Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

91.363 libros, 20.746 autores y 71.533 usuarios registrados

Entradas con etiqueta ‘Portadas’

Las 50 mejores cubiertas del 2009

5 de julio de 2010 en Arte, Literatura

Ya os hemos contado, y enseñado, un buen montón de cubiertas de libros un poco… diferentes (o especiales), tanto por sus títulos peculiares, su temática algo diferente o por, directamente, ser muy, pero que muy, malas.

No podemos evitarlo, nos llama la atención lo kitsch y lo naif, lo pop y lo mal llamado bizarro, y es que somos así. Para compensarlo, no obstante, y gracias al blog del Bibliómano, nos encontramos una pequeña joyita: Las mejores 50 cubiertas/50 libros del año 2009 por su aspecto y diseño gráfico, una selección de la que se ha encargado AIGA y en la que podemos encontrar ideas y diseños de lo más interesante.

No sólo se limita a escoger cubiertas «bien hechas», se premia la creatividad, la originalidad y el trabajo realizado sobre la totalidad del libro, con algunos seleccionados que traspasan la forma habitual del libro para innovar como si se trataran de una pieza individual.

Aquí os dejamos una pequeña selección de los que más nos han gustado de entre todos los que podéis ver en la página de AIGA donde están reunidos los cincuenta títulos. (Mi favorito, si os lo preguntáis, es el de Snuff, de Palahniuk)

Snuff

Crack

Kafka

Arte

Autores relacionados:
Chuck Palahniuk
Libros relacionados:
Snuff

Las peores portadas de la Ciencia-Ficción

Ya os hemos hablado en otras ocasiones de “grandes” portadas de libros que… bueno, no son exactamente el máximo de la excelencia. En esta ocasión quiero haceros llegar una iniciativa que me ha llamado la atención y que guarda una estrecha relación con esas “curiosas” portadas.

En el blog Good Show Sir, se dedican a recopilar portadas de literatura fantástica, con especial atención a la ciencia ficción, que sean realmente horribles. Hay toda una comunidad detrás que envía fotos, comenta y puntúa las “mejores” ilustraciones. Es un gran sitio para perder un rato mientras se pregunta cómo todavía algunos editores de literatura fantástica se empeñan en colocar unas portadas que dan verdadera vergüenza ajena. Creo que tan sólo son superados por varios portadistas de novela romántica a los que, la verdad, creo que habría que dedicarles otro blog sólo para hablar de ellos.

Os dejo con las portadas que más me han impactado, sobre todo por la excelente calidad literaria de varios de los libros -el que va en cabeza es de Ray Bradbury- y que, desde luego, no se merecían ese palo estético.

Portadas interesantes
Portadas interesantes
Portadas interesantes
Portadas interesantes

Interesante, ¿verdad? Me pregunto muchas veces -tengo un interés especial por la literatura fantástica- si las portadas llenas de colores y tipos hipermusculados logran realmente aumentar las ventas o sólo capturan el primer tirón de compradores condenando el libro al ostracismo a partir de ese momento. El dicho nos aconseja a no juzgar un libro por su portada, es cierto, pero a veces se puede hacer tan difícil aguantar la mirada…

Autores relacionados:
Ray Bradbury

La peor cubierta del mundo

15 de noviembre de 2009 en Literatura, Mundo Editorial

Mala Portada

Seamos francos: al mismo tiempo que existen muchísimos libros en el mercado con un diseño exterior exquisito, la mayor parte de la producción editorial se podría considerar como mediocre. Del mismo modo, una significativa porción de las novedades de cada año podría considerarse, sin temor a equivocarnos, como horrorosa. Sin entrar a valorar el diseño interno, mucho más complejo de evaluar a simple vista, resulta un juego cuanto menos interesante entrar en una librería e intentar encontrar la cubierta más fea, la menos agraciada, la que tiene una rotulación ilegible o la ilustración más desafortunada.

Algunos géneros son más propensos que otros a ignorar las más sencillas reglas de la estética. Así, y al tiempo que no habrá muchas sorpresas en libros de ensayo, novelas históricas o de temática bélica, antologías poéticas o manuales, si ahondamos en las secciones de ciencia ficción, novela romántica, esoterismo, autoayuda o tiempo libre y ocio podemos llevarnos sorpresas mayúsculas. Las cubiertas de reediciones de clásicos que hacen algunas editoriales “baratas” también se las traen.

Se podría pensar que las malas cubiertas deberían aparecer más en editoriales pequeñas, con menos recursos, que en los grandes grupos editoriales, pero esto no siempre es así. Muchas de esas editoriales más pequeñas suelen cuidar, dentro de sus posibilidades, muchísimo el diseño de sus libros, convirtiéndose algunos de ellos en un auténtico gozo para la vista. Pero claro, esto no es aplicable a todas estos sellos, y viviendo como vivimos en un momento en el que casi cualquiera se considera un mago del Photoshop y similares, podemos encontrarnos con auténticas aberraciones visuales.

Un poco de autocrítica por parte de las editoriales no vendría mal; la revista Time, por poner un ejemplo, hizo hace no mucho tiempo una lista de sus peores portadas de la historia, sometiendo la elección de la ganadora a una encuesta entre sus numerosos lectores. También aprovecharon para enumerar las portadas que más suscriptores les habían hecho perder, o que más cartas de protesta habían generado, resultando vencedora la del número de 1973 dedicado a la película “El último tango en París”, que generó nada menos que 12.190 misivas de lectores contrariados, seguida de otras polémicas portadas como la “Ayatollah Khomeini, hombre del año” (1980), “¿Ha muerto Dios?” (1966) y “Sexo en los Estados Unidos” (1964).

Mala Portada

El tema de la aceptación de los lectores no es baladí si se traslada a los libros: más allá de que una cubierta nos resulte más o menos atractiva, también podemos encontrar algunas que nos pueden llegar a desagradar. A mí me pasa, por ejemplo, con las biografías de algunos políticos y personajes públicos, y sé de gente que se niega a pasar cerca de la sección de infantil y juvenil para evitar morir empalagado entre los libros en tonos rosa y fucsia (que esa es otra: también existe el típico machismo en la literatura para los más jóvenes, dejando muy claro qué libro es para niñas y cual es para niños; me extraña que los sigan colocando juntos en la estantería y que no hayan sido separados, como pasa con los juguetes).

Sea como fuere, y aunque yo me voy a reservar mis cubiertas favoritas en cuanto a horror, fealdad y falta de gusto, os animo a que deis vuestra opinión al respecto y compartáis con el resto de seguidores de Lecturalia esas “perlas” que seguro que tenéis en mente.


Lecturalia Lecturalia