Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico
97.312 libros, 22.346 autores y 77.115 usuarios registrados

Los miserables, cuando Víctor Hugo cambió la novela

Alfredo Álamo el 20 de marzo de 2017 en Divulgación
  • Fue un ejemplo de denuncia social y política.
  • Su éxito también vino dado por su excelente publicidad.

Gárgola en Notre Dame con vistas a París

Víctor Hugo ya era un autor conocido tanto dentro como fuera de Francia gracias a obras como Nuestra Señora de París (1831), con un enorme éxito tanto entre el público como en la crítica. Sus historias, que recogían el espíritu romántico e histórico de su época, fueron un paso más allá convirtiéndose en auténticos fenómenos populares. Sin embargo, el cambio hacia la denuncia social y política que abordó en Los miserables (1862) le supuso la consagración internacional, pese a que muchos autores y críticos le dieron la espalda.

La situación que se vivía en París -y en casi toda Europa-, a principios del siglo XIX era muy convulsa. Las revueltas populares y burguesas, la represión de las clases altas, una desigualdad social en aumento, fueron elementos frente a los que Hugo no pudo girar la cabeza. Era un momento donde la mayoría de los creadores estaban del lado más elitista, no buscaban la denuncia, sino el arte. Su participación política, que acabó con el exilio, se ve claramente reflejada en Los miserables.

Alrededor de la novela se creó una gran expectación. Estamos hablando de uno de los autores más conocidos del mundo, así que todos querían saber de qué iba Los miserables. Pero Víctor Hugo realizó una de las primeras y más interesantes campañas de publicidad dentro del mundo de la literatura, manteniendo un absoluto secretismo sobre su nueva obra. El interés del público fue en aumento y se formaron largas colas para comprar el libro en Bruselas y París. Su exportación a Estados Unidos también fue espectacular, siendo muy conocida la anécdota en la que Hugo mandó un telegrama a sus editores sólo con un carácter: “?” a lo que contestaron de igual manera: “!”.

Los miserables no caló entre sus contemporáneos, ya que era demasiado realista, popular, buscando la denuncia a través de situaciones exageradas. No era el arte al que Víctor Hugo los tenía acostumbrados. Entre el pueblo, el éxito fue arrollador, pese a que la Iglesia Católica decidiera prohibirlo, metiéndolo dentro de su funesto listado del Index Librorum Prohibitorum.

Con el tiempo, Los miserables se convirtió en un fenómeno universal y un ejemplo de cómo la literatura podía ir más allá del arte y convertirse en una herramienta capaz de hacer tambalear a los más poderosos. Hoy en día podemos encontrar más de 60 películas basadas en esta novela, con exitosas adaptaciones en el teatro. Es difícil encontrar otra obra con tal calado en el imaginario colectivo.

Víctor Hugo pasó 20 años en el exilio, en los que nunca dejó de escribir, convirtiéndose en una referencia ineludible en la historia de la literatura. Con la caída del II Imperio volvió a París, participando en política casi hasta el día de su muerte. A su entierro acudieron 2 millones de personas.

Autores relacionados Autores relacionados:
Victor Hugo
Libros relacionados Libros relacionados:
Los miserables
Alfredo Álamo

en

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

3
comentarios en “Los miserables, cuando Víctor Hugo cambió la novela”

  1. Los miserables, cuando Víctor Hugo cambió la novela | Librería UMSNH dijo:

    […] Fuente: Lecturalia […]

  2. Los miserables, cuando Víctor Hugo cambió la novela dijo:

    […] Los miserables, cuando Víctor Hugo cambió la novela […]

  3. Sindi Alvarez dijo:

    Uno de mis libros favoritos, simplemente la realidad de estas situaciones es atemporal, tan aplicable en esos tiempos como actualmente

Añade un comentario


Lee lo siguiente antes de aceptar tu comentario:

Debes tener en cuenta que se requiere corrección ortográfica y gramatical:
- No se admite lenguaje sólo en mayúsculas o minúsculas.
- No se admite lenguaje SMS o abreviado: Frases completas y con sentido.


Política de Privacidad

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Ontecnia Media Networks S.L., cuya finalidad será la gestión y mantenimiento de las relaciones comerciales con nuestros clientes y usuarios y la atención de consultas, sugerencias o dudas en relación con nuestros productos o servicios. Cuando expresamente se indique, los datos marcados con un asterisco (*) serán obligatorios, sin los cuales no podremos tramitar este servicio. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como al envío de comunicaciones comerciales relativas a nuestros productos o servicios. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a cualquiera de las direcciones indicadas en la Información Legal.

Gracias por tu colaboración.


Lecturalia Lecturalia