Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.412 usuarios registrados

Sin plumero ni mandil

Elena Carantoña

Resumen y sinópsis de Sin plumero ni mandil de Elena Carantoña

A fuerza de repetir machaconamente la cantinela de la doble jornada, la brecha salarial y el techo de cristal ha terminado por imponerse un peculiar mundo laboral disociado en “hombres culpables” y “mujeres víctimas”, en el que desaparecen las listas y las bobas, las Lolitas y las santas, las ñoñas y las perversas.

La mujer profesional ya no es un individuo. Es un sufrimiento. Ni pérfidas ni pánfilas, ni Bette Davis ni Doris Day. Solamente un ejército de clones atrapados en su triste sino, impotentes para sacarle partido a sus propios atributos, tener expectativas personales y desarrollarlas según su inclinación. Fin de trayecto.

Este es el monótono y descorazonador panorama donde nos encierran las trampas con perspectiva de género: el liderazgo amable, la conciliación, la multitarea, las asociaciones vedadas a los hombres y el ascenso por cuotas interpuestas.

A pesar de la insistente propaganda es posible identificar y evitar esas trampas que impiden a la mujer ser, también en el ámbito laboral, lo que le da la gana: renunciar al manual de uso del género a la moda y adentrarse sin complejos en las excitantes sendas profesionales. ¿Merece la pena? Tú decides, pero recuerda que la recompensa es la insuperable satisfacción de ser la autora de tu propia vida.

¿Qué se propone este libro?

Compartir un viaje suspicaz por las rutas laborales para descubrir esas trampas que nos acechan camufladas bajo un apetitoso cebo. Tras avistarlas y desmenuzarlas cada una decidirá si prefiere desactivarlas, sortearlas, utilizarlas en su favor o –llegado el caso- dejarse caer en ellas.

Mercory, una empresa de servicios, es nuestro escenario, el lugar donde trabajan Carolina, una economista de 33 años a la que la vida laboral le da tantas sorpresas como a cualquiera de nosotras, y sus compañeros. Todos ellos, sea cual sea su sexo, son ficticios, pero ninguno es irreal, como tampoco lo son las situaciones que viven. En cada capítulo tomaremos distancia y recurriremos a la memoria y las experiencias ajenas para reconstruir fielmente las trampas y practicar las vías de escape. Al final del camino estaremos en condiciones de dibujar un mapa laboral a nuestra medida por el que pasearnos a nuestro antojo, sin plumero ni mandil.

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad