Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico
97.312 libros, 22.346 autores y 77.117 usuarios registrados

Los mensajes ocultos en Alicia en el País de las Maravillas

Alfredo Álamo el 10 de junio de 2016 en Divulgación
  • ¿Existe un subtexto sobre sexo, política y drogas?
  • La obra de Carroll sigue siendo analizada 150 años tras su publicación.

Detalle de una de las primeras ilustraciones de Alicia en el País de las Maravillas.

Alicia en el País de las Maravillas es una obra que ha logrado sobrevivir sin problemas más de 150 años, convertido en un clásico atemporal que, todavía hoy, sigue recibiendo una gran atención, sobre todo tras las recientes adaptaciones al cine que se han realizado. Pero desde hace décadas, el análisis de la obra ha despertado numerosas discusiones académicas sobre lo que Carroll quiso dejar caer tras la apariencia de una obra infantil. ¿Sexo, drogas, crítica política? Es muy posible que así fuera.

Lo cierto es que es difícil no imaginar oscuras referencias simbólicas en muchos de los personajes que aparecen en el libro, como el conejo, las llaves o la oruga… que podrían ser interpretadas, sin demasiado problema como sexuales. Aunque quizá esto esté cogido un poco por los pelos, ya que otros opinan que el libro se refiere más al proceso que toda niña atraviesa al llegar a la pubertad, que es una alegoría sobre ese proceso en el que el cuerpo cambia y todo son molestias, la autoridad molesta y no se entiende por qué hay que seguir las reglas sociales.

En cuanto a las drogas, es difícil argumentar que ver a una oruga fumando en una cachimba, junto a una seta mágica, no tiene un subtexto evidente. Desde los años 60, la contracultura americana ha adoptado a Alicia en el País de las Maravillas como uno de sus libros de cabecera en lo que se refiere al tratamiento de las drogas, como si fuera el viaje de ácido más conocido de la literatura. No olvidemos que Thomas de Quincey, conocido por sus libros sobre el opio y el hachís, era uno de los autores favoritos de Carroll.

¿Y la política? Bien, en plena época victoriana, lo cierto es que la monarquía del País de las Maravillas no sale muy bien parada -aunque la propia Reina Victoria disfrutó mucho del libro-, así como su sistema político y su burocracia. Alicia no da crédito a la actitud de las gentes que encuentra, incapaz de entender sus costumbres, algo que ha sido considerado como una crítica al colonialismo y el imperialismo inglés.

Otro de los puntos polémicos es el del poema de la morsa y el carpintero -uno de mis pasajes favoritos de Alicia-, cuya interpretación se ha visto siempre entre dos puntos, uno más religioso, siendo el carpintero Jesús y la morsa Pedro, y otro más político, en el que los dos personajes simbolizan el Imperio Británico y las ostras los países ocupados.

Quizá uno de los mayores éxitos de Alicia en el País de las Maravillas es su capacidad para aceptar sin problemas numerosas interpretaciones al mismo tiempo, múltiples reflejos que, sin duda, Lewis Carroll disfrutaría con una sonrisa sardónica en la boca, dejando que la discusión se alargara eternamente, como en una tarde de té atascada para siempre a las cinco.

Vía: BBC

Autores relacionados Autores relacionados:
Lewis Carroll
Libros relacionados Libros relacionados:
Alicia en el país de las maravillas
Alfredo Álamo

en

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

6
comentarios en “Los mensajes ocultos en Alicia en el País de las Maravillas”

  1. Los mensajes ocultos en Alicia en el País de las Maravillas dijo:

    […] Los mensajes ocultos en Alicia en el País de las Maravillas […]

  2. Galdubat dijo:

    Un técnico p, y raymundo cazador, (nicks) publicaron que el autor había tenido relaciones completas, con la niña en la que se basa el cuento. Publicaron fotos de un niña. Tanto Carril con el autor de Peter Pan era n pedófilos.

  3. Alfredo Álamo dijo:

    Pues que corran a demostrarlo en círculos académicos en lugar de en foros mediante nicks.

  4. Alicia dijo:

    Es increíble cómo la mente retorcida de la gente puede hilar hasta el punto de distorsionar y desvirtuar un cuento infantil y prostituirlo encontrando vicios como los indicados arriba. El crítico no tiene en qué más ocupar su tiempo? Por favor es un sueño…

    La gente debe pensar dos veces antes de hacer una aseveración de tal magnitud… pobles!

  5. Fabi dijo:

    Demasiado especulativo. Con esas razones, la Comedia, el Quijote, Hamlet y demás, también son libros alucinógenos.

  6. Nelson dijo:

    James Matthew Barrie no era pedófilo, eso está fuera de discusión, ya que tal acusación fue permanentemente desmentida, una y otra vez por los niños que convivieron con él. Lewis Carrol es otra historia, un personaje oscurísimo, que se dedicaba a fotografiar nenitas desnudas, y que llegó a ser uno de los principales sospechosos en el caso del criminal serial conocido como Jack el Destripador.

Añade un comentario


Lee lo siguiente antes de aceptar tu comentario:

Debes tener en cuenta que se requiere corrección ortográfica y gramatical:
- No se admite lenguaje sólo en mayúsculas o minúsculas.
- No se admite lenguaje SMS o abreviado: Frases completas y con sentido.


Política de Privacidad

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Ontecnia Media Networks S.L., cuya finalidad será la gestión y mantenimiento de las relaciones comerciales con nuestros clientes y usuarios y la atención de consultas, sugerencias o dudas en relación con nuestros productos o servicios. Cuando expresamente se indique, los datos marcados con un asterisco (*) serán obligatorios, sin los cuales no podremos tramitar este servicio. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como al envío de comunicaciones comerciales relativas a nuestros productos o servicios. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a cualquiera de las direcciones indicadas en la Información Legal.

Gracias por tu colaboración.


Lecturalia Lecturalia