Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.394 usuarios registrados

Serrano Suñer, valido a su pesar

Ignacio Merino

Resumen y sinópsis de Serrano Suñer, valido a su pesar de Ignacio Merino

El escritor Ignacio Merino, que lo conoció y lo trató asiduamente durante la última década de su vida, ofrece en Serrano Suñer, valido a su pesar una visión psicológica de su personalidad desvelando las claves de su conducta.

Una personalidad en la que convergen el brillante abogado, el hombre culto y sagaz conversador, el fiel amigo de José Antonio, el opositor al servilismo imperante alrededor de Franco y el ministro que evitó que España se posicionara al lado de Hitler, pero también el llamado cuñadísimo que apoyó la construcción del represivo régimen franquista tras el impacto psicológico que le produjo la muerte de sus dos hermanos durante la Guerra Civil.

En el verano de 1942 Serrano Suñer cesó en el gobierno por la presión política de los neofalangistas, los militares franquistas y la astucia de Carrero Blanco. También por las exigencias de Carmen Polo, hermana de su mujer, Zita, indignada ante la evidente paternidad de la niña Carmen Díez de Rivera, fruto de la apasionada relación entre Serrano Suñer y Sonsoles de Icaza, la bellísima y elegante marquesa de Llanzol.El escritor Ignacio Merino, que lo conoció y lo trató asiduamente durante la última década de su vida, ofrece en Serrano Suñer, valido a su pesar una visión psicológica de su personalidad desvelando las claves de su conducta.

Una personalidad en la que convergen el brillante abogado, el hombre culto y sagaz conversador, el fiel amigo de José Antonio, el opositor al servilismo imperante alrededor de Franco y el ministro que evitó que España se posicionara al lado de Hitler, pero también el llamado cuñadísimo que apoyó la construcción del represivo régimen franquista tras el impacto psicológico que le produjo la muerte de sus dos hermanos durante la Guerra Civil.

En el verano de 1942 Serrano Suñer cesó en el gobierno por la presión política de los neofalangistas, los militares franquistas y la astucia de Carrero Blanco. También por las exigencias de Carmen Polo, hermana de su mujer, Zita, indignada ante la evidente paternidad de la niña Carmen Díez de Rivera, fruto de la apasionada relación entre Serrano Suñer y Sonsoles de Icaza, la bellísima y elegante marquesa de Llanzol.

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad