siempre tratando de contar la historia de Francia a través de una perspectiva personal.

Zola, pues, era un autor de renombre, consolidado, y de gran influencia. En 1897 publicó su famosa carta Yo acuso en el periódico L’Aurore, desatando una polémica que sacudió el gobierno francés a todos los niveles. Zola consideraba que el proceso contra el capitán Alfred Dreyfus estaba viciado de antisemitismo y que se habían manipulado numerosas pruebas para condenar al militar francés. Sus palabras, dirigidas al presidente de la república, tuvieron una tirada de 300.000 ejemplares, haciendo saltar todas las alarmas.

El Caso Dreyfus dividió a la sociedad francesa y Zola pronto recibió malas noticias, ya que fue denunciado por difamación y condenado a pagar 7.500 francos además de a un año de cárcel. Zola, entonces, huyó a Londres donde pasó un año viviendo en secreto mientras seguía de cerca la situación política en Francia. A su vuelta siguió insistiendo en la inocencia de Dreyfus, pese a que fue finalmente condenado.

Zola sufrió el embargo de sus bienes y la persecución mediática iniciada por el gobierno y varios diarios derechistas. Sin embargo, se mantuvo firme en sus posiciones y se ganó el favor del pueblo francés. Pese a todo, en 1890 le fue negado el ingreso en la Academia Francesa. En 1902 Zola murió en un accidente -ahogado por el humo de su chimenea- y no pudo ver cómo Dreyfus era finalmente rehabilitado en 1906. La extrema derecha nunca le perdonó su papel en este proceso.

Autores relacionados:
Émile Zola
Libros relacionados:
Germinal
La bestia humana
La tierra

SnappBox: eBooks en cualquier parte

Alfredo Álamo el 21 de noviembre de 2014 en Tecnologí­a

Snappbox

Una de las principales utilidades de los ebooks está en la educación. Además de su precio, más económico -en teoría- que sus equivalentes en papel, la posibilidad de actualización directa del contenido y su integración con tabletas y ordenadores los convierte en la herramienta del futuro.

Sin embargo, no en todos los centros educativos se puede contar con un acceso a Internet que permita el uso masivo por parte de todos los alumnos y el profesorado. En realidad hay muchos centros en el mundo que no cuentan con Internet en absoluto. Por eso me ha llamado la atención uno de los proyectos de la gente de Snapplify, la SnappBox.

Snapplify es una empresa que opera por el momento en Reino Unido y en Sudáfrica, y se dedica al mundo de los ebooks, tanto como tienda y distribuidor como diseñando aplicaciones móviles o, como es el caso, dispositivos de hardware. La SnappBox es un gadget preparado para conectarse a Internet y descargar desde la nube de la empresa -que cuenta con importantes editoriales detrás- el contenido multimedia contratado. Así, desde la caja, el alumnado ya puede disponer de los ebooks con tan sólo una bajada desde la red, optimizando el ancho de banda. Como está sincronizado con la nube, las actualizaciones de los libros son automáticas.

Otra cosa que me ha parecido importante es la de poder precargar los contenidos que se necesiten, sin tener que pasar entonces por una conexión a Internet, al menos hasta que pase el curso. Digamos que se convierte en una unidad móvil de contenidos que puede albergar todo el material necesario para una escuela.

Está claro que esto mismo se puede conseguir con un disco duro conectado a una WiFi y tirando de diferentes apps, pero está claro que la SnappBox ofrece una mayor facilidad de montaje, uso, actualización y oferta de contenidos licenciados.

Aunque por el momento no podamos verla en nuestro mercado, creo que es una buena idea para tener en cuenta por las editoriales de libros de texto, las próximas, con toda seguridad, en tener que adaptar su negocio a la irrupción de los ebooks en nuestra vida cotidiana.

Más información: Snapplify

Llega el Festival Eñe 2014

Alfredo Álamo el 20 de noviembre de 2014 en Actividades

Festival Eñe

El 21 y 22 de noviembre, en el Círculo de Bellas Artes, se celebrará uno de los encuentros más importantes de la literatura en castellano: El Festival Eñe. Nacido en 2009, y con presencia también en Latinoamérica, El Festival Eñe llega a la edición de 2014 con una salud más que notable.

¿Qué puedes encontrar en el Festival Eñe? Pues desde degustaciones poéticas, actividades teatrales o actuaciones musicales a conferencias y mesas redondas. Se hablará, claro, de literatura y de libros, pero, sobre todo, de autores. La lista de participantes es larguísima y los temas son apasionantes: Literatura en los márgenes, Instrucciones para escribir escritores, Se dice poeta, Palabras minúsculas… También habrá hueco para la danza y una lectura de relatos clásicos de terror que hará las delicias de los más noctámbulos. Ah, y también actividades para niños. Hay que destacar los talleres de creación, tanto para adultos como juveniles, que se impartirán durante el festival.

Me parece interesante destacar la iniciativa de Cuatro editores en busca de autor, donde si eres un autor novel podrás presentar una maqueta o un proyecto terminado a profesionales de la edición, en concreto a los editores de Delirio, Calambur, Demipage y Caballo de Troya. Aunque esta iniciativa se cerró el 4 de Noviembre, ya que había que seleccionar bien a los participantes, parece una idea a tener en cuenta.

Organizado por La Factoría y con la colaboración del Instituto Cervantes, al Festival Eñe acudirán autores como Almudena Grandes, Jorge Edwards, Luis Landero, Manuel Rivas, Rodrigo Fresán, Gustavo Martín Garzo, Eloy Tizón, Manuel Jabois, Elvira Navarro, Andrés Ibáñez, Luna Miguel, Jorge Carrión, Luis García Montero o Agustín Fernández Mallo, entre otros.

El Festival Eñe se celebra del 21 a 22 de noviembre en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y la entrada cuesta 15 euros, aunque los talleres, si queréis cursarlos, se pagan aparte. Podéis consultar toda la información sobre las conferencias y los actos en su página web.

Autores relacionados:
Agustín Fernández Mallo
Almudena Grandes
Andrés Ibáñez
Eloy Tizón
Elvira Navarro

Amazon vs. Hachette: ¿Cierre en falso?

Alfredo Álamo el 19 de noviembre de 2014 en Mundo Editorial

Pelea Hachette Amazon

Amazon quiere imponer el precio de los ebooks a su conveniencia, pero se ha encontrado con varias editoriales que querían mantener su independencia. Tras varios meses de conflicto, en los que Amazon ha dado de lado a los libros de la editorial Hachette, ahora se anuncia un acuerdo que parece dar un respiro a los autores, que ya habían firmado un manifiesto a favor de un mayor entendimiento entre las grandes empresas.

Para Amazon, el negocio del ebook incluye un precio no muy alto y la posibilidad de grandes descuentos. Para las editoriales americanas, un precio medio y nada de descuentos. Unos buscan la larga cola de las ventas, otros, que las ventas de ebooks no fagociten los lanzamientos en papel. Son dos posiciones muy diferentes que han producido un duro conflicto entre las partes. Hachette ha firmado con Amazon una tregua: por el momento podrá poner el precio que considere oportuno, pero la librería online podrá hacer ofertas… siempre que haya una compensación económica de por medio.

Poco más ha trascendido de este acuerdo privado, pero por lo visto no deja satisfecho a nadie. Quizá los más aliviados han sido los escritores de Hachette, que ya veían cómo se acercaba la temporada navideña y Amazon seguía sin dejar realizar reservas de sus novedades editoriales. En cualquier caso, este acuerdo parece algo puntual, una concesión de Amazon, que ve cómo su dominio sobre más del 50% del mercado ebook roza los límites de la investigación por monopolio y abuso del mercado.

Sin embargo, el futuro no parece tan claro. Las grandes editoriales americanas quieren sacar su propio escaparate de venta online y dejar atrás la era Amazon, pero no es tarea fácil alcanzar un nivel tan bueno de servicio y ventas como el que se ha impuesto en la actualidad. A Amazon le vale con recoger las migas que dejan millones de compras a bajo precio, mientras que cada editorial tiene que pelearse por vender en papel, tratando de que ese mercado, que es el que les da más dinero, no desaparezca.

En el mercado español, por el momento, no hay problemas en ese sentido. La cuota del ebook es muy baja y Amazon no tiene, por el momento, el suficiente músculo como para presionar a las editoriales, las cuales siguen sin apostar por el ebook de manera significativa y que, de hecho, están preparando sus propias editoriales de autoedición, el mercado que se autoabastece de consumidores.

Dylan Thomas, el centenario de un poeta bohemio

Alfredo Álamo el 18 de noviembre de 2014 en Autores

Whiskey

No te dejes arrastrar a esa dulce oscuridad sería la traducción -muy, pero que muy libre- del primer verso de Do not go gentle into that good night, uno de los poemas más conocidos de Dylan Thomas y que ahora ha vuelto a sonar gracias a su inclusión en una de las películas más esperadas de 2014, Interestellar, dirigida por Christopher Nolan.

Thomas, además, es recordado ahora por haberse cumplido recientemente, el 27 de octubre, el centenario de su nacimiento, con numerosas actividades en homenaje a uno de los poetas más interesantes de mediados del siglo XX en lengua inglesa.

Dotado de una voz singular y potente, además de una personalidad arrolladora, Dylan Thomas fue un poeta precoz, que ya desde su Gales natal dio muestras de lo que estaba por venir. Thomas abandonó la escuela con 16 años y comenzó a trabajar como periodista, que fue dejando atrás en favor de la poesía. Su obra es escasa, pero de gran calidad, lírica y con una gran capacidad evocadora, alejada de la hosca etapa que vivía el mundo durante la Gran Depresión. Thomas trabajó como guionista en el mundo del cine y tras la II Guerra Mundial trató de triunfar en Hollywood, sin demasiado éxito.

Pero era la poesía la que se convertiría en su verdadera amante. Habría que destacar Muertes y entradas (1946), o la antología de 1952 en la que incluía Do not go gentle into that good night, que le consagró como uno de los autores más prometedores de su generación.

Sin embargo, en la poesía no hay dinero. Alcoholizado y con problemas económicos, Thomas seguía siempre hacia delante, convirtiéndose en un personaje habitual de la noche allá donde fuera. En 1953, Thomas murió en Nueva York, creándose a su alrededor la leyenda de que había muerto tras una sonora borrachera en el pub White Horse. De hecho, las últimas palabras que se le recuerdan públicamente fueron Me he bebido dieciocho güisquis. Creo que es un récord». Sin embargo, Thomas murió de una neumonía complicada con problemas en el cerebro y el hígado.

La obra de Thomas es rica y sugerente, muy difícil de traducir con fidelidad debido a la musicalidad de sus versos. Además, mucho de su simbolismo era profundamente personal y su análisis siempre ha llevado de cabeza a los estudiosos. Hace poco se ha descubierto un libro de notas del poeta galés en el que, o eso esperan, se guardan las claves de sus últimas obras. El libro había sido encontrado por su suegra poco después de su muerte y había ordenado que lo quemaran, algo que, por suerte, no se cumplió.

¿Y vosotros? ¿Habéis leído algún poema de Dylan Thomas? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Autores relacionados:
Dylan Thomas
Libros relacionados:
Poesía completa

Autores en el exilio: Victor Hugo

Alfredo Álamo el 17 de noviembre de 2014 en Autores

Victor Hugo

La persecución política es uno de los motivos más comunes para el exilio de un escritor, altavoz de ideas que suelen ofender, incomodar y molestar al poder. El poder de la palabra, de la difusión, de la influencia del autor eran capitales hasta la llegada de otros medios de comunicación más modernos. Así que no es de extrañar que, por ejemplo, en el siglo XIX nos encontremos con un continuo goteo de exilios y retornos dentro de la convulsa situación política europea.

Así pues, habría que hablar de Victor Hugo, uno de los autores más grandes que han dado las letras francesas y que jamás rehuyó el compromiso político, siendo un notable activista que escribió discursos políticos par la Cámara de los Pares y opinó sobre temas muy variados, como la educación, la educación o el sistema de gobierno de la República.

Hugo fue alcalde de uno de los distritos de París y diputado conservador, de hecho, durante las revueltas de mediados del siglo XIX, comandó tropas contra los rebeldes en los duros enfrentamientos que se dieron en las calles de París. En un principio apoyó a Luis Napoleón como presidente de la República, pero luego rompió con sus posiciones al cercar la libertad de prensa y de sufragio universal. El golpe de estado de 1851, que impondría el Segundo Imperio y el nombramiento de Napoleón III, provocó su huida, no sin antes hacer un llamamiento a la resistencia armada.

Su primera parada fue Bélgica, donde escribió Napoleón el pequeño, un texto que enfurece al nuevo dirigente francés que fuerza al gobierno belga para que expulse a Hugo, el cual cruzaría el Canal de la Mancha para instalarse en Jersey. Pero Hugo, incapaz de dejar de opinar, criticó a la reina Victoria por viajar oficialmente a Francia… lo que produjo, de nuevo, su expulsión. Corría 1855 y Hugo no sabía donde acudir. Por fortuna, en la pequeña población de Guernsey se había formado un grupo de exiliados franceses que se negaban a volver, aunque se había otorgado un perdón imperial.

En Guernsey, Victor Hugo pasará casi quince años en los que escribiría la que sería su obra más importante y reconocida: Los miserables. En esta obra introduce gran parte de su pensamiento político sobre la situación social en Francia y el sistema de justicia. También criticó al Segundo Imperio con Los castigos y tuvo una gran correspondencia con intelectuales que permanecían en el continente.

Victor Hugo volvió a Francia en 1870, donde fue recibido triunfalmente. Pero pese a luchar de nuevo en la defensa de París y volver a ser elegido para la Asamblea Nacional, es expulsado del país por sus críticas a la represión de la Comuna de París. Pasó varios meses más en el exilio -sin dejar de escribir- antes de volver a París, donde es incluso atacado físicamente por sus ideas, por lo que decide pasar un tiempo fuera.

Hugo se instala en París a partir de 1873 y ya no dejaría la capital francesa. En sus años finales siguió en política -sin tener miedo a la polémica- y, poco a poco, abandonó la práctica activa de la escritura, para dedicarse a cuidar de su legado y sus obras anteriores. Hugo nunca dejó de escribir durante el exilio y su constancia y perseverancia política lo convirtieron en una de las figuras clave del nacimiento y estabilidad de la Tercera República.

Autores relacionados:
Victor Hugo
Libros relacionados:
Los miserables

Lecturalia Lecturalia