Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.402 usuarios registrados

El vidente (José Enrique Canabal)

José Enrique Canabal

Resumen y sinópsis de El vidente de José Enrique Canabal

La historia arranca en 1945, y lleva al lector por los caminos de la novela tradicional, con un argumento cargado de compromiso personal y político, de amor, de lucha. Poco a poco, según avanza la vida de los protagonistas, el autor nos conduce a un escenario de ficción futurista en el que la vida humana nos parece insoportable. Cuando parece no haber salida, los protagonistas la encuentran en el pasado. Canabal cuenta cómo en el siglo XI se pusieron de moda las peregrinaciones a lugares sagrados: a Roma, a Santiago de Compostela y a los Santos Lugares, donde transcurrieron la vida, pasión y muerte de Jesucristo. La más alta meta de un peregrino, consistía en viajar a Jerusalén para postrarse en el santuario del Santo Sepulcro. Tierra Santa estaba bajo dominio de los califas Abbasíes de Baddag. Éstos, aunque profesaban la religión islámica, no tenían inconvenientes en respetar y favorecer las peregrinaciones cristianas a sus posesiones, pues los visitantes les proporcionaban saneados ingresos. Pero, a mediado del siglo, los belicosos e intolerantes turcos Selyúcidas se apoderaron de la región. Para la cristiandad que los santos lugares estuviesen bajo el dominio guerrero de los turcos no era admisible, pero rescatar Tierra Santa de los infieles y restablecer la seguridad en las rutas de peregrinación no fue más que una excusa. Las verdaderas causas de las cruzadas fueron sociales, políticas y económicas. El factor religioso fue simplemente un pretexto, para arrastrar a la guerra santa a una muchedumbre de personas de toda condición social, que se sentían fascinadas conquistar para la fe de Cristo los Santos Lugares.

Este es el atractivo entorno en el que transcurre “El Vidente”; luchas ideológicas, guerras, la locura destructiva de nuestro mundo y el amor como única fuerza constructiva, como única salvación. Aunque, posiblemente, cuando la ciencia ha descubierto todo cuanto se creía posible, alguien decida viajar hasta antes del momento de la creación y podamos encontrarnos con una extraña realidad; nada de lo que conocemos ha existido.

Ha participado en esta ficha: yiyolon

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad