Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 112.099 libros, 24.634 autores y 90.541 usuarios registrados

La monumental búsqueda de los libros robados por los nazis

AutorAlfredo Álamo el 25 de enero de 2019 en Divulgación
  • Durante la II Guerra Mundial desaparecieron miles de ejemplares.
  • Su búsqueda continúa hoy en día.

Berlín bajo el dominio nazi.

La ficción siempre nos ha mostrado cómo los nazis saquearon cientos de colecciones privadas de arte, acumulando cuadros y esculturas en escondrijos secretos. Pero lo cierto es que uno de los principales objetivos del expolio nazi fueron los libros. A lo largo de su dominio europeo, numerosas bibliotecas fueron destruidas y sus más preciados tesoros robados. Hoy día, todavía se trabaja en devolver estos libros a sus legítimos dueños.

El trabajo de encontrar estos libros no es fácil. Por suerte, con la llegada de Internet, la informatización y apertura de archivos y catálogos, y la voluntad de un puñado de académicos, se han logrado enormes avances. En cualquier caso, miles de libros robados siguen fuera de su lugar de origen, escondidos a plena vista en numerosas bibliotecas europeas.

Alemania tiene muchos de ellos todavía en sus estanterías. La Biblioteca Central de Berlín ha sido analizada y es probable que un tercio de sus 3,5 millones de libros provengan del saqueo nazi. Y esto, además, sería extensible, aunque en menor medida, al resto de bibliotecas del país.

Durante los últimos 10 años se han devuelto, solo en Alemania y Austria, más de 30.000 libros a 600 propietarios, herederos e instituciones. Se va progresando, aunque de manera lenta. Hay que tener en cuenta que es muy difícil encontrar a los dueños de unos libros robados hace más de 80 años.

Muchos de ellos son piezas únicas de la cultura judía, ya que los nazis querían quedarse con los mejores ejemplos del judaísmo para estudiarlo y, posiblemente, aprender cómo deshacerse mejor de esta religión. Pero no solo saquearon a los judíos: católicos, masones, comunistas, socialistas, ocultistas… todos ellos sufrieron el ansia de los nazis.

Varias instituciones, como la Biblioteca Nacional de Israel, se han implicado en la búsqueda de estos libros desaparecidos. Hay que dejar claro que los famosos Monuments Men del ejército de los Estados Unidos, lograron salvar 3 millones de libros y manuscritos que fueron, más tarde, devueltos a sus países de origen.

El gran problema actual para recuperar los libros se encuentra en los territorios de la antigua Unión Soviética. Países como Rusia o Bielorrusia poseen miles de ejemplares en sus bibliotecas procedentes del botín que se cobraron tras su paso por Alemania. Por ahora, se muestran completamente refractarios a devolver un solo libro.

Hemos cambiado de siglo, hasta de milenio, pero las acciones de los nazis destruyendo el entramado cultural europeo siguen todavía vigentes.

Vía: The New York Times

Alfredo Álamo

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

No se puede comentar esta entrada