Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

91.752 libros, 20.901 autores y 71.722 usuarios registrados

Libros antiguos y usados, ¿guardar, destruir, reciclar?

Gabriella Campbell el 9 de enero de 2012 en Actividades, Arte, Literatura

Postales literarias

Hace poco hablábamos de diversos usos poco convencionales que podían darse a los libros. Uno de los ejemplos fue el reciclaje del libro como obra de arte (recientemente he encontrado otro ejemplo espléndido de esta faceta artística, en manos del escultor de libros Guy Laramee). En esta misma línea, en un blog de diseño se publicó recientemente un artículo sobre cómo convertir libros no deseados en tarjetas postales, dándoles así una nueva vida. Podéis encontrar el artículo en concreto en la web Apartment Therapy, una página enfocada al diseño de interiores y a la creatividad. Lo que me llamó realmente la atención del artículo, y lo que su autor probablemente no se esperaba, fue la avalancha de comentarios negativos respecto a su idea. Para muchos, la idea de destruir un libro, aunque sea para reciclarlo de una manera tan original, era inconcebible. Muchos de vosotros expresasteis también sorpresa en mi artículo de Lecturalia sobre la marginalia, o la costumbre de escribir (¡sí, incluso con bolígrafo!) en los márgenes de los libros.

El debate que se generó al hilo del artículo de Marginalia fue interesante, más que nada porque todos expresaban puntos de vista válidos: por un lado, había quien consideraba que escribir en un libro era mancillarlo y estropearlo, por otro había quien pensaba que enriquecía el contenido y la propia lectura de la obra. Imaginad que aplicásemos el mismo debate al hecho, ya no de escribir en los márgenes de los libros, sino de transformarlos completamente, ya sea para crear una obra artística, ya sea para darle una vida nueva como proyecto rudimentario, como en el caso de las tarjetas postales. Por un lado, parece un crimen estropear de esta manera un libro, pero por otro… ¿qué hay de la cantidad de libros que todos los años se convierten en pulpa, se queman, o acaban en los vertederos? ¿No se merecen, acaso, la bondad de una nueva vida? A la hora de destruir un libro para concederle un nuevo uso, nadie implica que debamos romper a tiras una obra favorita o un ejemplar valioso. ¿A cuántas personas conocéis que en vez de regalar o donar sus libros sobrantes simplemente los tira a la basura? Muchas bibliotecas, editoriales y librerías se quejan de acabar con almacenes llenos de libros que ya han agotado su vida útil, y el simple hecho de buscar a quién revender estos libros, o a quién y cómo donarlos, es un proceso con frecuencia muy frustrante. Por otro lado, todos tenemos algún libro que consideramos de valor nulo, algún superventas de baja calidad que no encontrará nunca una salida a su estado inamovible de decoración de estantería.

¿Qué opináis vosotros? ¿Merece la pena destruir un libro si de éste nacerá algo bello o útil? ¿O consideráis que todo libro es sagrado y debe conservarse? ¿Qué ideas se os ocurren para reutilizar esas obras que ya no caben en vuestras estanterías? Como siempre, esperamos vuestras respuestas en los comentarios.

Entradas relacionadas:

31
comentarios en “Libros antiguos y usados, ¿guardar, destruir, reciclar?”

  1. Libros dijo:

    Un libro, sea cual sea, nunca merece acabar en la basura. Es preferible darle otro uso, aunque sea reconvertirlo en otro producto, pero nunca deshacerse de él o tirarlo al contenedor. Aunque claro, nuestra opción preferida es dejarlos en la estantería y que acumulen polvo ;) ¿Qué ocurre con el espacio para nuevas adquisiciones? Bueno, ya se verá… para un libro siempre hay hueco

  2. RoiloRock dijo:

    Como todo, esperemos un tiempo, y con el desarrollo de los libros electrónicos eso no será un problema.

  3. Cristina dijo:

    Ooops yo soy de la que escribo en los laterales, eso sí, nunca con boli.
    Creo que siempre y cuando la transformación sea con fines artísticos está más que justificado, os recomiendo que echéis un vistazo a la obra del artista Simón Zabell.

  4. Alfonso Villar dijo:

    Yo tiendo a conservar los libros tal y como los compré en su momento. Hay gente a la que le gusta poner su firma o hacer anotaciones. No lo he hecho nunca, pero tampoco me parece mal que se haga.

    En cuanto a esos usos alternativos del libro, creo que en la sociedad actual no tiene mucho sentido la “veneración” del soporte físico del libro, a no ser que se trate de una edición especial o algo similar. Aun así, son cientos de ejemplares idénticos fabricados en masa. Tendría más lógica si el hacer un libro fuera todavía artesanal.

  5. Rodrigo Molina dijo:

    A mi en lo personal me gustaria encontrar o formar un club de intercambio para pasar a otras manos los libros que ya he leido , y ademas existen siempre libros que me encanta re-leer algunos años despues y de los que nunca me desharia, sere tal vez anticuado pero no cambio la sensacion de tener un libro en las manos, marcar la pagina donde quede , sentir el olor a papel nuevo o viejo y recordar que estan hechos de algo vivo , nunca lo cambiare por los libros electronicos.

  6. Iván dijo:

    Es cierto que siempre existen obras de escaso valor desde un punto de vista subjetivo, no creo que la donación, a falta de otras soluciones, resulte dificultosa pero lo desconozco. Quizá se pueda convertir un libro en una obra de arte diferente pero es una idea extraña, no es su finalidad y su lectura puede interesar a otras personas.
    Escribir en los márgenes de un libro es no valorarlo y una falta de respeto a sus futuros lectores. No veo el enriquecimiento por ningún sitio.

  7. Angel dijo:

    A mi me gustaría saber cómo poder salvar algunos de mis libros que se han visto afectados por el moho. Agradecería información al respecto.
    Yo me veo obligado a prescindir de algunos por miedo a que se vean afectados los demás. Tengo algunas antiguas enciclopedias prácticamente inútiles en los tiempos que corren, también afectadas por el moho, que quizás no merezcan la pena pero ¿quién las puede querer hoy en día?. Aún así, se hace duro tirarlo al contenedor aún que sea el de papel.

  8. Sergio dijo:

    Lo veo bien cuando son recogidos de la basura, rotos… En definitiva: que iban a tirarse. Entonces perfecto, incluso ¡me encanta! Ahora, libros de casa, si no los vas a leer, para mí prima el donarlos o venderlos, que para eso son libros. Me resulta cruel pensar en destruirlos para hacer otras cosas habiendo tantos lugares donde donarlos…

  9. Ligia LópezdeCastilla dijo:

    No creo que todos los libros sean necesariamente “sagrados”, y, sí, estoy de acuerdo en que los que ya no tienen vida útil como libros puedan ser reciclados. Otros libros, en cambio, son objetos de afecto personal y hasta de amor.

  10. Juancé dijo:

    Lo nuevo siempre termina desplazando a lo viejo.

    Por ejemplo:

    -el DVD reemplazó al VHS,
    -el CD, al disco de vinilo.
    -el CD, al Cassette
    -el walkman, al discman
    -etcétera…

    Los libros (lindos por supuesto) tienen las horas contadas.

  11. Bibliotecas de Getxo dijo:

    Las Bibliotecas de Getxo organizamos un mercadillo anual con donaciones de particulares, que recibimos a lo largo del año. Los libros se venden a precios simbólicos y el dinero que se recoge se destina a un proyecto solidario diferente cada año. No todo se vende, pero si la mayor parte, y así los libros reviven con sus nuevos propietarios.

  12. Can Toni de les Eugues dijo:

    Can Toni de les Eugues es una entidad sin ánimo de lucro que de dedica precisamente a esto, a dar una segunda vida a los libros. Vista esta necesidad por una serie de gente, muchos de ellos trabajadores de bibliotecas públicas, decidimos crear esta entidad para realizar esta actividad que creemos es de gran interés para la comunidad. Recogemos y limpiamos los libros y los ponemos a disposición de centros escolares o otras entidades, de forma gratuita y a disposición de particulares a un precio de 2 euros x libro. Trabajamos solamente con libros que no tienen valor de antiguo y que tampoco son nuevos, es decir precisamente la franja de libros que no tienen valor … pero como todos … no tienen precio ! nos podeis encontrar en el Facebook Cantonideleseugues o en nuestro local en Llagostera (Girona), abierto los sabados de 4 a 7 de la tarde.

  13. Pilar dijo:

    Rodrigo Molina. Hace poco he descubierto una web en la que puedes donar libros o intercambiarlos, http://www.libroscompartidos.com. Aún no lo he probado, pero me parece una gran idea, da solución a algunos de los problemas de los lectores ávidos: El espacio es limitado y es un problema cuando la biblioteca va creciendo. Los libros son caros, suerte de las ediciones de bolsillo. Algunos libros de nuestras bibliotecas no os leeremos nunca más.
    Creo que es una manera de mantener una buena biblioteca A mi también me gusta tener los libros que valen la pena (con criterio subjetivo) y releerlos. Con este sistema creo que podré ir mejorando la calidad de mi biblioteca, sin incrementar el volumen y disminuyendo el gasto en libros. A la vez que puedo desacerme de aquellos que libros que no cumplen los criterios, puedo hacerme con algunos que he leído y me gustaría tener así como de nuevos libros, gratuitamente.

  14. Patricio dijo:

    Envío el enlace de una idea que está dando buenos resultados en la Universidad Nacional Autónoma de México: http://www.expoknews.com/2011/08/09/unam-libera-libros-dentro-del-pumabus/

  15. luis dijo:

    lo mejor es venderlos a los libreros de usados y listo

  16. @Themis_arg dijo:

    Nooooo!! cómo tirar un libro? estamos todos locos? acaso no se dice que uno en su vida debe escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo? Que pasa si «tiramos» eso otro? El mejor uso para mi, regalárselo a alguien que le pueda gustar para que lo lea, yo suelo guardar todos los libros, los presto solo si me lo devuelven para poder asegurarme de prestarlo a alguien más

  17. Elena dijo:

    Yo estoy de acuerdo en parte con casi todos. Creo que hay libros muy preciados y de los que nunca nos deshariamos y otros que no son buenas ediciones, que los hemos leido y no nos han gustado y más pronto o más tarde acabaras sin saber que hacer con ellos, en lugar de tirarlos (yo soy incapaz) creo que es una buena opción reciclarlos, que tengan una segunda vida, me parece bonito. De todas maneras hay cosas que no desaparecerán, al menos no de momento, no creo que como dice Juancé los libros tengan las horas contadas, la sensación de tener un libro en las manos e incluso en la libreria no puede cambiarse por nada.

  18. ANALÍA ALVES dijo:

    Reciclar libros sin duda es una mejor idea que tirarlos, pero comparto la opinión de que lo mejor es dejarlos en mi biblioteca acumulando polvo. Compro libros, usados o nuevos, con el firme propósito de quedármelos, de poder prestárselos a quien quiera, y de que sea parte de mi herencia a mis hijos; mi padre siempre compró libros, usados en la feria, y armó una variada biblioteca en la que yo y mis hermanos pudimos aprender a leer y querer a los libros, y es una de las cosas que deberían perdurar en las próximas generaciones… Los libros en papel no van a desaparecer porque no hay nada como enfrentarse a un montón de hojas escritas, a menos que estemos pensado en una época postapocalíptica, porque ningún buen lector prefiere una pantalla…

  19. Yvette Yasmin Ramak dijo:

    Buenas tardes queridos colegas bibliotecologos,; interesante artìculo sobre el la destrucciòn de los libros, sinceramente les comento que antes de destruir libros, mejor es no recibir los libros que estàn destruidos interiormente por la polilla, con pàginas llenas de huecos, o libros enfermos, y que no se relacionan con el tema del Centro de Informaciòn, para asi no ofrecer libros enfermos a usuarios que pueden enfermarse especialmente si la biblioteca no cuenta con recursos para la reparacion de los mismos, .no soy partidaria de la destruccion de los libros, si es posible donarlos a algu centro donde lo necesitan es vàlido.Que opinan uds? Lic en Bibliotecologia, Yvette Yasmiin Ramak ,Desde Caracas,Venezuela.

  20. Cris dijo:

    El Ayuntamiento de mi pueblo, me ha ofrecido reciclar libros y exponerlos en un mercadillo para venderlos y lo que saque para mí,ya que estoy un poco mal economicamente.Me ha parecido muy buena idea porque me gusta mucho las manualidades, pero me gustaría saber si alguien tiene algunas ideas para libros reciclados pero legibles, osea que se pueda leer y no tenga que destrozar el libro.Si me enviais algun enlace hos lo agradecería muchíiiiiiiiisimo.

  21. María Luisa dijo:

    No deja de ser interesante la idea. Los libros de papel tienen fin, no son infinitos, lamentablemente perecen y quienes hacemos remodelación de bibliotecas lo sabemos. Todos los años para poder ingresar libros tenemos que usar el descarte. Ahora bien, convertirlo en algo lindo, artesanal que adorne, que recuerdo su primitiva forma es un camino, la otra el clásico reciclaje que tenemos cada día más. Me gustaría ver para mis artesanos las formas para ideas incluso con niños algunas formas.
    Muchas gracias.

  22. Odile dijo:

    Rodrigo Molina: Existe un proyecto que se llama BookCrossing que consiste en liberar libros y “cazar” otros. Si bien me registré, hasta ahora no he tenido oportunidad de participar, espero hacerlo pronto porque me parece una idea excelente y divertida. Este es el link: http://www.bookcrossing-spain.com/home/

  23. Paqui dijo:

    A mi me da muchísima pena ver mis libros en la estanteria, de vez en cuando cuando les dejo algo a mis amigos/as, pero aún así, es poco, creo que los libros deberían de dar muchísimas vueltas y estropearse solo por el uso. Yo propongo crear una página web donde se pueda hacer intercambio de libros, seria interesantisimoooo, no sé!!
    Saluditos a todos y todas!!

  24. Liliana dijo:

    Yo que leo desde muy joven y tengo una biblioteca de novelas muy grande no creo que los libros deban destruirse, a mi modo de ver es un tesoro (ni oro ni plata) que tiene un valor incalculable. En mi caso algunos a los que no guardo aprecio los he donado a bibliotecas o regalado, creo que un libro no debe morir en la estanteria. Y los que me he quedado, me hago tiempo para volver a releerlos. Ya he decidido que cuando ya no este pasara a mis hijos y nietos.

  25. ESTHER ITZKOVITS dijo:

    CREO QUE LA MEJOR OPCION ES INTERCAMBIAR CON QUIENES NO LOS HAYAN LEIDO , YO AL MENOS SOY AMIGA DEL CANJE

  26. azarashi dijo:

    La gente que tira libros al contenedor porque ya no les vale, no habrá comprado un buen libro ni es un buen lector. Una lástima en cualquier caso. Quemar libros, reducirlos a masa para papel reciclado… aberrante. Los libros deben conservarse en cualquier caso, hay mil formas de darle una salida. Tiendas de segunda mano, bibliotecas que empiezan y tiene pocos medios… desde la biblioteca de mi barrio se ha iniciado una propuesta muy particular para dar salida a todas las donaciones que ya no pueden afrontar: un mercadillo de intercambio de libros. Llevas los libros que ya no quieres y te puedes llevar totalmente gratis los que quieras e incluso volverlos a cambiar cuando ya los has leído. Un trueque de libros.

    Para Cris, yo encontré en la casa de mi abuela muchos libros viejos con tapas destrozadas o sin tapas o con falta de capítulos. Lo que estoy haciendo es encuadernarlos de nuevo con portadas de cartón que yo misma pinto y forro. Para los libros que están incompletos estoy buscando otros que estén completos para poder copiar lo que falta. De algunos incluso me estoy planteando reescribir los finales que faltan jajaja Es una idea :)

  27. Nuevas formas para reciclar libros | Lecturalia Blog dijo:

    [...] en un artículo anterior sobre cuál era la mejor forma de reciclar y darle nueva vida a los libros que ya no necesitábamos? En los comentarios encontramos muchas opiniones enfrentadas; algunos de vosotros abogabais por [...]

  28. luciano dijo:

    yo creo que los libros son sagrados por que enriquecen el intelecto y deshacernos de ellos implicaria perder algo de nosotros.

  29. Creisa dijo:

    Los libros son estupendos amigos de los cuales aprendemos muchisimo, que al menos a mi, me gusta conservar aquellos que en su momento disfruté, lo ideal es canjear aquellos que ya no queremos o donarlos, pero tirarlos o quemarlos ¡¡¡NUNCA!!!, según dice Umberto Eco “Nadie acabará con los libros” quiero quedarme con eso, es delicioso poder tener un libro entre las manos, olerlo, saborearlo de principio a fin, pero la tecnología también avanza, sin embargo volvemos a lo de antes inconmensurablemente, y yo creo que a pesar de todo el libro seguirá resurguiendo a través de los tiempos, como ha sido hasta ahora.

  30. segundaLectura dijo:

    Destruirlos nunca, un libro es un cofre lleno de pequeños tesoros.
    Los usados cuentan tantas historias como dueños han tenido, además de la propia historia del libro.

    Se pueden guardar, regalar o vender, pero destruirlos… eso si que no.

  31. MF dijo:

    Creo que los libros una vez que se leen solo tienen dos opciones, donarlos para que sigan cumpliendo su función o acabar en un estante por el resto de los tiempos esperando volver a ser leídos. Existe también la posibilidad de que acaben maltratados o descuidados faltantes de hojas y capítulos.
    Creo que cuando esto ultimo pasa no es mala idea que se busquen formas de darle una nueva vida a esos libros. La opción del reciclaje permite la entrada a la imaginación para buscar un nuevo uso al libro cuya función es educar y darnos la oportunidad de conocer nuevos lugares sin tener que pagar mucho dinero.

Añade un comentario


Lee lo siguiente antes de aceptar tu comentario:

Debes tener en cuenta que se requiere corrección ortográfica y gramatical:
- No se admite lenguaje sólo en mayúsculas o minúsculas.
- No se admite lenguaje SMS o abreviado: Frases completas y con sentido.


Política de Privacidad

A efectos del cumplimiento con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, se le informa de que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero propiedad de Ontecnia Media Networks S.L., cuya finalidad será la gestión y mantenimiento de las relaciones comerciales con nuestros clientes y usuarios y la atención de consultas, sugerencias o dudas en relación con nuestros productos o servicios. Cuando expresamente se indique, los datos marcados con un asterisco (*) serán obligatorios, sin los cuales no podremos tramitar este servicio. Mediante el envío de la información anterior, presta Ud. consentimiento al tratamiento descrito, así como al envío de comunicaciones comerciales relativas a nuestros productos o servicios. Sus datos serán tratados de forma confidencial, aplicándose las medidas técnicas u organizativas establecidas en la legislación vigente para evitar su acceso, manipulación o eliminación indebidas, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos. No obstante, Ud. puede, en cualquier momento, ejercer sus derechos de acceso, cancelación o rectificación en relación con dichos datos, solicitándolo a cualquiera de las direcciones indicadas en la Información Legal.

Gracias por tu colaboración.


Lecturalia Lecturalia