Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 111.748 libros, 24.630 autores y 89.815 usuarios registrados

Jolabokaflod, el amor de los islandeses por la literatura

AutorAlfredo Álamo el 18 de diciembre de 2017 en Divulgación
  • Esta fiesta islandesa debería ser una iniciativa mundial.
  • Consiste en regalar libros, leer y tomar chocolate caliente.

Chica joven en la nieve bebiendo chocolate.

Los islandeses celebran cada año en Navidad el jolabokaflod, una fiesta cuyo nombre se podría traducir por “inundación navideña de libros”. Se trata de una de las costumbres más interesantes relacionadas con el mundo de los libros de las que se celebran en todo el mundo. Durante el jolabokaflod se regalan en Islandia miles de libros, pero también entra dentro de la celebración el ponerse a leerlos casi inmediatamente.

Esta tradición es relativamente moderna, ya que nació tras la II Guerra Mundial y la independencia de Islandia frente a Dinamarca. El papel era uno de los pocos productos que no estaban racionados en el país y los libros se convirtieron en el mejor regalo posible por Navidad. En Islandia siempre ha habido una gran pasión por la literatura y ahora, con el jolabokaflod, tienen unos niveles lectores que son la envidia del resto de Europa. Se calcula que más de la mitad de Islandeses leen 8 libros al año, con un índice lector de más del 85%.

Para celebrar el jolabokaflod en condiciones, se edita un gran catálogo, el Bokatidindi, que se manda a mediados de noviembre a cada casa del país, aprovechando la Feria del Libro de Reikiavik. Los islandeses usan el catálogo para seleccionar, comprar y enviar los libros a sus amigos y familiares para Navidad.

Los regalos se abren el día 24 de diciembre, fecha en la que todo el mundo se pone a leer los libros que les han regalado, pasando una jornada festiva y literaria, que combinan con el consumo de chocolate caliente y una cerveza sin alcohol llamada jólabland. Sin duda, un día en el que se respira amor por la literatura.

Desde 2015 se está promocionando esta fiesta fuera de Islandia, ya que se considera una de las más importantes tradiciones dedicadas a la literatura y que sería genial exportar a otras partes del mundo. Y no sólo por el hecho de regalar libros, que está muy bien, sino por esa parte lectora de la celebración; no se coge el libro regalado y se guarda, sino que se potencia la lectura en una fecha en que toda la familia está reunida y el ejemplo para los más pequeños se hace más importante.

Así que ya sabéis, esta Navidad todos deberíamos acercar el jolabokaflod a nuestras casas, regalando libros y leyendo un poco más.

Vía: Jolabokaflod

Alfredo Álamo

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

No se puede comentar esta entrada