Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

91.027 libros, 20.626 autores y 71.373 usuarios registrados

¿Sabías que estas películas estaban basadas en libros de terror?

Alfredo Álamo el 31 de octubre de 2014 en Autores, Terror

terror

Hay películas de terror que han logrado un gran éxito internacional y de las que poca gente sospecha que fueron basadas en libros. Algunas de ellas han logrado eclipsar por completo a su equivalente literario, mientras que otras han conseguido que obras casi desconocidas pasen a convertirse en obras de culto, reverenciadas por los aficionados al género. Hoy en Lecturalia os vamos a comentar algunos casos interesantes.

Sé lo que hicisteis el último verano (1997) resultó uno de los grandes éxitos en recoger la estela de Scream al volver a poner de moda los slasher con misterioso villano que va acabando con un grupo de adolescentes que se han portado mal, han bebido demasiado y practican sexo. Pero si bien Scream era una vuelta de tuerca al género, Sé lo que hicisteis el último verano nació en pleno apogeo del mismo… pero como libro. Publicado en 1973 por Lois Duncan, pasaron 25 años antes de que el libro viera su adaptación cinematográfica, pero la verdad es que tuvo muy poco efecto sobre el título original.

El corazón del ángel (1987) es una de mis películas de terror favoritas y cuenta con la dirección de Alan Parker y con Mickey Rourke y Robert de Niro como protagonistas. El ambiente malsano de una Nueva Orleans calurosa y febril, mezclando temas como el satanismo y el vudú, da como resultado un film más que recomendable. Sin embargo, poca gente ha leído El ángel caído, novela de William Hjortsberg publicada en 1978. De hecho, el propio autor participó en el guión de la película y se nota. Leer el libro tras ver la película… bueno, digamos que arruina mucho la sorpresa.

Inseparables se estrenó en 1988 y es una de las películas más perturbadoras de David Cronenberg, y eso ya es más que suficiente para que los estómagos sensibles se abstengan de su visionado. Los gemelos interpretados por Jeremy Irons son dos personajes impresionantes. Pues bien, Inseparables está basada en la novela de 1980 Los gemelos, escrita por Bari Wood, que, por cierto, también tiene otra novela adaptada al cine, Visiones de la muerte, dirigida por Neil Jordan.

El hombre de mimbre -adaptada en dos ocasiones, en 1973 y en 2006- es un título considerado de culto, sobre todo en su primera versión, dirigida por Robin Hardy, y que muestra una historia de intriga que utiliza mitos paganos y una serie de ritos de lo más inquietantes. No es una adaptación literal, pero el guionista Anthony Shaffer se basó mucho en Ritual, novela de David Pinner publicada en 1967 y que, por suerte, acaba de publicar Alpha Decay.

Y por último, una película que produce también un gran desasosiego, Diabólicas (1955), dirigida por H. G. Clouzot y con Simone Signoret y Véra Clouzot como grandes protagonistas. Esta historia criminal da un paso más allá de la mera historia negra para alcanzar una presión psicológica impresionante. Gran mérito tiene la novela en que se basa, Diabólicas, escrita por el duo Boileau-Narcejac en 1952.

¿Y vosotros? ¿Cuál es vuestra película de terror basada en un libro que más os gusta? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Autores relacionados:
Bari Wood
David Pinner
Pierre Boileau
Thomas Narcejac
William Hjortsberg
Libros relacionados:
El ángel caído
Los gemelos
Ritual

Subastan personajes por una buena causa

Alfredo Álamo el 30 de octubre de 2014 en Actividades, Autores

Subasta

¿Te gustaría que un personaje de Ken Follett llevara tu nombre en su siguiente novela? Pues gracias a una iniciativa de la organización Freedom from Torture ahora puede ser tu oportunidad de aparecer en alguno de los libros más esperados del año.

Freedom from Torture es una organización dedicada a apoyar a las víctimas de la tortura y a ofrecerles ayuda y terapia para tratar de superar las secuelas que deja esta horrible práctica. Con la ayuda de varios escritores, Freedom from torture ha preparado una subasta en la que se podrá pujar para aparecer como personaje en los próximos libros de autores como el ya citado Ken Follet, Margaret Atwood, Ian McEwan, Zadie Smith o Sebastian Faulks, entre otros.

Han llamado al evento la Inmortality Auction, la Subasta de la Inmortalidad, ya que es una oportunidad única para formar parte de una pieza de arte que durará para siempre. Algunos escritores ya están en proceso de escritura de la novela en cuestión, con lo que sólo les falta conocer el nombre, y otros todavía no han empezado, con lo que es posible que el propio nombre defina en gran parte la personalidad del personaje.

Ahora bien, que le pongan tu nombre al personaje no quiere decir que se te vaya a parecer en algo, aunque es posible que algún autor se deje y acabe por ponerle tus rasgos. Después de todo, es por una buena causa.

No es la primera vez que se realizar una acción solidaria como esta, aunque en otras ocasiones varios autores prefirieron donar ellos mismos el dinero por no estar del todo de acuerdo con la idea de utilizar nombres que ellos mismos no hubieran escogido en sus novelas. Otros, como Stephen King, no tuvieron problemas en subastar un nombre para su novela Cell, que alcanzó la nada desdeñable cifra de 25.100 dólares.

¿Y vosotros? ¿Os gustaría aparecer en la novela de algún autor en concreto? Y si lo hicierais.. ¿héroe o villano? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Autores relacionados:
Ian McEwan
Ken Follett
Margaret Atwood
Sebastian Faulks
Stephen King
Libros relacionados:
Cell

Los crímenes del Monograma: Poirot vuelve a medio gas

Alfredo Álamo el 29 de octubre de 2014 en Detectives, Literatura

Los crímenes del monograma

Continuar con la obra de Agatha Christie no era tarea fácil, y aunque Sophie Hannah le ha puesto oficio a Los crímenes del monograma, el resultado final deja con un extraño sabor de boca: sí, es Poirot, pero le falta algo.

Los crímenes del monograma empiezan como tiene que ser: tres cadáveres, tres habitaciones de un mismo hotel y un misterio que recuerda a otras historias de crímenes enigma. Poirot se interesa por el caso y recurre a Edward Catchpool, un joven policía, para introducirse en la investigación, y que, a la postre, es también el narrador de la historia. Catchpool es el sistema de Hannah para imponer su visión de la novela -no ha usado a otros personajes recurrentes en Poirot como Arthur Hastings- y es su rasgo más original. Poirot está bien dibujado, pero acaba por parecer demasiado él: Hannah trata de recurrir a los tics originales de Christie con «las pequeñas células grises» haciéndole parecer un actor sobreactuando.

Según su sinopsis:

Londres, 1929. Tres personas son asesinadas en un elegante hotel londinense y el asesino ha dejado en el lugar del crimen tres siniestras pistas, una por cada cuerpo. Hércules Poirot, que ya estaba retirado, no puede evitar involucrarse en el caso y mientras él se esfuerza en ordenar todas las piezas del puzle, el asesino se prepara para volver a matar.

¿Con qué juega Hannah? Pues con elementos clásicos en Christie como la venganza, la clase media rural inglesa y, cómo no, las reuniones de todos los sospechosos en un mismo lugar. Hannah es una excelente narradora de novela criminal, pero parece que en Los crímenes del monograma ha tratado de introducir una trama en apariencia compleja, por sus continuos giros y descubrimientos, pero que queda lejos de la falsa sencillez que caracterizaba a la obra de Christie. La creadora original de Poirot sabía crear historias muy complicadas que se desgranaban con una facilidad pasmosa. A mi entender es ahí donde falla esta nueva versión del investigador.

Pese a todo, la novela es disfrutable como tal. No despunta, pero la narración es amena y con muchísimos guiños a la obra de Christie. Un homenaje de una alumna aventajada de la que todos esperábamos una obra más redonda.

Autores relacionados:
Agatha Christie
Sophie Hannah
Libros relacionados:
Los crímenes del monograma

Libros de culto: El arco iris de gravedad

Alfredo Álamo el 28 de octubre de 2014 en Autores, Narrativa

El arco iris de gravedad

En 1973 Thomas Pynchon publicó su tercera novela, El arco iris de gravedad, con el que logró hacerse con premios como el National Book Award, dándose a conocer como uno de los más interesantes narradores estadounidenses contemporáneos. El arco iris de gravedad fue eliminado de la lista de los candidatos del Pulitzer por obsceno, algo que, junto al complejo argumento y estilo del libro, convirtió a esta novela en todo un libro de culto.

Con más de 400 personajes, El arco iris de gravedad es un compendio de referencias populares, teorías de la conspiración, paranoia, megalomanía y sexo, muchísimo sexo en sus más raras y extrañas variantes. Pynchon mantiene un estilo preciso y continuo, un flujo de palabras que son disparadas como una ametralladora, forzando al lector a introducirse por completo en la historia o salir a patadas de la lectura.

Thomas Pynchon es en sí mismo un autor cuyo celo por mantener su privacidad ha generado un cierto componente de culto a su alrededor. Carecemos de fotografías recientes y apenas participa en eventos públicos. Pese a todo, cada uno de sus libros genera una importante expectación y es uno de los eternos candidatos al Premio Nobel de Literatura. Dentro de poco se estrenará la adaptación de una de sus novelas más ligeras, Vicio propio, con lo que es probable que su obra se de a conocer un poco más ante el gran público en castellano.

Según su sinopsis, El arco iris de gravedad:

Tyrone Slothrop, un militar norteamericano que trabaja para la inteligencia aliada en Londres, en 1944, padece un grave problema: siempre que cae una de las bombas autopropulsadas alemanas V-2, él tiene una erección. De niño, Slothrop fue sometido a experimentos pavlovianos por el profesor de Harvard Laszlo Jamf, un loco científico alemán que ahora trabaja para los nazis. Laszlo inventó el Imipolex G, un nuevo plástico útil en el aislamiento de los cohetes, y condicionó las partes pudendas de Tyrone para que respondieran a la presencia de ese nuevo plástico. Ahora, ya adulto, nuestro protagonista no puede evitar sentir la presencia del Imipolex en las bombas, y sus superiores militares están investigándolo. En una Alemania devastada por la guerra, Tyrone se enfrenta a legiones de extraños enemigos, de los que tendrá que huir haciendo cabriolas.

Leer una novela de Pynchon es introducirse en una mente fracturada pero precisa, capaz de lanzar al lector de un lado a otro de la Tierra, cambiando de género, de referencias, de personajes y de estilo, con una facilidad tremenda. No es una lectura fácil, y a muchos les parece que tiene más de impostura que de calidad literaria, pero todas estas características son las que hacen de El arco iris de gravedad una novela de culto.

Autores relacionados:
Thomas Pynchon
Libros relacionados:
El arco iris de gravedad
Vicio propio

After: Mil millones de lecturas

Alfredo Álamo el 27 de octubre de 2014 en Autores, best-seller

After - leyendo

After, de Anna Todd, ya ha superado mil millones de lecturas en Wattpad. De hecho, mientras tecleo este artículo, puedo ver a tiempo real el contador de las tres novelas de su serie subiendo los números sin parar. Es uno de los fenómenos literarios de la década en Estados Unidos y ya ha desembarcado en España… en papel.

¿Qué es Wattpad?

Para hablar de After hay que hablar de Wattpad. Ya lo hemos hecho en otras ocasiones, pero todavía es una red social poco conocida en España. En Wattpad hay miles de autores escribiendo sin parar y millones de lectores en busca de una historia con la que conectar. Si hay una que funciona, ¡BANG!, ese texto se viraliza y pronto comienza a recibir miles de lectores. Sólo era una cuestión de tiempo que alguien del mundo editorial sumara dos y dos y aprovechara ese tirón mediático.

¿Por qué engancha?

After -como muchas otras historias en Wattpad- está escrita como un folletín. Van saliendo nuevos capítulos y libros enteros dejando siempre a los lectores con ganas de más. Además, pueden leer desde el móvil o la tableta, compartiendo a tiempo real sus pensamientos sobre el libro con otros lectores, o bien mandándole ideas al escritor que sigue escribiendo. Es la interacción máxima entre lectores y el autor, y no hay más que ver los miles de comentarios que recibe al publicar cada capítulo.

Entonces… ¿para qué sacarlo en papel?

Bien, pese al éxito arrollador de Wattpad también hay que decir que su monetización no es muy alta y depende mucho de la publicidad. El paso a una editorial, que además se encarga de gestionar derechos internacionales (o cinematográficos) significa recibir mucho más dinero. En el caso de After, se ha publicado en 30 países y ya está en marcha una película.

Entonces, After, ¿está bien?

Sinceramente… ¿Acaso importa?

Autores relacionados:
Anna Todd
Libros relacionados:
After

Escritores que abandonaron las letras

Alfredo Álamo el 24 de octubre de 2014 en Autores, best-seller, Biografí­as

Dejarlo todo

Dejar de escribir, de publicar, de transmitir, no es una decisión fácil, sobre todo si has tenido éxito o tu obra ha recibido halagos y reconocimiento. No, dejarlo no es fácil, sobre todo porque escribir es una droga que se hace difícil de abandonar y que forma parte de tu vida, de tu manera de ser, de tu alma.

Sin embargo, hay autores que lo dejaron. ¿Los motivos? Complicados, desconocidos, secretos… para cada escritor hay un conjunto de circunstancias que al final le hacen dejar las palabras aparcadas. Algunos lo hacen con tristeza, otros con resignación, algunos con indiferencia y otros lo deciden después de una larga y fructífera carrera. Veamos algunos ejemplos.

El poeta francés Arthur Rimbaud alcanzó el cielo de las letras con Una temporada en el infierno, cuando apenas contaba con 18 años. También es cierto que el joven Rimbaud llegaba de vivir una relación de intenso amor y odio con Verlaine en la que había crecido como autor a una velocidad sobrenatural. Posteriormente publicó Iluminaciones… y después lo dejó. Luchó como soldado -aunque desertó con rapidez- y llevó una vida de viajes y mercadería por Europa y África. Murió a los 37 años.

Juan Rulfo fue autor de algunas de las mejores historias jamás escritas en castellano. Este autor mexicano firmó dos maravillas: El llano en llamas y Pedro Páramo. Es difícil encontrar una palabra mal puesta en estas obras. Posteriormente terminó El gallo de oro (1958) que no sería publicada hasta 1980. Sin embargo, Rulfo lo dejó tras terminar la segunda novela. Pese a todos los premios y reconocimientos, Rulfo no volvió a escribir. ¿Sus razones? Posiblemente porque para Rulfo la escritura evocaba obsesión y ansiedad.

Harper Lee es una de las autoras más vendidas del mundo gracias a su única novela: Matar a un ruiseñor, con la que ganó el prestigioso Premio Pulitzer de Literatura. Tras la adaptación al cine de la novela, Lee se convirtió en una de las autoras más conocidas de Estados Unidos. Sin embargo, lo dejó. Se retiró de la vida pública y es muy difícil ver a la escritora americana fuera de actos académicos.

Hay otra manera de dejarlo, no podemos obviar a grandes autores como Philip Roth, Alice Munro o Imre Kertész, por ejemplo, que han decidido dejar de escribir al llegar a cierta edad. Es una decisión dura y consciente, la de apartarse del mundo editorial al no saber si tendrán fuerzas o capacidad para afrontar ese duro desafío que supone enfrentarse a la primera página en blanco de una nueva novela.

¿Qué os parece? ¿Conocéis más autores que decidieran abandonar la carrera literaria? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Autores relacionados:
Alice Munro
Arthur Rimbaud
Juan Rulfo
Nelle Harper Lee
Paul Verlaine
Libros relacionados:
Matar a un ruiseñor

RNE prepara una nueva grabación de El Quijote

Alfredo Álamo el 23 de octubre de 2014 en Actividades, Autores

Quijote y Sancho

José María Pou, Javier Cámara, José Luis Gómez y Michelle Jenner serán algunas de las voces escogidas para esta nueva versión de El Quijote que servirá de celebración para el cuarto centenario de la publicación de su segunda parte.

Hace cincuenta años se realizó una histórica grabación de la obra de Cervantes, también a cargo de RNE, con actores de la talla de Adolfo Marsillach, Fernando Rey, Francisco Rabal y Nati Mistral, un elenco de voces difíciles de superar.

La grabación, que durará diez horas, se realizará gracias al apoyo de la Fundación BBVA y contará con los últimos medios técnicos disponibles. Francisco Rico será el director y ha asegurado que se mantendrán fiel al texto lo máximo posible y que harán justicia a la rica oralidad de la novela cervantina, aunque también van a modernizar el lenguaje de la dramatización.

José María Pou será Don Quijote y Javier Cámara su inseparable Sancho. Ambos se enfrentan a un reto nuevo, tratando de hacer sentir a los oyentes sólo a través de la voz toda la magia del Quijote. La voz del narrador, que guiará al público, será la de José Luis Gómez, actor, director y académico de la Real Academia Española de la Lengua.

Además, claro, participará todo el equipo de RNE dedicado a la ficción sonora, incluyendo la música original de Luis Delgado para la ocasión, para obtener un resultado de primer nivel que espera ver a luz el 23 de abril de 2015, coincidiendo con el Día Internacional del Libro.

Sin duda, un genial homenaje a la obra de Cervantes por parte de RNE y que, con toda seguridad, será uno de los elementos más destacados del próximo cuarto centenario. Aquí os dejamos el vídeo de la presentación.

¿Y vosotros? ¿Os gustan este tipo de obras narradas a través de la radio? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Autores relacionados:
Miguel de Cervantes Saavedra
Libros relacionados:
Don Quijote de la Mancha

Libros de culto: El maestro y Margarita

Alfredo Álamo el 22 de octubre de 2014 en Autores, best-seller

El maestro y Margarita

Considerada como una de las mejores novelas del siglo XX, El maestro y Margarita se ha convertido en una novela de culto gracias a su irreverente mezcla de política, filosofía, sátira, romance y fantasía. Además, la historia de su escritura y publicación es tan enrevesada que podría dar para todo un relato propio.

Mijaíl Bulgákov nació en el viejo Imperio Ruso en una familia acomodada que le permitió estudiar medicina al mismo tiempo que se interesaba por la literatura. Contrario a la revolución, luchó junto a los Rusos Blancos y vio como gran parte de su familia emigraba a París. Bulgákov abandonó la medicina y decidió mudarse a Moscú, donde probó suerte como escritor y dramaturgo. Sin embargo, su actitud poco favorable al régimen soviético le provocó una persecución constante. Paradójicamente, Bulgákov trató de emigrar, pero Stalin, quien había disfrutado de una de sus obras, le seguía consiguiendo trabajo mientras la NKPD registraba su casa y lo acosaba.

El maestro y Margarita sufrió un largo proceso de escritura y reescritura, que se inició en 1928 y que cuya revisión duró hasta poco antes de su muerte en 1940, siendo terminada por su mujer en 1941. Su publicación se retrasó hasta 1966 y la primera edición fue muy censurada y con numerosos cambios. En los años posteriores se realizaron varias publicaciones que trataban de volver al original, algo que no se consiguió hasta finales de los años 80. En la actualidad existe una versión completa de la novela que acaba de ser publicada por Ediciones Nevsky, traducida por Marta Rebón.

Según su sinopsis:

Novela de culto, la obra trasciende la mera sátira, si bien genial, de la sociedad soviética de entonces para erigirse en metáfora de la complejidad de la naturaleza humana, así como del eterno combate entre el bien y el mal.

El maestro y Margarita es , ante todo, una novela dentro de otra. Por una parte, la historia de la llegada del diablo a Moscú y la repercusión que esto tiene en la vida de Margarita y su amante el Maestro, y, por la otra, la admirable novela escrita por el Maestro sobre Poncio Pilato y Jesucristo.

Pero eso no es todo: El Maestro y Margarita es un gran carnaval, lleno de humor, risa , parodia y amor.

No puedo hacer más que recomendar encarecidamente la lectura de El maestro y Margarita. Creo que es una sátira deliciosa que retrata no sólo la primera época soviética, sino también muchos de los cambios sociales y culturales de la primera mitad del siglo XX. Además, su calidad literaria es excepcional, de gran influencia en numerosos autores posteriores. De hecho, la novela ha sido adaptada en varias ocasiones tanto al cine como a la televisión, la ópera e incluso ha sirvió como una de las fuentes de inspiración a la hora de escribir la canción Simpathy for the devil, de los Rolling Stones. ¿Qué más se puede pedir para convertirse en una novela de culto?

Autores relacionados:
Mijaíl Bulgákov
Libros relacionados:
El maestro y Margarita

Escritores comportándose mal (o qué no hacer en las redes sociales)

Alfredo Álamo el 21 de octubre de 2014 en Autores, best-seller

Mal comportamiento

¡No has comprendido mi libro! es, entre otras, una de esas frases con la que jamás debes contestar a la opinión de un lector, ni en su blog, ni en Goodreads, en Twitter o en Facebook. Tampoco sirve para mucho enzarzarse en discusiones sobre su estilo al comentar o meterse directamente con su capacidad mental. Toda discusión entre un autor y un lector acaba por convertirse en un auténtico campo de minas en el que la única persona que tiene algo que perder es el escritor.

De hecho, en Goodreads hay un grupo «no oficial» de Escritores comportándose mal en el que se han ido acumulando nombres de autores que han decidido bajar a las trincheras para defender personalmente su libro. ¿La idea? Que nadie lea ni comente libros de estos autores hasta que aprendan a comportarse. ¿La realidad? Que además de filias y fobias personales, el concepto de mal comportamiento se ha extendido fuera de las redes sociales y allí han acabado autores como Orson Scott Card por sus declaraciones homófobas, por poner un ejemplo.

Sin embargo, el mundo de las reseñas y de los comentarios en Internet no deja de ser un reflejo del resto de la red, con gente sincera y bienintencionada y otros que se escudan en el anonimato para machacar a conciencia sin temor a represalias. Un ejemplo de esto ha sido el reciente Gamergate, dentro del mundo de los videojuegos, donde se ha llegado a las amenazas de muerte, exposición de vida privada y acoso.

Leo en The Guardian la historia de la autora Kathleen Hale, quien no pudo evitar caer en una discusión con una lectora en Goodreads. Dicha lectora había puesto su libro a caer de un burro, comentando ciertos aspectos de él (como que, en su opinión, se hacía apología de la violación) provocando que Hale fuera al grupo de los Escritores que se comportan mal. Pero, y esto es una vuelta de tuerca, también existe un grupo dedicado a los reseñadores que no son trigo limpio, Stop the Gooderads Bullies (Parad a los matones de Goodreads), donde se puede encontrar si esa persona que te está poniendo a parir es un troll de libro o no. En el caso de Hale, resultó que su comentarista -con la que tuvo una agria polémica- se había inventado su vida online, tanto en Goodreads como en Facebook o Twitter.

Aunque, según se comenta, algunas redes pueden borrar mensajes denunciados por otros usuarios o el propio autor. ¿Es una forma de censura o de defensa? Desde luego, no es un tema fácil de abordar. ¿Pueden o no pueden defenderse los autores de críticas malintencionadas? ¿Estas discusiones importan a alguien o sólo sirven para manchar la imagen online?

Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Autores relacionados:
Orson Scott Card

Libros de culto: Trampa 22

Alfredo Álamo el 20 de octubre de 2014 en Autores, Literatura

Bombardero

Joseph Heller publicó Trampa 22 a finales de 1961, una novela satírica, crítica, cargada de humor negro y con un argumento tan peculiar que su título en inglés, Catch-22, ha pasado a formar parte de la lengua inglesa refiriéndose a un problema sin solución.

Heller participó en la II Guerra Mundial como miembro de las Fuerzas Aéreas Estadounidenses, completando más de 60 misiones como bombardero en el Frente Italiano. Tras la guerra, Heller completó su educación en la Universidad del Sur de California y Columbia, recibiendo una beca Fullbright para estudiar en Oxford. Heller fue profesor de Escritura Creativa en Yale y a finales de los años 40 comenzó a publicar relatos y novelas.

La Guerra de Korea supuso la base para la escritura de Trampa 22. Heller utilizó, sin embargo, sus propios recuerdos de la II Guerra Mundial para ambientar la novela, aunque introduciendo detalles, personajes, e incluso elementos anacrónicos, que dejaban bastante clara su postura frente a la Guerra Fría y el McCarthismo.

Según su sinopsis:

La acción se desarrolla durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial y se centra en una escuadrilla de bombarderos estadounidense. El coronel Cathcart, jefe de la escuadrilla, quiere ser ascendido a general. Y no encuentra mejor manera que enviar a sus hombres a realizar las misiones más peligrosas. Con una lógica siniestra, Yossarian, un piloto subordinado de Cathcart que intenta ser eximido del servicio alegando enfermedad mental, recibe por respuesta que sólo los locos aceptan misiones aéreas y que su disgusto demuestra que está sano y que, por tanto, es apto para volar. La evolución psicológica de Yossarian refleja la aguda crítica que hace Joseph Heller de un patriotismo mal entendido, el cual exige sacrificios inadmisibles.

La Trampa 22 de la que habla el libro es un razonamiento circular y perverso que Heller aplica dentro del ejército. Según la novela, si uno está loco, puede ser licenciado del ejército, pero se tiene que pedir esa licencia, y esa misma petición deja claro que no se está loco, por lo que nadie puede ser licenciado por locura. Una trampa burocrática en la que cae el capitán John Yossarian, piloto de un bombardero B-52, que le lleva, además, a una constante paranoia en la que piensa que todo el mundo quiere matarle.

Trampa 22 se convirtió rápidamente en un libro superventas y los derechos cinematográficos se vendieron de manera inmediata. Sin embargo, nunca ha recibido un premio importante pese a ser considerado una de las grandes obras antibélicistas de la historia de la literatura. A día de hoy, Trampa 22 sigue siendo un libro de culto.

Autores relacionados:
Joseph Heller
Libros relacionados:
Trampa 22

Lecturalia Lecturalia