Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.430 usuarios registrados

Hitler y Stalin: vidas paralelas

Alan Bullock
Hitler y Stalin: vidas paralelas

Resumen y sinópsis de Hitler y Stalin: vidas paralelas de Alan Bullock

No hay analogía más paradójica que la que se da entre dos adversarios irreductibles. Por eso la analogía entre el totalitarismo de Hitler y el de Stalin ha dado lugar a numerosos estudios históricos. Entre ellos destaca este monumental trabajo, obra del gran historiador de Oxford, Alan Bullock, quien tiempo atrás había publicado ya una de las mejores biografías de Hitler.

Sin dejarse llevar de teorías ideológicas ni de meras explicaciones psicologistas, Bullock escoge el método narrativo para contar con todo detalle las vidas de los protagonistas, relacionándolas entre sí y colocándolas en su contexto histórico y social. Si otros, como Hannah Arendt, intentaron antes la comparación entre la Alemania nazi y la Rusia de Stalin para delimitar el concepto genérico de totalitarismo, Bullock sigue otro camino: "Mi propósito no consiste en demostrar que ambos fueron ejemplos de una categoría general, sino en utilizar el método comparativo para reflejar el carácter único e individual de cada uno de ellos".

Así, de una parte señala las similitudes entre Hitler y Stalin: las frustraciones sufridas al comienzo de su carrera, el creerse investidos de una misión histórica, su insensibilidad frente a los sentimientos humanos... Pero, de otra, muestra sus diferencias. Sus ascensos personales se explican por sus talentos respectivos. En Hitler destacan su habilidad oratoria, su sentido táctico, su capacidad de tomar decisiones audaces con rapidez y cinismo. En Stalin, predomina su talento de conspirador y organizador, que le llevó a hacerse con todos los poderes burocráticos del partido único.

En cuanto protagonistas de una época marcada por el terror, ambos comparten una gran responsabilidad histórica: el desencadenamiento de la II Guerra mundial, la instauración de regímenes totalitarios y la comisión de crímenes contra la humanidad. ¿Unos terrores simétricos? Bullock entiende que para Hitler los asesinatos en masa tenían un objetivo biológico -la erradicación de los judíos-, mientras que para Stalin suponían un instrumento de acción política. Pero los resultados se diferenciaron poco.

Ha participado en esta ficha: nicoleon83

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad