Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.412 usuarios registrados

El cuaderno griego

Arnaldo Calveyra

Resumen y sinópsis de El cuaderno griego de Arnaldo Calveyra

El misterio ha sido desde siempre el núcleo de la poesía de Calveyra, pero a partir de Maizal del gregoriano se inició un peregrinaje, con la estación de Diario de Eleusis, que alcanza en El cuaderno griego un provisorio final, el vértice que le faltaba a una involuntaria trilogía. “De aquí/ a después”, se lee. Calveyra hace posible ese desplazamiento imposible del espacio al tiempo. Hay una poética del rodeo, de la alusión y del sobreentendido. “Nunca nos perderemos del todo de la mano del horizonte.” Después de todo, el horizonte es, como el verso, una línea. Calveyra escribe aquí también una rara especie de autobiografía, una autobiografía mítica. Anotaciones, sueños, sintaxis del pasado. El poeta adivina aquello que hay detrás de la noble sencillez y la serena grandeza. “...los dioses se amañaron.” El cuaderno griego está hecho también de todos los sentidos que caben en ese solo verbo, “amañar”. La poética de Calveyra no ha cambiado desde su primer libro. Esto se ha dicho, no sin razón, muchas veces. Pero, complejamente, los versos se alejan aquí más y más de cualquier evidencia. El misterio que Calveyra rodea no pertenece sólo a la experiencia: hay un verdadero misterio en las palabras y en sus combinatorias. El poeta pretende –y logra– que el lenguaje diga cosas que nunca estuvo preparado para decir. Pablo Gianera

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad