Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.418 usuarios registrados

La pared de la tela de araña

Tomás Borrás
La pared de la tela de araña

Resumen y sinópsis de La pared de la tela de araña de Tomás Borrás

Axuxa, una hermosa niña árabe termina en uno de sus juegos en el patio de la casa de Abdala-ba-el-Medhí –anciano hadari- quien, por los efectos de la bebida y ante la belleza de la joven, considera que es la aparición de un djinn –un ángel-. Al día siguiente, comprueba que sólo se trata de una joven que saltaba sobre los tejados de las casas vecinas, pero aún así decide ofrecer a su padre la mitad de su hacienda para que acepte el matrimonio. La primera esposa de Abdala-ba-el-Medhí al enterarse de la noticia huye de la casa llevándose las pertenencias, y al poco tiempo, todos los rituales propios de las bodas musulmanas se llevan a cabo. Durante los festines del dar islán, sin embargo, cuando la pareja tenía la libertad para relacionarse íntimamente, el hombre descubre que todo su deseo hacia la niña no es otra cosa más que pensamiento, que lo máximo que puede ofrecerle es la ternura de un padre, pero nunca la pasión que la neggafa –negra casamentera- ha hecho despertar en la niña y que ahora espera impaciente: Abdala-ba-le-Medhí tiene la enfermedad del frío.

La niña, ahora su esposa, se llena de tedio encerrada en una mansión de la que no puede salir más que a la azotea durante las tardes y trata, inútilmente, de despertar el deseo en su esposo. Transcurrido un tiempo, cuando las intrigas entre ambos empiezan a llegar a un punto inaguantable y el hombre se atreve a golpearla fuertemente, la niña decide divorciarse. Días después es raptada de Tetuán por unos moros árabes que cumplen las órdenes de la primera esposa de Abdala-ba-le-Medhí, quien la vende a unos montañeses para convertirla en chettaha –bailarina- y explotarla en los beit-es-shofa –prostíbulos- de Tánger. El anciano y el padre de Axuxa, sin conocer la suerte de la niña deciden enviar a Muley Idris, un árabe empleado del primero, para buscarla creyendo erróneamente que se ha marchado con Shalum, un embaucador que había logrado quitarle la virginidad a la muchacha.



El moro sale en su búsqueda y con la ayuda de un judío y del español que cuenta la historia logran ubicarla en Beni Arós, de donde salía rumbo a Tánger ya instruida en su oficio por una pareja de montañeses. Pronto, el anciano y el padre de Axuxa se enteran del paradero de ella en Xauen y van a su búsqueda creyendo poder traerla de vuelta, pero algo ha cambiado irremediablemente.

Ha participado en esta ficha: Merod

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad