Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.392 usuarios registrados

Memorias (Leni Riefenstahl)

Leni Riefenstahl

Resumen y sinópsis de Memorias de Leni Riefenstahl

Leni Riefenstahl nació en Berlín el 22 de agosto de 1902. Falleció a los 101 años, en 2003, motivo por el cual el años próximo se van a celebrar los diez años de su muerte y Lumen vuelve a ofrecer a los lectores estas memorias.

La visión de la película de Eisenstein El acorazado Potemkin, hizo que la joven Riefenstahl se entusiasmara por el mundo del cine. También en esta época conoció a G.W. Pabst y a Josef Von Sternberg, y en 1932 dirigió su primera película, La luz azul, filme situado en los Alpes, que tras ser premiada en la Mostra Venecia, la lanzó a la fama internacional.


Fue en ese período cuando conoció a Hitler y las altas jerarquías nazis. Mientras otros cineastas se expatriaban, como Fritz Lang y Robert Wiene, Leni, gracias al doctor Goebbels, se convirtió en la cineasta número uno del régimen. El propio Hitler causó gran impacto en la actriz y directora, que aceptó el encargo de dirigir dos documentales sobre el congreso del partido, La victoria de la fe (1933) y El triunfo de la voluntad (1936). Esta obtuvo el Premio Nacional de Cinematografía, la medalla de oro en la Bienal de Venecia, y medalla de oro también en la Exposición Universal de París en 1937. Para acallar las críticas de algunos generales de Hitler por la gran confianza que el Führer tenía hacia ella, filmó un corto sobre la Wermacht. En ese tiempo viajó por España y rodó los exteriores de Tierra Baja, que acabaría aparcada por falta de financiación.

Con Olimpíada, una epopeya sobre los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, obtuvo no solamente el gran reconocimiento del gobierno y pueblo nazi, sino que además fue  premiada con gran éxito de público y crítica con un León de Oro en el Festival de Venecia. Olimpíada se estrenó el día del cumpleaños de Hitler en sesión privada, en dos partes: Fiesta de los pueblos y Fiesta de la belleza. Después del estreno de los documentales siguió con sus proyectos hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Tuvo una experiencia directa de la guerra cuando en la ciudad de Konskie asistió a la ejecución de treinta judíos que, según sus palabras, intentó impedir. En esa época, siguió con el rodaje de Tierra Baja, para el cual construyó en Alemania una aldea de estilo español.

Leni se casó en 1944 con Peter Jacobs de quien se divorció en 1946. Tras el final de la guerra, fue detenida e interrogada por el ejército norteamericano. Le fue confiscada la casa y todas sus posesiones, ente ellas las copias de sus películas. Leni se defendió siempre de sus acusaciones de nazismo, diciendo que había pecado de ingenua pero no de mala voluntad, negó conocer el exterminio de los judíos y nunca lo lamentó. Tras ser liberada por los norteamericanos, una guarnición francesa en El Tirol la volvió a detener. En varios juicios sucesivos, a instancias norteamericanas y francesas, salió con veredicto favorable, que reconocía una implicación indirecta con el régimen nazi pero la exculpaba de crímenes de más envergadura.

Cuando ya tenía sesenta años viajó por África, donde quedó prendada de unas fotografías de los atléticos cuerpos de los Nuba. Se obsesionó con la idea de filmarlos, y a pesar de los peligros, partió para el sur de Sudán en las más adversas circunstancias. Sus fotografías y filmaciones de los Nuba dieron la vuelta al mundo. Desde mediados de los años setenta, y con casi ochenta años, aprendió submarinismo y comenzó a fotografiar arrecifes de coral. Con esta última aventura se acaban las memorias de una mujer controvertida, que caminó a su manera los caminos más notorios del siglo xx.

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad