Lecturalia Blog: reseñas, noticias literarias y libro electrónico

90.491 libros, 20.403 autores y 71.023 usuarios registrados

Entradas con etiqueta ‘Homenaje’

Adiós a la vigilia de E.A. Poe

23 de enero de 2012 en Actividades, Autores, Literatura, Terror

Tumba de Poe

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones, existe la tradición de que en el aniversario de su muerte, un desconocido deje tres rosas y media botella de coñac sobre la tumba del conocido autor de cuentos terror Edgar Allan Poe.

No es una costumbre moderna, llevan fijándose en ella desde 1978, momento en el que Jeff Jerome, cuidador de la casa museo de Poe, decidió iniciar la costumbre de esperar a que un misterioso desconocido, vestido de negro, con una bufanda blanca y sombrero, realizara su curioso ritual. Con el tiempo, la vigilia cerca de la tumba de Poe se convirtió también en una costumbre, a la que Jerome invitaba a otros conocidos seguidores del escritor de Baltimore.

Sin embargo, hace tres años, el desconocido, conocido como Poe Toaster, faltó a su cita por primera vez. Muchos achacaron su desaparición a que la vigilia se había sobredimensionado, más allá del pequeño grupo de aficionados, y que la ofrenda había perdido su magia. Otros achacaron el desencuentro a una enfermedad o a algo puntual y que el año siguiente continuaría.

Pues bien, este ha sido el tercer año seguido en el que no ha acudido el Poe Toaster a su cita con los restos del maestro del horror. Según J. Jerome, la tradición se ha terminado por completo y no alberga esperanzas de que se retome, al menos no de la misma manera. El año pasado ya acudieron algunos impostores que trataron de hacerse pasar por el original, uno incluso llegó a bordo de una limusina, pero sin el verdadero creador de la tradición parece que el acto ha perdido el misterio.

Está claro que a la tumba de Poe no le van a faltar rosas y coñac, puesto que muchos de sus seguidores acuden en peregrinaje para completar la ofrenda, pero de un acto íntimo se pasa a otro de sencilla admiración. No es lo mismo y es una verdadera lástima.

Autores relacionados:
Edgar Allan Poe

Homenaje a Vázquez en el Saló de Barcelona

8 de marzo de 2010 en Autores, Cómic

Saló del còmic

Aunque aún quedan unos meses para el Saló Internacional del Còmic de Barcelona ya van llegando noticias sobre lo que podremos ver entre los días seis y nueve de mayo en la Ciudad Condal. Así, ya conocemos algunas de las figuras internacionales que visitarán el Salón como Gilbert Shelton, creador underground que cuenta entre sus personajes con los Fabulosos Freak Brothers, Gene Ha, ganador de tres premios Eisner y colaborador de Alan Moore en algunas de sus obras o, ya desde Europa, el dibujante Jacques Tardi. De este último se podrá visitar una exposición sobre la visión de este autor de los horrores de la Primera Guerra Mundial. La exposición estará ubicada en el Refugio de Badalona, lugar donde se ubicará el futuro Museu de Còmic.

Holanda y Euskadi serán los invitados de este año. Entre las actividades promovidas podemos nombrar la organizada por la Fundación Ana Frank de Amsterdam que mostrará a los educadores como utilizar el cómic como herramienta en la lucha contra el racismo, además de como medio de información del Holocausto.

Entre las exposiciones que se ofrecerán vale la pena destacar la dedicada a homenajear a Manuel Vázquez Gallego creador de personajes como Las hermanas Gilda, Anacleto, agente secreto o La familia Cebolleta. Vázquez fue uno de los autores destacados de la conocida como escuela Bruguera, junto a Cifré (El repórter Tribulete, que en todas partes se mete), Escobar (Zipi y Zape o Carpanta) o Ibáñez (Mortadelo y Filemón) que marcó y definió la historieta humorística española de posguerra (y más allá, si no que se lo digan a Ibáñez).

Fuera de Bruguera, editorial desaparecida como tal, Vázquez continuó creciendo como dibujante, publicando en El Papus o en MAKOKI donde firma una de sus mejores obras, Historias Verdes. Actualmente hay una película en proyecto sobre Manuel Vázquez protagonizada por Santiago Segura: El gran Vázquez.

Autores relacionados:
Alan Moore

J.G Ballard y el arte contemporáneo

17 de febrero de 2010 en Actividades, Arte, Autores, Ciencia-Ficción, Literatura

Ballard arte

J.G Ballard fue el escritor visionario de una sociedad que no quería profetas de su propia decadencia, de ahí que su obra se moviera siempre a caballo entre lo más intelectual y el underground más pop.

Con los años la figura de Ballard fue creciendo -el impacto de ser adaptado por Spielberg en El Imperio del Sol, y luego por David Cronenberg en varias ocasiones elevó su posición varios enteros-, para acabar siendo un autor de género que nunca, en realidad, estuvo ni dentro ni fuera de la ciencia ficción, en una paradoja propia de la esquizofrenia habitante de muchos de sus personajes.

La influencia de Ballard a su alrededor, reconocida o no, o simplemente la conexión del escritor con otros artistas de su tiempo, ha servido como excusa a la Galería Gagosian de Londres para inaugurar una más que interesante muestra: Crash, homenaje a J.G. Ballard.

Desde el 11 de febrero al 1 de abril se podrán disfrutar obras que podrían encajar en el peculiar universo ballardiano sin demasiados problemas, contando con autores de primer nivel como Francis Bacon, Salvador Dalí, Andy Warhol, Roy Liechtenstein o Douglas Gordon.

Sin duda, una manera interesante de comprobar hasta qué punto la pluma de Ballard era capaz de transcribir lo que pasaba por la mente de generaciones de artistas atrapados en cambios sociales y que se enfrentaron a un nuevo mundo tecnológico, vacío y pequeñoburgués.

Ballard Palabras

Autores relacionados:
Andy Warhol
James Graham Ballard
Salvador Dalí

Poe se queda sin rosas

21 de enero de 2010 en Actividades, Autores, Literatura, Terror

Poe Rosas

Una de las más bonitas -al menos a para mi gusto- y misteriosas tradiciones de la literatura universal se venía dando en San Francisco desde el año 1949.

En cada aniversario del nacimiento de Edgar Allan Poe un desconocido dejaba tres rosas y media botella de coñac sobre la tumba del autor americano. Este sentido homenaje se había celebrado sin falta por cincuenta años, pero justo en este aniversario, el 201, nadie se acercó a dejar algo de licor junto a la fría lápida del cementerio donde descansa Poe. Se supone que cada una de las rosas es por los cuerpos enterrados allí (Poe, su suegra y su esposa Virginia) aunque poco se sabe del significado de esa botella medio vacía, a no ser del evidente significado de compartir un último trago.

Más de treinta incondicionales se habían reunido en el cementerio a la espera del homenaje, pero sus esperanzas de contemplar ese acto tan íntimo fueron desvaneciéndose a medida que pasaba la noche. Algunos de los presentes acudían a la cita desde 1977 y nunca antes había pasado algo similar: sobre las 5:30 siempre se producía la simbólica entrega. De todas formas, la gente allí reunida decidió quedarse y leer poemas y relatos de Poe durante toda la noche, pese al ambiente general de tristeza y desilusión.

Nadie sabe qué ha podido pasar, si el misterioso homenajeador ha caído enfermo, o algo peor, o es que al pasar el bicentenario ha decidido dejar de llevarle coñac y rosas al autor de obras como El barril de amontillado o El gato negro.

Finalmente, Cinthya Pelayo, que había viajado desde Chicago para la ocasión, acabó poniendo, de manera tardía, las tres rosas y la botella en la tumba, cumpliendo así la tradición y manteniendo tranquilo en su tumba al sombrío fantasma de Edgar Allan Poe.

Si queréis saber más sobre la tumba de Poe y la increíble historia de sus entierros, desentierros y traslados, ya publicamos un completo artículo aprovechando el aniversario del genial escritor de terror y misterio que se celebró en prácticamente todo el mundo durante el año pasado.

Vía: The Guardian

Autores relacionados:
Edgar Allan Poe

2010: Año Joanot Martorell

12 de enero de 2010 en Actividades, Autores, Literatura

Tirant lo blanc

La Generalitat Valenciana ha elegido 2010 como año para homenajear a Joanot Martorell escritor del Tirant lo Blanc, una de las obras cumbre de la literatura medieval europea. Martorell nació entre 1410 y 1411 probablemente en la ciudad de Valencia y murió en 1465. No vio, por tanto, impresa su obra, ya que este apareció en 1490, impresión de la que se encargó su amigo y prestamista Martí Joan de Galba quien se quedó con el manuscrito tras la muerte del escritor y quien fue considerado durante algún tiempo coautor de la obra.

El dos de enero de 1460 Martorell comenzó la redacción del Tirant lo Blanc donde narra las aventuras de un caballero bretón que lucha por la liberación de Constantinopla en manos turcas, mientras nos lleva a Inglaterra, Sicilia, la propia Constantinopla o África. Las descripciones, los amoríos, más carnales que platónicos, la propia aventura, convierten al Tirant en una novela entretenida que va más allá de lo que habían llegado entonces las novelas de caballerías, tal y como destaca Mario Vargas Llosa en el prólogo a una edición francesa del 2003:

Tirant lo Blanc tiende un puente entre la Edad Media y el Renacimiento, pues en sus páginas la tradición caballeresca de la novela de aventuras, con su desmesura anecdótica y lo rudimentario de la construcción, se refina y enriquece con sutilezas formales, humor e ironías que anuncian ya la gran literatura narrativa del Siglo de Oro, y muy especialmente a Cervantes, lector aprovechado de Joanot Martorell, a quien homenajeó en el Quijote salvando a su novela de la quema inquisitorial y llamándola “el mejor libro del mundo”.

Los Martorell eran una familia noble bien situada en el gobierno de ciudades como Valencia y Cullera y que contaba con la confianza real. Al menos así fue con el abuelo y el padre de Joan, ya que este se encontró a los pocos años de hacerse con la herencia familiar, como propietario de algunas tierras pero sin el oficio ni el prestigio familiar, a pesar de continuar manteniendo el favor de rey; el traslado de la corte de Alfons el Magnànim a Nápoles no benefició precisamente a Joanot.

Uno de los problemas de Martorell fueron las pérdidas económicas en buena parte por conflictos legales como el que presentó contra el poeta y caballero Ausiàs March quien se negaba a cumplir el contrato de matrimonio con una de las hermanas de Joanot hasta que no garantizase el pago de la dote. Una promesa de matrimonio no cumplida, en este caso a otra de sus hermanas, llevó a Joanot Martorell hasta Inglaterra donde consiguió que el rey Enrique IV aceptase ser testigo imparcial del duelo a muerte entre Joanot y Joan de Mompalau, duelo que finalmente no se llevó a cabo gracias a un acuerdo económico. Probablemente fue la estancia de Joanot en Londres donde conoció el poema Guy de Warwick adaptado por Martorell como Guillem de Varoic, historia que utilizó en los primeros capítulos del Tirant.

Los enfrentamientos legales de nuestro caballero continuaban y sus problemas económicos también, viéndose obligado a vender parte de sus posesiones para pagar sus deudas, enfrentándose por diversos medios, desde la huida al duelo, a estos problemas, mientras sus visitas a la cárcel se hacían comunes. Como vemos una vida agitada, sin la cual difícilmente su obra sería tan completa, tan viva; aunque podemos suponer que él hubiese preferido tiempos más tranquilos.

Esperamos que el nombramiento de 2010 como año Martorell esté a la altura y permita la difusión de la obra. Mientras tanto podemos disfrutar del portal de la Cervantes Virtual dedicado al Tirant lo Blanc.

Autores relacionados:
Ausiàs March
Joanot Martorell
Mario Vargas Llosa
Libros relacionados:
Tirant lo Blanc

Aniversario de José Agustín Goytisolo

6 de octubre de 2009 en Actividades, Autores, Literatura, Poesía

Goytisolo

En el décimo aniversario de la muerte del poeta José Agustín Goytisolo el Instituto Cervantes y la Generalitat de Catalunya a través del Centro Blanquerna, realizarán una serie de actos conjuntos a lo largo del mes de octubre para recordar la figura del mayor de los Goytisolo. Perteneciente a la generación del cincuenta y de la llamada Escuela de Barcelona, junto a autores como Gil de Biedma o el editor Carlos Barral, su vida y su obra estuvieron marcadas por la muerte de su madre, Julia, durante un bombardeo de la Guerra Civil: desde entonces eso nombre estuvo proscrito en la casa de los Goytisolo por imposición de su padre. Pero Julia fue el nombre elegido por Goytisolo para su hija, en recuerdo de su madre fallecida, quien fue también protagonista de muchos de sus escritos.

Los actos comenzarán a las siete y media de la tarde del seis de octubre en el Instituto Cervantes con La noche le es propicia un recital entorno a ocho poemas musicados con composiciones inéditas. El martes trece, a la misma hora pero en el Centro Blanquerna, tendrá lugar una mesa redonda con el título Biografía y poética, y la participación de Pere Pena, poeta y biográfo de José Agustín Goytisolo, Carme Riera, escritora y directora de la Cátedra Goytisolo de la UAB y Javier Rodríguez Marcos, periodista.

El día veinte, también a las 19.30, será el Instituto Cervantes el escenario de un nuevo recital con Alex Susanna y Antonio Martínez Sarrión, mientras que el veintisiete serán Joan Margarit y Luis García Montero los encargados de poner voz a la poesía en el Centro Blanquerna.

Por último, el sábado treinta y uno tendrá lugar un acto para toda la familia con la lectura e interpretación de los cuentos de José Agustín Goytisolo El lobito bueno, El príncipe malo, La bruja hermosa y El pirata honrado con dos pases, uno a las once y media en catalán y otro a las doce y media en castellano.

Autores relacionados:
Àlex Susanna
Antonio Martínez Sarrión
Jaime Gil de Biedma y Alba
Joan Margarit
José Agustín Goytisolo

Perito en Lunas, a la luna

22 de julio de 2009 en Autores, Literatura, Noticias

Perito en lunas

Hay un constante estío de ceniza
para curtir la luna de la era,
más que aquélla caliente que aquél iza,
y más, si menos, oro, duradera.
Una imposible y otra alcanzadiza,
¿hacia cuál de las dos haré carrera?
Oh tú, perito en lunas, que yo sepa
qué luna es de mejor sabor y cepa.

Estos versos forman parte de Perito en Lunas, obra de un joven Miguel Hernández y que ahora, de manera sorprendente, salta a la actualidad por un anuncio de la empresa Celestis y la Fundación Miguel Hernández.

La empresa Celestis se dedica a vuelos espaciales en los que se realizan funerales lanzando las cenizas de los finados al espacio. El caso más famoso fue el del entierro del geólogo Eugene Shoemaker quien fue el primer hombre cuyos restos incinerados descansan en la luna.

Pues bien, al parecer la Fundación Miguel Hernández hizo una petición para que en el siguiente lanzamiento de Celestis, planeada para el año 2011, se haga llegar a la superficie lunar una cápsula que contenga los versos del poeta alicantino recogidos en Perito en Lunas.

La acción llegará poco después del centenario del nacimiento del autor, uno de los poetas más conocidos de la llamada generación del 36 y que fue, como tantos otros, víctima de la Guerra Civil y la represión franquista.

Vía: Europa Press

Autores relacionados:
Miguel Hernández

Acerca del fallecimiento de un uruguayo universal

19 de mayo de 2009 en Autores, Literatura, Poesía

Benedetti

Ayer 17 de mayo falleció Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia, aunque es posible que os suene más el nombre con el que se le designaba habitualmente, Mario Benedetti. El gobierno uruguayo decretó un día de duelo nacional.

Pero Uruguay no siempre amó a Benedetti, un poeta de exilio, de añoranza y kilómetros que lo separaban de sus seres y tierras amadas, desarmado por la política. Si nos preguntamos qué puede contener la obra de este escritor que establezca un flujo comunicativo tan eficiente entre sus versos y lectores de todas las edades y condiciones, puede que parte de la explicación se halle aquí. Todos nos sentimos exiliados de algo: no necesariamente de un país o de una ciudad, pero sí de un grupo, de una cultura o de cualquier aspecto de nuestras vidas en el que sintamos que somos diferentes y extraños, en el que cierta parte de nosotros crea disponer de un punto de regreso (la infancia, el hogar de los padres, el primer amor, el primer coche) cuyo recuerdo nos impulse a la nostalgia, rememorando una seguridad y bienestar que seguramente los años se han encargado de idealizar. A esto es preciso añadir un lenguaje sencillo y modesto y un claro deseo de expresar lo universal; en Benedetti se reconoce el amor, la memoria, la vejez, la lucha y el gusto por la belleza, y obtenemos una receta perfecta para todos los públicos. De alguna manera, es como si todos esos versos que tenemos escondidos en algún entresijo de la cajonera de los quince años tomaran nueva forma bajo una pluma exacta y matemática que analizara nuestras emociones para transformarlas en palabras sensoriales y tempos eufónicos. Así, hasta el tema más ansioso adquiere la tranquilidad del haiku; el tema más terrible adquiere la dulzura de un soneto; pero sin adscribirse al constreñimiento de estas formas, de la misma manera que el poeta uruguayo no se dejó reducir a ninguna jaula social ni personal.

Su En defensa de la alegría busca, desde el optimismo habitual del autor, encontrar una verdadera felicidad profunda, trascendente, más allá de la frivolidad de la euforia artificial. En las antípodas de la poesía terrible y maldita, la obra de Benedetti habla de situaciones tristes e injustas que encierran luminarias felices. Cada vez que leemos a Benedetti sorprende la serenidad que abunda en los textos de un hombre que se vio obligado a vivir durante doce años alejado de la mujer a la que amaba, por citar un solo ejemplo de su ajetreada y compleja existencia. Defensor de la cultura, de los débiles, de los transgresores, de la verdad, la tranquilidad con la que podía expresar frases tan lapidarias como “(…) muchas veces la verdad es molesta. Como intelectual no tengo la menor esperanza que lo que yo escriba o hagan otros intelectuales modifique la conducta de los gobiernos”, y al mismo tiempo intentar influir con toda su energía no sólo en el gobierno, sino en la propia sociedad, nos demuestra cómo una postura pacífica y resignada, pero a la vez insistente y activa, puede ejercer tanta presión sobre el poder. Desconcierta que una pluma periodística, narradora pero ante todo lírica, pueda asustar tanto a una autoridad como para buscar la destrucción de dicha pluma, como atestigua el constante exilio y huida del escritor, que vivió tanto tiempo lejos de Uruguay, llegando a ser un hijo adoptivo de medio mundo hispanohablante, España incluida, pero rechazado por un país que tardó en reconocer al hijo pródigo.

Benedetti vivió 88 años y dejó un gran legado. Ese no es motivo de lamento, sino de celebración y homenaje. Mario ha muerto, dicen. Se cierran las escuelas, se organizan grandes pompas fúnebres. Pero en algún rincón del planeta alguien está leyendo Canciones del más acá y tararea, sonriente.

Autores relacionados:
Mario Benedetti

Antonio Pereira

2 de mayo de 2009 en Autores, Literatura, Noticias

Pereira

Lo habitual al hablar del fallecimiento de un autor es enumerar sus novelas, los premios recibidos o los reconocimientos de su obra poética. Aunque el escritor leonés Antonio Pereira publicó un par de novelas y fue un poeta notable, es conocido sin embargo por su narrativa breve, algo significativo en un panorama literario actual en el que, al igual que ocurre en la calle o en la política (en donde se escucha más al que más alto grita), pesan más los soporíferos tomos de quinientas páginas insulsas (centenar arriba, centenar abajo) o los poemarios intrascendentes basados en experiencias personales que ese género menor, que muchos todavía preferimos, que es el cuento.

Pereira fue un relatista excelente que publicó más de una docena de libros de relatos que le valieron reconocimientos tales como los premios Leopoldo Alas, Fastenrath y Torrente Ballester, así como el Premio Castilla y León de las Letras (en 1999, cuando ya era algo más que un autor consagrado). Dado su talento y su notable productividad, seguramente se habría hablado más de él en vida (y ahora, tras su muerte) de haber sido novelista o poeta. Seguramente tampoco habría tenido que esperar a tener setenta y tantos años para recibir el mencionado premio castellano-leonés (Miguel Delibes lo recibió siendo diez años más joven, igual que Carmen Martín Gaite o José María Merino). Pereira, además, fue un gran relatista oral, apareciendo en la película de 1984 El filandón”, del cineasta José María Martín Sarmiento, obra en la que también intervinieron otros autores como Pedro Trapiello Láncara, Julio Llamazares o el ya mencionado José María Merino. De hecho se puede considerar a Pereira como uno de los escritores que más han reivindicado esa tradición tan leonesa del filandón, junto a Juan Pedro Aparicio, que consiste en contar historias en voz alta, costumbre que en un principio hacían las mujeres mientras cosían. Esta particular variante del cuentacuentos, que aún perdura en León, Asturias y partes de Galicia, va recuperándose poco a poco.

Los que lo conocieron afirman que, además de sus indudables dotes literarias y de su compromiso para con su tierra, Pereira era una persona entrañable, muy cercana. En el pueblo que lo vio nacer en 1923, Villafranca del Bierzo, se decretaron tres días de luto en homenaje al poeta que tan buenos versos dedicó a su tierra natal. Quedarán para recordarlo todos esos poemas (recopilados en la antología publicada en Meteoros. Poesía 1962-2006, editada por Calambur), sus relatos, y una sala con su nombre en la Biblioteca de Letras y Humanidades de la Universidad de León. Falta por concretar si dicha biblioteca se convertirá en la sede de la Fundación que lleva su nombre, como era deseo expreso del autor.

Autores relacionados:
Antonio Pereira
Carmen Martín Gaite
José María Merino
Julio Llamazares
Miguel Delibes

Mario Benedetti hospitalizado

28 de abril de 2009 en Autores, Literatura, Noticias, Poesía

Benedetti

Coincidiendo con un homenaje previsto para hoy, en el que más de quinientos estudiantes iban a realizar una lectura de los versos del poeta uruguayo, con la presencia de Carmen Posadas, los poetas Luis García Montero y Benjamín Prado junto con el editor de la obra de Benedetti, Jesús visor, Mario Benedetti ha sido hospitalizado. El homenaje ha sido organizado por la Fundación Instituto de Cultura del Sur para agradecer la contribución del escritor a la defensa de la igualdad y de los derechos humanos

Todavía no hay datos concretos del problema médico que ha llevado al laureado poeta, ganador del Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y del José Martí, al hospital, pero parece ser una complicación pulmonar debida a la enfermedad crónica que padece. Benedetti, de 88 años, estuvo ingresado en tres ocasiones durante el año pasado, lo que no le impidió publicar el poemario Testigo de uno mismo.

Benedetti es uno de los primero poetas que empecé a leer cuando era joven, sencillo, limpio, con versos que a veces cortan con cuatro simples palabras. Para los que no lean poesía es difícil de explicar, como recomendación les diría que vieran la película de Eliseo Subiela, El lado oscuro del corazón para empezar a acercarse al mundo de Mario Benedetti.

Desde aquí, ánimos. Poco más se puede hacer.

Vamos Juntos

Con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

compañero te desvela
la misma suerte que a mi
prometiste y prometí
encender esta candela

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

la muerte mata y escucha
la vida viene después
la unidad que sirve es
la que nos une en la lucha

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

la historia tañe sonora
su lección como campana
para gozar el mañana
hay que pelear el ahora

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

ya no somos inocentes
ni en la mala ni en la buena
cada cual en su faena
porque en esto no hay suplentes

con tu puedo y con mi quiero
vamos juntos compañero

Autores relacionados:
Benjamín Prado
Carmen Posadas
Luis García Montero
Mario Benedetti
Libros relacionados:
Testigo de uno mismo

Lecturalia Lecturalia