Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 97.500 libros, 22.358 autores y 77.400 usuarios registrados

La fábula del marshmallow

Varios Autores

Resumen y sinópsis de La fábula del marshmallow de Varios Autores

El secreto para conquistar las recompensas más dulces en la vida y el trabajo.
 
  ¿Qué separa a los futuros triunfadores de los demás? Una simple decisión que cambió sus vidas... Arthur es un chófer que de gran destreza mental. Jonathan –su jefe– es tan inteligente como Arthur, es tan trabajador como él y tiene... millones de dólares. Entonces, ¿por qué Jonathan está sentado en el asiento trasero de la limusina y Arthur es el chófer? ¿Qué separa sus niveles de éxito? ¿Qué explica la diferencia entre triunfo y fracaso?
  La respuesta reside en un estudio real efectuado por la Universidad de Stanford: se dejó solos a un grupo de niños en una habitación, cada uno con un caramelo (los populares marshmallows), y se les dijo que podían escoger comérselo enseguida o al cabo de quince minutos, y que a los que esperaran se les recompensaría con un caramelo adicional. Algunos se lo comieron al instante, otros esperaron. Pero la verdadera importancia del estudio se reveló años más tarde cuando los investigadores descubrieron que los niños que esperaron para obtener la recompensa se habían convertido en adultos exitosos al contrario de los que habían comido el caramelo de inmediato.
  La «teoría del marshmallow» dio la respuesta al por qué algunas personas triunfan y otras fracasan. La diferencia clave no reside tan sólo en el esfuerzo personal ni en una inteligencia superior, sino en la habilidad de demorar la recompensa. Aquellos que son capaces de no comerse el caramelo enseguida, logran niveles superiores de éxito, mientras que los que no pueden resistir comérselos al instante acumulan deudas e insatisfacción. Pero no tiene por qué ser así... Mediante el uso de una sencilla parábola y ejemplos de la vida real este libro muestra cómo los pasos que das hoy pueden recompensarte sobradamente mañana, sólo si no te comes el caramelo... ¡todavía!.

La navegación por nuestras páginas y el acceso y utilización de nuestros servicios requieren la instalación de cookies propias y de terceros en el equipo del usuario. A menos que bloquee la instalación de las cookies, entenderemos acepta el uso de las mismas conforme a nuestra Política de privacidad