Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico 111.981 libros, 24.630 autores y 90.258 usuarios registrados

Los codiciosos autores y el libro electrónico

AutorAlfredo Álamo el 14 de marzo de 2010 en Opinión

Codicia Editorial

Sin palabras me he quedado esta mañana al leer las declaraciones de Santos Palazzi, de la división literaria de librerías de la editorial Planeta, en medio de un anuncio de lo más interesante, y que tendría que haber sido la noticia, pues para el Día del Libro de 2010 se va a lanzar (¡ya era hora!) la gran plataforma de venta de e-books en España, con la participación de Planeta, Random-House Mondadori y un buen montón de grandes editoriales con 2000 títulos disponibles.

Llega un momento de la entrevista a Palazzi en el que está hablando de los precios. Por lo visto van a mantenerlo en un 30% por debajo de la tapa dura, estamos hablando de unos 14 euros por ejemplar, y unos 5 si ya está en bolsillo. Lo que llama la atención de todo esto es la siguiente frase:

Sabemos que todavía puede resultar un poco caro, pero es debido a la presión de los autores, que quieren seguir cobrando.

No sé si lo ha dicho con retintín, con la boca pequeña o con cierta ironía, pero queda fatal. Además añade que al parecer los autores quieren hasta un 20% de comisión en lugar de un 10%. Por lo visto:

Los lectores sí están preparados para el salto digital, pero no tanto los autores. Hay muchos espantados con la piratería porque saben que ellos no podrán dar conciertos. Por otra parte, creo que surgirá una nueva hornada de autores que crearán contenidos para ser consumidos exclusivamente en digital

Desde luego, en su última frase tengo que darle la razón. Si la consigna editorial es esa, culpar a los autores del precio alto de los ebooks por reclamar un 10% más por la venta de sus libros, no sería de extrañar que, mucho antes de lo que se esperan, una generación de autores decidiera no contar en absoluto con editoriales como Planeta.

Me resulta increíble ese tipo de declaraciones. Además de las muchas que equiparan el coste final del libro electrónico al físico, o incluso quieren poner un precio superior, ahora sólo faltaba que señalaran al escritor, el que menos se lleva de todo esto -menos que el librero, el distribuidor o el editor- como el culpable de su política de precios.

El otro día también escuché desde el mundo editorial que los precios tenían que ser altos o no se les iba a poder pagar los elevados anticipos que demandaban los escritores consagrados. También me quedé sin palabras. Si el mercado cambia y los anticipos no se pueden pagar -algo que, teniendo en cuenta que el mercado en papel no va a desaparecer, permitidme que ponga en duda-, las divas de la literatura tendrán que tragar con menos dinero. Y ya está, a menos que busquen la alternativa dos: exprimir a los escritores de bajo nivel para pagar más a los de primera división. Sólo faltaba eso.

Cuando en Inglaterra se está negociando por parte de los sindicatos de autores un 50% para el autor en las versiones digitales y Amazon paga un 70% si te saltas a la editorial me parece de una ceguera importante insistir en este tipo de actitud.

Lo que le hace falta a los directivos en muchas editoriales es aprender algo más del mundo digital, sobre todo de las plataformas de distribución y lo inútil del DRM, antes de ir soltando sinsentidos.

Vía: Público

Alfredo Álamo

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

No se puede comentar esta entrada