Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.425 usuarios registrados

Diario de una ciudad

Álvaro Pastor Torres
Diario de una ciudad

Resumen y sinópsis de Diario de una ciudad de Álvaro Pastor Torres

Un año en Sevilla día a día, 365 pequeñas o grandes historias ilustradas de la Ciudad. Desde el prehistórico asentamiento anclado sobre palos, hasta la Sevilla de hoy: don Pedro El Justiciero y sus leyendas, los rincones secretos de las clausuras sevillanas, las devociones más extendidas y también las más ocultas, los autos de la Inquisición y el quemadero del Prado, los corrales de coplas y lavanderas, los recovecos de la vieja judería, la verdadera Cruz Verde, las riadas con sus tragedias y sus azulejos del \"hasta aquí llegó el agua\", los oficios ya perdidos, los mármoles romanos, Richard Ford cotilleando en el jardín de las Delicias, el triste destino de las cenizas de Trajano, el agua que corría por los caños de Carmona, la secreta torre de Pisa sevillana, la Fe triunfante que como el Diablo Cojuelo otea la ciudad desde las alturas, los santos hispalenses y los frailes bandoleros, las Esperanzas de Sevilla, los viajes de don Fadrique Enríquez de Ribera, la pasión en blanco y rojo o en verde y blanco, la espada desnuda de San Fernando el 23 de noviembre, Gustavo Adolfo Bécquer y Arias Montano paseando por las orillas del Guadalquivir, una de noveles en la Maestranza, la parroquia de San Miguel antes de su trágico encuentro con la piqueta revolucionaria, la bandera blanca y celeste en lo más alto de la giralda, las legiones de Santa Ángela a la conquista del lirio el 2 de marzo, la feria del Prado y la de los Remedios, Santas Justa y Rufina sosteniendo la Giralda durante los terremotos, las exposiciones del 29 y del 92, Manuel Ferrand en el jueves, los tranvías por la estrecha Alcaicería de la Seda, un viernes cualquiera en la plaza de San Lorenzo, el color especial de Sevilla, don Juan Tenorio recitando sus ripios por el barrio de Santa Cruz, los nuevos ricos del siglo xvii, la bomba atómica en plena plaza de la Encarnación, la Alameda por el día y por la noche, los tres bailes de los seises, los fantasmas guasones del hospital de los Inocentes o los más inquietantes de la Cartuja, la diosa Hispalis que en verdad era de Castilleja de la Cuesta, la repostería conventual o los años irreparables de Rafael Montesinos.

Ha participado en esta ficha: yiyolon

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad